fbpx

Ramón Redondo nos cuenta todo un ejemplo de superación personal en su libro «Otra oportunidad: la vida siempre te permite continuar…».

Ramón Redondo nos cuenta todo un ejemplo de superación personal en su libro «Otra oportunidad: la vida siempre te permite continuar…».

Para quien no te conozca, ¿Quién es Ramón Redondo?

Simplemente soy una persona muy sencilla y padre de dos hijas de diez y seis años.

Siempre he sido un amante del deporte en general, sobre todo el que se realiza en contacto con la naturaleza. Por esa razón tengo verdadera pasión por los deportes de montaña.

En 2005 ingresé en el Cuerpo Nacional de Policía, donde me dediqué a esta labor hasta el año 2012. Ese año fue cuando sufrí un grave accidente descendiendo un barranco.

El accidente que tuve fue una precipitación de 25 metros cuando me disponía a realizar un rapel. De esa caída tuve que ser rescatado por un helicóptero de emergencias y trasladado de urgencia al hospital.

Antes del accidente que padecí practicaba sobre todo escalada deportiva y carreras de montaña. Solía salir a escalar todas las semanas y en las carreras fui incrementando los kilómetros a recorrer, empezando a participar en ultra trails. En estas carreras de montaña tenía que salvar distancias muy largas (en muchos casos más de 100 km) y grandes desniveles, tanto positivo (de subida) como negativo (de bajada).

Poco a poco fui incrementando el número de participaciones en este tipo de pruebas, llegando a realizar varias al año.

A día de hoy, ¿cómo te sientes? ¿Estás bien, dentro de lo que cabe?

Desde el día del accidente hasta la actualidad he vivido una montaña rusa de emociones. He tenido que vivir momentos en los que sentía que no avanzaba hacia ningún sitio y todo se ponía muy difícil. Momentos de verdadero “bajón”.

Pero como todas las cosas en la vida, esos momentos también pasan y después llegan periodos en los que me siento capaz de hacer muchas cosas y lo veo todo positivo. Esos momentos todas las personas los tenemos que aprovechar, y eso es lo que yo intento hacer siempre que puedo.

Algo que debemos tener siempre claro es que la vida son ciclos y seguro que el destino nos traerá algo malo de nuevo, pero tranquilo, también pasará.

Físicamente he tenido una evolución muy buena. Me siento muy bien porque he conseguido pasar de ser llevado en una silla de ruedas, no poder tenerme en pie y no ser capaz de dar un paso, a poder volver a hacer deporte, participar en carreras y hasta escalar otra vez.

Momentos antes de empezar el rapel del accidente.

Eres todo un ejemplo de superación. ¿De donde has sacado fuerzas durante todo este tiempo?

Muchas gracias, ojalá conocer mi historia le pueda servir de ejemplo a alguien. Me alegra mucho que me digas que soy un ejemplo de superación, al menos intento dar el máximo para conseguir alcanzar mi mejor versión.

Sinceramente, pienso que el deporte que he practicado durante toda mi vida ha conseguido que mi cuerpo tenga una muy buena capacidad de resistencia a los esfuerzos, siendo capaz de superar grandes adversidades.

Otro beneficio de la práctica deportiva, del que no he sido consciente hasta ahora, es la fortaleza mental que el deporte nos aporta.

En esos duros momentos de rehabilitación, toda esa fuerza mental que el deporte te da, que te hace ser más disciplinado, constante, perseverante y paciente, me ha sido de gran ayuda.

Ese equipo de apoyo que tienes y que te ha acompañado en los momentos más difíciles vale oro. ¿Hubiera sido posible sin ellos?

Las personas que están junto a ti en los momentos que más importan, como suelen ser los difíciles, son un punto de apoyo muy importante para conseguir los objetivos que te propongas, que en mi caso es recuperar lo máximo posible mi estado anterior al accidente.

Dentro de ese maravilloso equipo de apoyo que me comentas están mis padres, hermanos y ex mujer. Mi hija mayor, de solo ocho meses en el momento del accidente, junto a mi hija pequeña, nacida ya en el 2015, son una parte muy importante de ese equipo también. Claramente todos ellos han sido una pieza muy importante en la evolución que he conseguido.

Aunque hay muchos amigos que en numerosas ocasiones me comentan que soy un poco “cabezón”, así que estoy seguro que también hubiera sido posible llegar al punto al que he llegado en la actualidad por mi cuenta, pero con más dificultad seguro.

Pero al final hay que intentar tener siempre presente a la hora de realizar las cosas una filosofía de vida que yo me aplico siempre: “sin prisa pero sin pausa”.

Ramón Redondo en el proceso de rehabilitación.

Suponemos que has tenido mucho tiempo para pensar durante tu estancia en el hospital. ¿Es ahí donde nació tu vena escritora? ¿En que momento piensas en escribir un libro?

La verdad es que tienes razón respecto al tiempo para pensar mientras pasan las horas y los días tumbado en la cama de la habitación de un hospital.

Pero ha sido una vez fuera ya del hospital, comprobando la evolución que estaba consiguiendo alcanzar, cuando la familia y buenos amigos me han animado a que escriba un libro relatando todo el proceso que he tenido que superar.

Me afirmaban que era una historia con mucha fuerza.

Aunque en alguna ocasión hacía anotaciones no me acababa de decidir.

Además, como suele ocurrir, siempre nos falta tiempo para todo. Y yo, entre el deporte y mis hijas, no encontraba el momento.

Pero llegó marzo del pasado año 2020. Un nuevo virus, llamado la COVID-19, se estableció entre nosotros. En ese momento el Gobierno estableció el confinamiento domiciliario, solo se podía salir de casa para asuntos de primera necesidad

Uno de los inconvenientes que tenía respecto a la ocupación del tiempo desaparecía. Ya no podíamos salir al exterior a hacer deporte.

Tenía que aprovechar el tiempo en casa y en ese momento pienso: “ahora es el momento de escribir el libro”.

Hablemos un poco sobre tu obra. ¿Qué es lo que más destacarías de “Otra oportunidad: la vida siempre te permite continuar…”

En “Otra oportunidad” he querido mostrar como podemos llegar a logros muy difíciles de conseguir e importantes en la vida. Como podemos ser capaces de superar momentos muy adversos.

Hacer ver que debemos aprovechar las oportunidades que te da la vida para continuar…

Porque siempre tendremos algo que podamos hacer. A lo mejor ese algo no es lo que nos lleva al objetivo directamente, pero con una perspectiva diferente, viéndolo todo de una forma más global, seguro que nos daremos cuenta que el objetivo cada vez estará más cerca.

Obra de Ramón Redondo

¿Para quién dirías que está dirigida?

Este libro va dirigido a todas aquellas personas que se sientan atraídas por las historias de superación personal.

Si además esa persona es deportista va a encontrar muchos puntos en común, sintiéndose identificado en muchos de los sentimientos que yo tenía durante el transcurso de lo que te cuento en el libro.

También es un libro indicado personas que padezcan un daño cerebral adquirido, aquellas que hayan sufrido un accidente del que hayan tenido secuelas importantes, personas que se encuentren en estos momentos en un proceso de hospitalización o rehabilitador…

Todo aquel que necesite ver que tiene Otra Oportunidad.

Y como no, para todos los familiares y amigos de estas personas que os acabo de nombrar. Leer este libro les puede ayudar a comprender mejor el camino por el que se tienen que desenvolver nuestros seres queridos que padezcan alguna patología.

¿Hay algún autor que te haya inspirado más a la hora de escribir?

Siempre me han gustado las lecturas inspiradoras relativas a la superación y desarrollo personal.

Por esta razón a unos de los libros que me acerqué fueron a los escritos por Javier Iriondo porque sus títulos ya me transmitían un mensaje muy potente porque me decía que La vida te está esperando y que con decisión podría ir Donde tus sueños te lleven.

He tenido la fortuna de contar con él para el prólogo de Otra Oportunidad, y como muy bien dice en él: “…En ocasiones no descubrimos lo fuerte que somos hasta que esa fortaleza es la única opción…”.

Un día cayó en mis manos una explicación de cómo obtener una Salud Salvaje, lo que hizo que me interesase por las lecturas de Marcos Vázquez. Un punto de inflexión en mis inquietudes al leer se produjo el día en que empecé a leer la manera de permanecer Invicto en la vida.

Tengo que estar muy agradecido a Marcos por la inspiración que ha despertado en mí a interesarme por la filosofía estoica.

A pesar de su antigüedad, siglo III a. C., se trata de una filosofía con enseñanzas totalmente aplicables al momento actual, de la que me atrajo en un primer momento su Dicotomía del control, con la que tratamos de identificar lo que depende de nosotros de lo que no, de la que se puede extraer el pensamiento de “no podemos controlar lo que pasa a nuestro alrededor, pero sí podemos controlar lo que pensamos sobre estos eventos”.

Interiorizando esta idea me doy cuenta de la importancia de la actitud para hacer frente a las adversidades que me he ido encontrando en la vida.

Dentro de esta filosofía me han resultado muy constructivas las lecturas de los autores clásicos como; Epicteto, en la que nos muestra el Manual de Vida que sería mejor seguir, Séneca, que me ha ayudado a comprender la Brevedad de la Vida y Marco Aurelio a hacer mis Meditaciones.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

El libro Otra oportunidad lo he publicado con NPQ Editores.

Acércate a tu librería habitual y pregunta con esos datos a ver si te lo pueden traer.

Una opción muy buena es mirar en la página web todostuslibros.com, ahí te dice que librerías lo tienen en físico y cuales pueden pedirlo y recibirlo rápidamente.

También lo puedes adquirir online a través de la página de Amazon, La Casa del Libro, El Corte Inglés o Fnac.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Actualmente no tengo pensado escribir nada a corto plazo pero la experiencia de escribir este libro autobiográfico de los últimos años de mi vida ha sido muy positiva.

Y tan positiva ha sido que no me extrañaría nada que en un corto periodo de tiempo escribiese otro libro. Pero este de ficción.

La temática de la que me gustaría escribir es la relacionada con la superación personal y actitud positiva frente a las adversidades. Pienso que esos dos conceptos están muy presentes en Otra Oportunidad y me he sentido muy bien haciéndolo.

No descarto que lo escriba dentro de poco, este tipo de lecturas siempre me han atraído y pienso que pueden servir de apoyo e inspiración en muchos casos.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Como os he nombrado antes, recomiendo enormemente la lectura del libro Invicto de Marcos Vázquez. Y ojalá que esta buena aproximación a la filosofía estoica consiga despertar en ti el interés por profundizar más en ella. Si fuera así, recomiendo comenzar con Enquiridion (Epicteto), Tratados Morales (Séneca) y Meditaciones (Marco Aurelio).

Unos libros muy recomendables relacionados con esta filosofía, pero actuales, serían  Como ser un estoico de Massimo Pigliucci y La Ciudadela Interior de Pierre Hadot.

En esta lista de lecturas interesantes de conocer no puede faltar El hombre en busca de sentido, de Víctor Frankl, y El Obstáculo es el camino de Ryan Holiday.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.