fbpx

Los diez discos de Harmonía | Por José Luis Fernández Juan

Los diez discos de Harmonía | Por José Luis Fernández Juan

La trilogía de Pinceladas de Harmonía demuestra que la atmósfera canora en sus páginas cromáticas es un fluir. Solo a través de su profundo eco podemos entender el germen del enigma que posibilita que sus arpegios sean diferentes estancias de un mismo camino.

Pinceladas suena a clave porque la esencia de su propuesta emana de las atinadas miradas del alma y de la afinación marcada por la ausencia de impostura.

Llegados a este punto, la pregunta surge espejeante, ¿qué música ha inspirado las melodías que suenan desde el cielo de violines de Harmonía? Y siendo más circular, ¿qué discos? Y siendo más preciso, ¿qué 10 discos?

Puestos a dejarme llevar por la urgencia, voy a seleccionar los 10 álbumes que con mayor arrebato fónico han proyectado sus latidos en las refinadas páginas de Harmonía.

1-SINIESTRO TOTAL- MENOS MAL QUE NOS QUEDA PORTUGAL

Siniestro total (Miguel Costas, Julián Hernández y Alberto Torrado) publican este disco en octubre de 1984. Para la elaboración de este álbum, en un alarde de sensatez meridiana, optaron por dejar atrás todo el pueril punk irreverente y escatológico de sus dos anteriores Lps. Apostar por intentar trascender con más delicadeza y manteniendo su idiosincrático humor satírico, entendieron que, como factor de progreso, podría resultar una idea más que chida.

Las letras, ahora más trabajadas, evidencian ilustración e ingenio. Las temáticas se amplían a diferentes campos: religión (Señor, ilumina mi corazón, Sonorice su templo), filosofía (Quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos), formula 1 (Keke Rosberg), tribus indígenas (Que corra la nicotina, Menea el bullarengue). Se sigue con el mismo guitarreo ochentero, pero con los contenidos más suavizados.

Por encima de todas las canciones destacan dos: ELEVEN y Miña terra galega:

ELEVEN, gema del surrealismo, trata del encuentro ficticio (solo en la mente del genio Julián) entre dos invidentes peculiares de la ONCE: Matt Murdock, el héroe de cómic; y Ray Charles, el glorioso pianista. El calambur “Ray no te veo (Ray no tebeo)” no lo supera ni el mismísimo Quevedo.

Miña terra galega es el himno a Galicia por excelencia; morriña viguesa sincera y sin tapujos. “Que duro estar lejos de ti”. Oda solidaria y glorificadora que ríete tú del Canto a Galicia de Julio Iglesias.

2-DURAN DURAN- RIO

Durante la primera mitad de los 80 Duran Duran fueron unos nuevos Beatles; sin embargo, no tuvieron continuidad. Las guerras de egos y una alarmante falta de creatividad dinamitaron la progresión. A partir del 84 ya no supieron (o no pudieron) mantener el excelso nivel que apuntaban. ¡Una lástima!

De entre sus 3 primeros gloriosos discos destaca Rio, el álbum publicado en mayo del 82. La avanzadilla del disco vino en noviembre del año anterior con la funky My own way, que ya marcaba su propio camino. Esta versión incluso supera con creces a la más discotequera y comercial que acabó saliendo en el disco.

Además, el producto Rio llegó acompañado con el refuerzo de lujosos videoclips rodados en emplazamientos exóticos. Imagen y música se acoplaban a la perfección.

Rio, la canción homónima que abre el disco con su “sonrisa de helado de fresa”, ya apunta el luminoso colorido y fresca vivacidad de las canciones del disco. Hedonismo en estado puro y altamente contagioso.

Y para los malos momentos siempre habrá una segunda oportunidad. Eso sugiere la voz susurrante de Simon Le Bon en Lonely in your nightmare. ”Estás solo en tu pesadilla, déjame entrar. Hay calor debajo de tu invierno”.

Por supuesto, siempre quedan más letras surreales para estribillos contagiosos: New religión, Hold back the rain, Save a prayer… Sintetizadores inquietos, melodías envolventes…

Rio, un Lp musicalmente impecable que desprende jubilosas buenas vibraciones. La aptitud y actitud de los Duran Duran primigenios te envuelven y te trasladan a un paraíso de alegre paz.

3- TRASTOS- TRASTOS

El grupo Trastos ha sido posiblemente la banda más injustamente olvidada de nuestra historia musical. Sus integrantes son los hermanos Fernando Crespo (bajo) y Tores Crespo (guitarra), los hermanos Miguel Ángel Lobato (voz) y Javier Lobato (batería) y Luis Carlos Esteban.

El germen de la movida madrileña estaba en ellos y en otros grupos transgresores como Los Secretos, Radio Futura, Ejecutivos Agresivos, Zombies o Nacha Pop. Trastos aportaba excitantes melodías contagiosas y expresivos versos elegantes.

El disco homónimo, que sale en 1981 después de los singles El poli te ve y Te voy a gustar, contiene auténticas joyas pop como las salmódicas Otra vez y El botellín, las sensuales Beibi offset y Ponte rímel o las marchosas Venus del rock y Rockers del 83. Y de entre todas, destacando, la cósmica A través del sol.

Sin embargo, la disquera al ver que el álbum no cubría sus expectativas de ventas cortó abruptamente la promoción. Esta improcedente decisión arrastró al grupo a su precipitada disolución, con apenas un par de años de existencia. Su retirada, en perspectiva, acabó resultando un acto de absoluta honestidad y autenticidad (esas dos cualidades que al grupo se les denegaron en su momento) ya que superar la calidad de su único álbum hubiera resultado inequívocamente misión imposible.

4-DUNCAN DHU- AUTOBIOGRAFÍA

El doble Lp Autobiografía se edita en octubre de 1989. Diego Vasallo y Mikel Erentxun (Juanra Viles ya no participa en él) componen 30 primorosas rolas en un irrepetible disco en donde cada canción encuentra su punto de acomodo. No sobra ninguna.

El ídolo Elvis de sus anteriores discos (En la barra de este hotel o Una calle de París) deja paso a los Beatles más eclécticos. En este sentido, el álbum atesora estrechas similitudes con el Lp Blanco de los Fab Four.

Heterogeneidad temática y estilística con canciones tan dispares y geniales como Rosas en agua, El nuevo calor, Las reglas del juego o Mi fiel talismán. Sin excesos de adornos ni hendiduras residuales.

A título de curiosidad hay que registrar que fue el primer disco español nominado para los Grammy, circunstancia altamente meritoria teniendo en cuenta que los Grammy latinos no aparecerán hasta el siglo XXI.

5-ROLLING STONES- AFTERMATH

Abril de 1966 nos regala el Aftermath de The Rolling Stones. Justo en el centro de la época más deslumbrantemente creativa de los Rolling Stones (el período pop-psicodélico entre 1965 y 1967).

La influencia del polifacético Brian Jones, en estado de gracia, es total. Su dominio en el uso de instrumentos como el dulcémele, armonio, órgano, sitar, campanillas, koto o marimba le dota al álbum de una atmósfera mágica que supone una notable evolución como grupo en la búsqueda de nuevos sonidos.

Se conjugan con absoluta eficacia baladas como Lady Jane o I am waiting con trallazos como Mother’s little helper o Under my thumb. Rolas diferentes entre sí, pero adecuadamente complementarias. Y por primera vez en la historia del grupo, todas las canciones del disco aparecen firmadas por la dupla Jagger-Richards.

La aparente sencillez experimental de los temas no es sino una muestra de la meritoria pulcritud y lisura de una época dominada por los sonidos que iban marcando los Beatles. No hay que olvidar que Aftermath se sitúa entre Out of our heads y Between the buttons. Y Their satanic majesties request esperando…

Corrían buenos tiempos para la lírica movediza, ingeniosa, imaginativa, apasionada, diligente e inquieta. Rolling Sones compitiendo con The Beatles en plano de igualdad.

6-RADIO FUTURA- MÚSICA MODERNA

El proyecto Radio Futura estaba integrado inicialmente por un heterogéneo grupo de artistas: Herminio Molero, pintor; Luis Auserón, pintor; Santiago Auserón, escritor; Javier Furia, actor y Enrique Sierra, músico. Todos ellos muy conocidos en los circuitos culturales del Madrid más vanguardista.

Música moderna se publica en mayo de 1980. Disco experimental de canciones nuevaoleras diseñado por el ideólogo Herminio Molero desde su laboratorio de investigación a partir de teclados, cajas de ritmos y sintetizadores. Compuso todas las canciones a excepción de Zombi (Santiago), Muchachita (Enrique), Ivonne (Carlos Berlanga) y Divina (T-Rex).

Nada más salir el disco actuaron por toda España junto a Chan y Chevy, Leif Garret, Pedro Marín y Mabel en la gira “Fans”.

El mérito del disco radica en la propuesta surrealista y renovadora de un grupo colorista y rebelde que cuestionó el adocenado pop-rock de la época. Su música innovadora y extravagante sentó las bases de la futura movida madrileña.

El pop vivaz, eufórico e invencible de canciones como Enamorado de la moda juvenil “El futuro ya está aquí” o Trepidación “Aviones trepidantes y ganas de vivir”, da muestra del espíritu alegre, optimista y rompedor que pretendían insuflar en el público.

Sin embargo, el hechizo tenía fecha de caducidad. A los pocos meses, desencuentros con la compañía por no haber vendido el número de discos planificado (como le sucedió a Trastos) y discrepancias de planteamiento estilístico entre sus miembros llevaron a Javier y a Herminio a abandonar la banda.

Radio Futura siguió como grupo, pero sin Herminio Molero el pop electrónico selecto y acotado dio paso a cadencias latinas más comerciales y multitudinarias. Ya nada que ver con Música moderna.

7-LOS PISTON- LOS PISTON

El grupo valenciano Los Piston edita su disco homónimo en el verano de 2001. Antes habían triunfado en Taiwan llegando a dar conciertos en campos de fútbol ante 50.000 espectadores. Todo estaba preparado para que también arrollaran en España. Era la consecuencia lógica.

El álbum contiene joyas como la coyuntural El móvil, la ilusionante La fuente del deseo o la perseverante Toca madera. Pero sobre todas ellas destaca la hermosa balada compuesta por Luis Tseng Al fin y al cabo. Nada que envidiar al Yesterday de Paul McCartney.

Su siguiente disco Local 23, aunque tiene La chuleta, la mejor canción de la breve historia del grupo, como disco global no alcanza la magnitud de Los Piston. Y poco más pudieron dar de sí.

El conjunto con más futuro en el panorama musical en los albores del siglo XXI se echó a perder lastimosamente por el desacertado enfoque que le dio Daniel Mezquita Hardy, a la sazón director de mercadotecnia de la discográfica Dro East West, que no supo ver el brutal potencial de los valencianos. Los Piston, grupo rockero y más que solvente en directo, se convirtió por obra y gracia del Hombre G en un producto infantil destinado a actuaciones y programas de televisión para niños alterados. ¡Lamentable!

Los Piston nomás sacaron en España un par de discos. Sin embargo, dice la leyenda que sus mejores temas permanecen grabados en maquetas sin publicar. ¡Ojalá algún día vean la luz!

8-ABBA- ARRIVAL

Abba es el celebérrimo grupo musical formado por Agnetha y Anne Frid (cantantes de agradable físico y voz) y Benny y Bjorn (compositores de genialidad suprema). Se casaron las chicas con los chicos y cuando las dobles parejas se separaron, en 1982 el grupo se disolvió… hasta reaparecer 40 años después.

Su estilo; inconfundible: dulces harmonías pegadizas más imagen glamurosa deslumbrante. Su  deliciosa combinación generaba un proceso de seducción tal que era capaz de enamorar irremisiblemente hasta al alma más insensible. Con Arrival llegan a la cima de su inventiva sonora.

Arrival, el disco más vendido en toda su carrera, se publica en octubre de 1976. Una auténtica colección de impecables joyas pop como la eufónica That’s me, la evocadora My love my life, la atrevida When i Kiss the teacher, la sentimental Knowing me knowing you, la agresiva Tiger o la épica Arrival. Parece, por la luminosa calidad de todas las canciones, un recopilatorio de grandes éxitos. Espíritu de sabiduría ganadora. Belleza sublime.

Los diez discos de Harmonía

9-ALASKA Y LOS PEGAMOIDES- GRANDES ÉXITOS

El primer y único álbum de estudio de Alaska y los Pegamoides sale en abril de 1982. La ironía (rasgo intrínseco del grupo) en el título Grandes éxitos se formaliza, además, al constatar que ninguna de las seis canciones plastificadas por ellos anteriormente forman parte del corpus del disco. Ni siquiera se incluyeron las trepidantes Vértigo y La rebelión de los electrodomésticos, caras B del bombazo del verano del 82, Bailando.

Nacho Canut, Eduardo Benavente, Ana Curra, Olvido Gara y Carlos Berlanga grabaron el álbum en los tiempos muertos que les dejaba su casa de discos. Las estrellas musicales de la compañía como Raphael, José Luis Perales o Raffaella Carrá tenían prioridad en el estudio.

Ningún miembro del grupo era un músico experto, ni falta que les hacía. Su juventud rebelde y su actitud punk aportaban aires de libertad a una España necesitada de nuevas vibraciones.

La contracultura, el humor, la desinhibición y el desprejuicio son los sesgos dominantes en unas canciones vibrantes e innovadoras muy trabajadas en los directos de la época. La tribu de las chochoni, No sé por qué, Vicky o Llegando hasta el final tienencero de política y mucho de diversión.

La gira de verano no contó con Carlos Berlanga. Amenazó con marcharse del grupo y se le tomó la palabra. Para rematar la faena, la incorrecta gestión del exagerado talento individual de cada miembro de la banda derivó en una insoportable convivencia grupal que provocó la separación del grupo a finales del 82.

Afortunadamente, la escisión del conjunto, tras apenas tres años de existencia, nos trajo la consolidación de dos nuevas bandas: la ya emergente Parálisis Permanente y la inédita Alaska y Dinarama. La extravagancia pegamoide, como sinónimo de apertura a la modernidad, evidenció que a veces has de perder para después poder volver a ganar.

10-THE BEATLES- BEATLES FOR SALE

El impacto de los Beatles no fue únicamente musical. John, Paul, George y Ringo influyeron en la sociedad generando mudanzas ideológicas, políticas y culturales. La huella que dejaron los de Liverpool ha sido auténticamente revolucionaria.

Beatles for sale, el cuarto álbum de los Beatles, se lanza para las Navidades de 1964, en plena beatlemanía. Los Beatles llevaban un intensísimo ritmo de trabajo: giras, películas, radios, televisiones, entrevistas… Tuvieron que grabar las rolas del disco entre agosto y octubre en las pocas fechas que les dejaba libre su cargada agenda.

Beatles for sale representa el inicio de la serena evolución en la madurez del grupo que cristalizaría en sus posteriores discos. Las harmonías pop con letras jubilosas iban a dar paso en este disco a versos más reflexivos y sofisticados. Lennon compuso la desalentada I’m a loser, la desleal No reply y la apesadumbrada I don’t want the spoil the party. La influencia de Dylan era patente. Paul McCartney también sumó con la balada I’ll follow the sun, la suertuda Every little thing y la suplicante What you’re doing. Y por supuesto, seguían componiendo canciones en equipo como la rítmica Eight days a week o el vals Baby’s in black. ¡8 obras de arte del más alto nivel!

Posiblemente el que se incluyeran de relleno 6 versiones de clásicos americanos de los 50 haga que a efectos de la crítica profesional la cumbre musical de Beatles for sale sea infravalorada en comparación con otros discos. Pero este fue el álbum que sentó las bases de los inminentes Rubber soul, Revolver o Sergeant Pepper’s. ¡Casi nada! Reconocer la importancia de Beatles for sale es sencillamente un acto de justicia poética.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.