fbpx

«La Sombra: Capítulo I. El psiquiátrico», obra publicada del escritor Naím Saz Cuesta

«La Sombra: Capítulo I. El psiquiátrico», obra publicada del escritor Naím Saz Cuesta

Para quién no te conozca, ¿quién es Naím Saz Cuesta?

Soy un joven de 29 años con muchas inquietudes. Tuve una infancia y una adolescencia muy dura. Abandoné los estudios a los quince años y los retomé a los diecisiete. En la actualidad, me estoy preparando para ser terapeuta deportivo.

¿A qué edad empezaste a escribir? ¿Cómo nace esa necesidad de plasmar en un papel lo que se te pasa por la cabeza?

Inicié el sendero de la escritura a los 14 años.

A los catorce años caí en una depresión. Por lo que empecé a escribir para evadirme. Poco a poco, descubrí lo apasionante que es escribir.

Hablemos de tus obras. ¿Cuántos libros has publicado ya?

Tengo dos libros escritos. Pero solo «La Sombra» ha sido publicado. El primer libro que escribí fue «Las Crónicas del bien y el mal: las Cartas del Poder».

¿Qué fue de «Las Crónicas del bien y el mal»?

Uf. La verdad es que fue una historia muy maltratada por mí. Era muy inexperto.

La empecé a escribir con catorce años y la terminé a los dieciocho. Por aquel entonces no me gustaba leer, y es imposible escribir bien si no lees.

Es una historia muy buena, pero necesita ser redefinida y reescrita. En un futuro, volveré a ella. No sé cuándo, pero lo haré.

¿Qué es lo que más destacarías de “La Sombra: Capítulo I. El Psiquiátrico”?

No es una pregunta fácil. «La Sombra» es un libro de acción, ciencia ficción, misterio y terror. Y, aunque posiblemente no lo sea, a mí me gusta decir que también es de fantasía.

A pesar de ser un libro relativamente corto, trata una gran cantidad de temas.

Lo primero que destacaría es la relación que hay entre los personajes y sus familias. Siempre se ha dicho que la familia es lo más importante, pero ¿qué ocurre en el caso de Kevin o Dylan? ¿Qué pasa cuando la fuente de tus problemas se encuentra en tu familia?

Lo segundo es la amistad. La amistad es muy importante. Carlos, Colin, Dylan, Justin, Max y William han llegado hasta donde han llegado porque se han tenido los unos a los otros. Si no se tuvieran, se abrían suicidado hace años.

Lo tercero es no dejarse llevar solo por las acciones de los demás. Es muy fácil pensar que el malo es malo porque quiere. Y si hay algo que nos enseñó “El Juego de Ender” es que ni el malo es tan malo, ni el bueno tan bueno. Esto se ve muy bien a lo largo del libro con Cole.

Lo cuarto es lo importante, que es poner límites y no dejarse abusar por lo demás. Cuando uno lee la sinopsis, lo primero que sabe de La Sombra es que trata de un grupo de jóvenes que son acosados por otro grupo de chavales.

Y lo quinto, enlazándolo con lo anterior, es ser consecuente con las consecuencias de tus actos. Por eso es muy importante pararse a pensar antes de actuar.

¿Cuántas partes estimas que tendrá “La Sombra”?

Lo primero que me gustaría decir es que La Sombra es fruto de un experimento que hice con un programa de guiones. Quise hacer una serie de televisión y me fijé como objetivo hacer capítulos de 40 minutos. Pero el capítulo I resultó durar más de dos horas.

Originalmente, la serie se iba a llamar «La Sombra». La primera temporada iba a tener siete capítulos. Siendo el primero de ellos El Psiquiátrico.

La idea, era escribir los siete capítulos, el guion pasarlo a libro y publicarlos todos juntos. Pero debido al tamaño del primer capítulo me di cuenta de que iba a ser un libro enorme. No soy George Martín ni Stephen King, por lo que no me puedo permitir el lujo de escribir 1.000 páginas y esperar a que se lean. Por ello decidí publicar cada capítulo independientemente.

Así pues, el libro pasó de titularse «La Sombra» a «La Sombra: Capítulo I. El psiquiátrico»

Por lo que, contestando a la pregunta, la idea es que La Sombra sea una heptalogía. Siempre y cuando no haga más temporadas.

¿Hay alguna anécdota sobre el proceso de documentación o escritura que puedes contarnos?

Sí. Hay muchas.

En la primera versión, La Sombra tenía 42 capítulos y no 45, o como me gusta llamarlos a mí: secciones. Las secciones 35, 36 y 37 no estaban. Cuando terminaba la 34 pasaba directamente a la 38.

Como norma general, he intentado que la primera letra de los apellidos de los personajes, coincida con la primera letra del nombre de estos. Esto es fácil de decir, pero no es fácil de hacer. Básicamente, porque necesitaba que los nombres sonasen naturales. Los nombres son muy importantes. ¿Cuántos libros hubiese vendido J. K. Rowling si en lugar de Harry Potter, su protagonista se hubiese llamado Quique Alfarero?

La actividad de Industrias Calvo decidí cambiarla en varias ocasiones. Al principio, era una fábrica de harinas. Poco a poco, su actividad fue cambiando y pasó a ser: una fábrica de lámparas de araña, una factoría de automoción, una factoría aeroespacial y una empresa de videojuegos. Originalmente, Luces & Sombras no había sido diseñado por Industrias Calvo. Así que el último cambio, fue convertirla en la empresa de diseño de videojuegos más grande del mundo.

Un cambio muy importante fue el reloj de William. La idea original era una fotografía. Eso fue un error de cálculo mío. La historia se desarrolla en el año 2050, si ahora casi no usamos fotografías, ¿cómo se van a usar las fotografías dentro de 28 años? Mucho tiene que cambiarnos la vida para volver a usarlas tanto como las usaban nuestros padres y abuelos.

En el primer diseño de la portada. El escorpión es marrón y la libélula azul.

¿Por qué prefieres llamar a los capítulos secciones?

Porque realmente, el capítulo I es todo el libro. Como he dicho, la idea era hacer una serie de televisión. Y matemáticamente hablando, si La Sombra tiene 45 secciones en 262 páginas, las matemáticas nos dicen que a cada capítulo le corresponden 5,82 páginas. Pero hay capítulos que tienen una página. Es por eso, y por el tamaño de estos, por lo que prefiero llamarlas secciones en lugar de capítulos.   

¿Cómo surgió la idea para La Sombra?

Pues La Sombra es posible gracias a Stranger Things. He sido poco fan de series. Quitando algunos animes, nunca me llegué a enganchar a una.

Empecé a escribir con 14 años Las Crónicas del bien y el mal: las cartas del poder. A los 18 años terminé. Empecé con la segunda parte, pero no la terminé debido a que me di cuenta de que necesitaba reescribir la historia. Así que intenté reescribirla, pero no me convenció nada de lo que hice. Tras dos años, abandoné el proyecto y empecé nuevos. Durante los 3 años siguientes empecé hasta cuarenta proyectos que abandoné por pensar que no estaban a la altura.

Y llegó 2016, me enteré del estreno de la primera temporada por casualidad y me la vi en dos días. Cuando terminé pensé «¿y si pruebo a hacer algo diferente?». Así que eso hice. Hasta entonces solo había trabajado con la alta y baja fantasía donde la magia era imprescindible. En esta ocasión, la idea era hacer una serie de televisión, ambientada en La Tierra, en un futuro cercano y con muy poca fantasía y sin magia. Seis meses después de empezar a escribir Podría empezar esta historia relatando… terminé el capítulo I.

Sí terminaste el en 2017, ¿por qué no lo publicaste hasta 2021?

Porque pensé que la historia no era lo suficientemente buena como para ser publicada. Así que la guardé en un cajón.

Obviamente me equivoqué. Les ha gustado a todos los que se lo han leído y han estado a mi alrededor para preguntarles. El problema que le veo es que se lo ha leído poca gente de mi alrededor. Por lo que no me vale como estudio estadístico.

Hablemos ahora un poco de ti. ¿Crees que ahora los escritores lo tenéis más fácil para triunfar gracias a las redes? ¿O precisamente eso hace que haya más competencia y cueste más diferenciarse?

Todo depende. Si ya eres conocido y sabes usarlas, es una herramienta fantástica. Pero si te pasa como a mí, que no te conoce nadie y no sé usarlas, no sirven para nada.

En su día me hice un perfil de Instagram para tal fin. Pero terminé cansándome y eliminé la cuenta. Ahora, ya he aprendido un poco y me he abierto una cuenta www.instagram.com/naim_saz_autor. Pero sigo teniendo el problema de que no soy conocido.

Con respecto a la competencia eso es otro tema. España es un país que lee poco. Y en la actualidad, vivimos en una sociedad con más escritores que lectores. Como dice José Mota «las gallinas que entran por las que salen». El problema es que salen más de las que entran.

Sin embargo, considero que el mayor problema no está en que haya muchos escritores o que haya malos tiempos económicos, el problema está en que hay pocos lectores. Mi caso particular es el siguiente: he entregado un ejemplar de La Sombra a once amigos, lo hice hace un año. A día de hoy, solo dos se lo han leído.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Uf. Muchos.

Haz, como mínimo, un buen curso de escritura. Empieza a leer con catorce años y no con veintidós. No describas con tanto detalle a los personajes.

Ahora mismo, además, me he dado cuenta de un detalle. Aunque pueda parecer feo: traduce el libro al inglés e intenta publicado en el mercado anglosajón. El mercado español es pequeño y libros como La Sombra no suelen tener mucho espacio para crecer. Si es bueno, ya lo traerán aquí traducido.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Pues, sinceramente, creo que ninguno. A día de hoy no me identifico con nadie. Pues no reconozco en mi escritura a otros autores. Pero también es verdad que he leído relativamente poco.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

Sé que está en formato físico en algunas librerías. Si entras en www.todostulibros.com y pones mi nombre o el título del libro puedes saber en que librerías se encuentra. Pero lo más fácil es conseguirlo en librerías online. Hasta donde sé, se encuentra aquí.

Agapea

Amazon

Casa del Libro

El petirrojo

ExLibric

La Librería Ambulante

Librería Proteo

Libros y Cuentos Casiopea

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Ahora mismo dispongo de poco tiempo para escribir. Estudio, trabajo y, hasta hace poco, estaba de voluntario como terapeuta deportivo en un club de fútbol de mi barrio.

Dicho voluntariado me ocupaba más 10 horas a la semana. Así que no he podido escribir mucho. Pero, la idea es que cuando saque tiempo, continue con el Capítulo II y empiece otra historia. Así que sí, estoy pensando en otro proyecto para trabajar conjuntamente con La Sombra.

Para terminar. ¿nos recomiendas alguna lectura?

Puedo recomendar muchas. Pero intentaré ser breve.

Para los que nos gusta la literatura juvenil están:

Fablehaven. De Brandon Mull. Después de Harry Potter, fue durante muchos años la saga literaria que más me gustó.

El Sendero del Guardabosques. De Pedro Urvi. La única saga que arrebató el puesto a Fablehaven.

Percy Jackson y los dioses del Olimpo. También Los héroes del Olimpo. Dos pentalogías que forman parte de Las Crónicas del Campamento Mestizo. El autor es Rick Riordan. Estoy pendiente de iniciar la tercera pentalogía: Las Pruebas de Apolo.

Como autora española destacaría a Laura Gallego. Bajo mi punto de vista, sus libros hay que leerlos durante la preadolescencia, yo llegué muy tarde y no los disfruté como lo podría haber hecho con 10 años menos. Pero para mayores de 16 años yo destacaría El Libro de los Portales y Memorias de Idhún.

Si te gusta una literatura más tipo adulto, te recomiendo Cell de Stephen King. Hay que tener cuidado con Stephen King, no es lo más aconsejable que un inexperto se inicie con él. Se puede hacer duro. A mi me pasó eso.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

2 thoughts on “«La Sombra: Capítulo I. El psiquiátrico», obra publicada del escritor Naím Saz Cuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.