fbpx

El lenguaje del liderazgo | Por María José Llevot

El lenguaje del liderazgo | Por María José Llevot

Creemos que no es importante la forma en que ha de dirigirse una persona a su entorno cuando pretende que la gente lo siga y crea en él, pero es indudable, que si este hecho se llega a conseguir nos puede dar una idea de cómo nos ven los demás, además de demostrar que nuestras acciones y actuaciones nos están definiendo como Líder, hay que pararse a pensar y este será el momento de reconocer que se ha obtenido un gran logro, pues no es una condición que sea muy sencilla de alcanzar.

¿Pero cómo ha de ser la manera en la que la imagen del Líder ha de dirigirse a los que debe guiar?, sea en el campo que sea, puede ser ejecutivo, dirigente de partido o capitán de navío, lo mismo da donde luzca esa figura, en que terreno se encuentre, lo que siempre ha de estar claro, es que cuando hay que dirigirse a un equipo, lo primero que se ha de demostrar, es que hay confianza plena. La ética será su fuerte y su preocupación constante ha de ser el bienestar del grupo, ya sea físicamente o a nivel emocional, ha de delegar tareas siempre con tranquilidad pues así constantemente, siempre se concluirá con un trabajo bien hecho a tiempo y con seriedad, pues la gente así funciona cuando le das la oportunidad y la justa autoridad.

El Líder, será constante y excelente receptor, escuchara activamente tanto quejas como sugerencias, ideas que cualquiera proporcione, estrategias y mejoras que aplicándolas seguro después de estudiarlas siempre, para que sean acordes con sus valores y métodos, vez reflexionado, aplicándolas seguro beneficiara al conjunto.

Ha de ser siempre coherente, que como piense y actué demuestre que es racional, pues con esto manifiesta que su pensamiento es uno, que siempre impere la lógica y que el planteamiento, así como la realización, verifiquen la coherencia, pues así ejecutará siempre en la misma dirección, con ética y lealtad además de honestidad.

Al que aporta le dará justo reconocimiento y dentro de sus cualidades ha de saber halagar a los demás cuando venga una propuesta realizada por su gente, compensando siempre a tiempo, aunque sea con palabras, pero la superación de metas siempre las tendrá presentes a la hora de contar con quien tanto se ha esforzado.

Debe ser motivador, dar mucha tranquilidad para poder conseguir, que la gente se involucre, que haga suyo su proyecto y cuando lo han trabajado y obtenido resultados, siempre un agradecimiento, un “GRACIAS”, queda muy bien, ya sea en privado o en público porque así tendrá muy claro que traspasará el espíritu de su colaborador, y al final conseguirá que todos remen a una.

También debe ser humilde y reconocer sus errores, no cargárselos al equipo al que él tiene que guiar, pues si asume el desacierto siempre les demostrará que se puede confiar en el que los dirige, les enseñará humildad y actuará con justicia.

El poder que tenga el líder para poder gobernar, ha de ser el adecuado, si pretende que su gente lo respete, confíe en él y lo siga, no será bueno actuar con el poder coercitivo, pues el personal estará siempre bajo el miedo y con presión, a la espera del inminente despido y esto restara energía, les bloqueará la mente y servirán para poco.

¿y qué puedo hacer por ti?, esta será la pregunta mágica, y que además servirá para que se ponga en práctica el poder de la información que ha de ser descendente, pero también ascendente , es decir el líder adiestrará a su equipo cada día , compartirá innovaciones , novedades y mejoras, hasta que pueda lograr que todo se desarrolle según lo que ha planeado, así el grupo actuará en pensamiento y acciones como si fuese uno solo ,logrando ganar más tiempo, consiguiendo todos juntos mejorar el resultado final, y entre medias, siempre atento a lo que exponga cualquiera, pues quizá resultará la propuesta más crucial.

En cuanto a virtudes que tiene, lo primero que hay que ver es que el Líder comunica, motiva y dirige, tiene visión de futuro y cuando aguanta problemas porque alguien se rebela y se le va de las manos, tiene sus procedimientos, el sondeo con paciencia y seguro que al final detectará los motivos que han generado el problema, pueden ser de ubicación, de no sentirse apoyado de un compañero que humilla, o de un problema personal que acarrea la persona creando esa situación, y por estas circunstancias o por alguna otra más, el colaborador se dispersa, se mantendrá como ausente , no aportará a la gestión ni su idea , ni trabajo , pero entonces es el, el Líder de la manada siempre incansable a su lado haciéndole esta pregunta ¿ Dime cómo te puedo ayudar?.

Y cuando lo haya logrado, que seguro que lo hará, ya que ha tenido paciencia pues le procuró asistencia , el siguiente paso que es imprescindible dar, será recordarle, a esa persona en concreto, el que daba tantos tumbos y no se podía centrar, “me siento orgulloso de ti”, pues al darle un buen consejo ha sabido gestionar una situación candente que podría convertirse en conversación difícil, que se habría generado, cuando los sentimientos y la identidad de esa persona se hubieran visto tocados.

Siguiendo con este asunto, muchas veces los ánimos del equipo se exaltan y parece que la situación se puede descontrolar, es entonces cuando el Líder, tendrá que buscar la fórmula para seguir trabajando juntos y eficazmente. Pero ojo… aquí cuidado, que no se trata de vencer, ni doblegar porque eres el que mandas, si no de encontrar la forma de cohesionar, estabilizar y tranquilizar.

Un líder nace o se hace, lo mismo da, lo que si hay que tener claro que su carisma al final conseguirá, guiar y organizar la tropa, sabrá formar a su gente, adquirirá compromisos, respetará sentimientos , será honesto y proactivo , y como broche final, siempre estará destacando por su audacia, dándole animo a su equipo para lograr alcanzar la meta más codiciada, unos buenos resultados que beneficien a todos y que como conclusión, habrá logrado un conjunto que disfrute del trabajo, se convierta en deseado, pero siendo lo importante que lo harán muy relajados.

Te voy a dar un consejo, si al final hay algún miembro que pertenece a tu equipo, que te rompe la armonía y aunque trabajes con el no aceptara esa ayuda que le quieres tu brindar desinteresadamente, también tendrás que saber cuándo una persona estorba, porque te puede romper todo lo que has trabajado, desequilibrarte al resto e influirlos de manera negativa, si es el caso no lo dudes, que no te tiemble la mano, esta ocasión si te admite que utilices tus poderes y en especial tu derecho coercitivo , tienes que tener fuerza decisión y no dudar, porque será favorable que esa persona se marche, que se salga de tu plantilla a la mayor brevedad y para eso solamente, tienes tú la potestad.

Si al final te identificas, con esto que te he contado, te aseguro con certeza que has logrado ser un Líder y allí donde estés serás, al que todos seguirán.

María José Llevot "Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida"
María José Llevot «Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.