fbpx

«Pasos cortos», última obra de Manel Kaizen

«Pasos cortos», última obra de  Manel Kaizen

Para quién no te conozca, ¿quién es Manel Kaizen?

Kaizen es un tipo que come, mea y tiene sus miedos como los demás. Solo abandona la zona gris cuando relata historias de personas anónimas como él. Esta afición ha propiciado una visibilidad pública que, si bien colma mi ego, aún está lejos de pagar facturas y llenar la nevera; esto no es excepcional, la mayoría de escritores publicamos por amor al arte. Cuando no viajo para escribir, soy funcionario de la administración pública.

¿Cómo nace tu vena escritora?

En el colegio, con doce años, empecé a publicar un pasquín de noticias inventadas que colgaba en la pared del aula, y renové hasta que acabamos la EGB. También dibujaba cómics, con personajes basados en el trazo de Francisco Ibáñez y guiones inspirados en la “factoría Bruguera”. Mucho tiempo después llegaron los blogs en Internet y la colaboración en revistas del ramo. Soy autodidacta, el músculo literario lo voy desarrollando a base de persistencia.

¿Cuántos libros has publicado ya?

“Pasos cortos” es mi tercera obra, tras “Historias mínimas” y “Tierras de nadie”. Podrían leerse las tres como si fueran un gran libro, porque todas ellas repiten el mismo esquema argumental y narrativo.

m

¿Qué es lo que más destacarías de “Pasos cortos”?

En “Pasos cortos” hay nada menos que 58 relatos. Es un batiburrillo de ferrocarriles abandonados, historias truculentas, anécdotas y algún que otro viaje convencional. También hay historias donde giro el objetivo hacia mí, y curiosamente son estas últimas las que más dan que hablar. Pese a todo, no quiero abusar de este recurso porque mercadear con la vida privada me provoca vértigo y sensación de vulnerabilidad.

“Pasos cortos” no es enteramente mío: el prólogo corre a cargo del motoviajero McBauman, y uno de los relatos ha sido escrito por mi pareja Mónica Bernardos, que atesora un talento con el que me siento absolutamente identificado. Todos mis libros comienzan con algún relato particularmente satisfactorio y finalizan con algo íntimo; en el caso que nos ocupa, la primera historia va de fantasmas y la última es un homenaje a mi madre, y por extensión todas esas madres que nacieron en la miseria de la posguerra, luego emigraron y más tarde nos parieron.

¿Qué pretendes provocar en el lector con la lectura de tu obra?

Obviamente, la misma curiosidad que yo sentí a la hora de escribirlo. Que se puede hacer “turismo” sin hacerle puñetero caso a las guías turísticas y que en el rincón más inverosímil del país hay agazapada una historia que reclama ser contada. Por el amplio ramillete de temáticas, creo difícil conseguir que el lector se encante con esta obra de cabo a rabo, pero estoy en condiciones de garantizar que, antes o después, acabaré atrayendo su atención hasta el punto de que a más de uno le apetecerá visitar esos lugares que relato.

manelkaizen libro

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Inmodestamente, ninguno. Mirando mis escritos de años pretéritos, llego a sonrojarme con la torpeza de aquella prosa, pero nadie nace enseñado y la vida consiste en caer, apretar los dientes y volver a levantarse.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la Editorial Círculo Rojo?

Es mi tercer libro con ellos, lo que ya presupone mi satisfacción hacia su labor. Es una gran plataforma de lanzamiento para escritores noveles, o para quien no quiera atarse a las obligaciones que una editorial digamos “convencional” pueda exigir.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Carles Porta es mi escritor de cabecera: certero, riguroso y a la vez sensible con unos temas que, en otras manos, son bazofia amarillista. Paul Preston es un pozo inagotable de conocimiento, nuestro país está en deuda con este hispanista inglés por documentar la Guerra Civil mientras aquí seguimos chapoteando en la mierda ideológica. Por lo demás, llevo demasiados años enfrascado en lecturas técnicas aleatorias para documentar mis propias historias, y los libros que caen en mis manos son demasiado dispersos como para destacar más nombres propios.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

Bajo demanda, en cualquier librería: si algún librero lo tiene en stock, por favor mandadme la foto para que pueda llorar de alegría. También en Amazon, FNAC y las principales plataformas literarias online. Dejo para el final la manera más romántica de conseguir este libro: pidiéndomelo directamente. Hasta que acabe las existencias yo mismo dedico, ensobro y envío los ejemplares a lectores agradecidos que me dan la vida. Cualquiera puede encontrarme en las redes sociales, o directamente al correo hoysalgoenmoto@gmail.com

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Leed historia contemporánea, a ver si de una vez por todas aprendemos de nuestros errores.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.