fbpx

«Las raíces de Goya», nueva obra de Carlos Arroyo

«Las raíces de Goya», nueva obra de Carlos Arroyo

¿Por qué ha escrito este libro sobre Goya?

Francisco de Goya es un genio universal de la pintura y este año 2021 se conmemora el 275 aniversario de su nacimiento por lo que, además de un homenaje a su memoria, creo que es importante dar a conocer aspectos hasta ahora desconocidos de su persona y recordar sus primeros 29 años de vida en Aragón que forjaron las raíces de su pensamiento y de su personalidad.

¿Cuáles son las fuentes que ha utilizado para describir la vida de Goya en su infancia y juventud?

Las visitas a Fuendetodos me han permitido conocer de cerca el territorio en que vivió Francho, sus gentes y los recuerdos que todavía perduran de los años de su vida y de su familia.

Las propias vivencias de mi infancia en pueblos aragoneses similares a Fuendetodos, donde continúan gran parte de los usos y costumbres de la Corona de Aragón y, más tarde, durante los 16 años que, como Goya, viví en Zaragoza.

En tercer lugar la lectura de los más de 600 libros sobre Goya de que dispongo en mi biblioteca.

¿Qué destacaría de los primeros 13 años de infancia en Fuendetodos, lugar de su nacimiento?

El conocimiento de la naturaleza, primero de sus maestros según el mismo dijo, expresada en el color de los  campos de cultivo de cereal que varía desde el verde esmeralda, en primavera, al amarillo, en verano, hasta el ocre del otoño, y con el verde intenso de los pinares y la  variadísima gama de flora y fauna de las foces, grandes barrancos, que disfrutó, entre aromas de tomillo y romero, en los días en que acompañaba a cazar a su abuelo. La naturaleza  fue motivo de inspiración de muchas de sus obras, especialmente las de cartones para tapices.

La libertad de un niño que correteaba por las calles de un pueblo pequeño, de ambiente rural y familiar, en las que jugaba con sus amigos y amigas y las enseñanzas de la escuela mixta en la que se inculcaba la importancia del esfuerzo y la formación para realizar el yo orientado a alcanzar la celebridad y la felicidad.

Su actividad artística que comenzó pintando la Aparición de la Virgen María al Apóstol Santiago en las puertas del armario de las reliquias de la Iglesia.

11-15 imagen

¿Y de su vida en Zaragoza desde los 13 a los 29 años, qué destacaría?

Su rápida integración a la vida zaragozana, pues el oficio de su padre como dorador le permitió conocer la ciudad en las visitas que le hacía a la vivienda y taller que mantenía en Zaragoza para realizar los trabajos que, cada vez con menos frecuencia,  le encargaban en la ciudad.

Su empatía para hacer amigos, entre ellos sus compañeros discípulos de la Academia de Dibujo de Luzán, donde empezó su formación artística, amigos que conservó toda la vida como los hermanos Bayeu, de los que llegó a ser cuñado al casarse con una de sus hermanas o como Martín Goicoechea del que fue consuegro.

Su afición a la fiesta de los toros, a cuyas corridas asistió con frecuencia en la magnífica plaza de La Casa de la Misericordia, lo que le permitió conocer de cerca a los toreros más famosos de aquellos años, como Pedro Romero a quién retrató en varias ocasiones y cuya estética y momentos de la lidia recogió en la serie de grabados La Tauromaquia.

Le gustaban especialmente las obras de teatro en las que, además de los temas clásicos interpretados por grandes actores y actrices, como Isidro Máiquez y La Tirana, a los que retrató, participaban en los entreactos populares actrices como La Caramba o Rita Luna, de gran éxito  por sus canciones y  bailes sensuales.

Tras una tarde de toros solía frecuentar tabernas donde se consumía vino y bebidas alcohólicas y en las que se cantaba y  bailaba hasta altas horas de la madrugada.

Su recuerdo de Zaragoza fue imperecedero. En las numerosas cartas que intercambió con su amigo zaragozano Martín Zapater, recordó sus años de vida en la ciudad y en el cuaderno italiano, escribió Zaaragoza, Corazón, Zargoza, Zaragoza. Cuando en 1796 lo nombraron académico benemérito de la Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis de Zaragoza mostró su agradecimiento reconociendo el “mayor aprecio de esta gracia de un cuerpo tan acreditado y respetable que condecora a mi Patria que tanto amo y de la que me glorío ser hijo”.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.