fbpx

Entrevistamos a Ana Cristina López Viñuela, escritora de la obra “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE»

Entrevistamos a Ana Cristina López Viñuela, escritora de la obra “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE»

Para quién no te conozca, ¿quién es Ana Cristina López Viñuela?

Nací en León en mayo del 68 y esas son circunstancias que marcaron inevitablemente mi personalidad, porque he crecido rodeada de historia y belleza, pero con un punto de insatisfacción que me ha llevado a buscar incansablemente lo que hay detrás de cada arco iris y a no ceder al conformismo ni en lo relativo a mi superación personal, ni para soportar las injusticias pasivamente.

Desde la infancia he sido una lectora voraz e indiscriminada, que a los diez años leía a Enyd Blyton, a los once a Homero y Cervantes, y a los dieciséis ya me había fundido la biblioteca familiar. Se cuenta en bromas que tardé menos en leer una colección de varios tomos de biografías de personajes ilustres, que mis padres en pagarla. Además, soy de las “reincidentes”, porque me gusta releer las obras que me han cautivado, por si acaso me he perdido algún matiz y, sobre todo, para visitar a mis “amigos”, que eso son para mí los personajes. El caso más llamativo quizás sea El señor de los anillos, que he leído diez veces.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Aprendí a escribir leyendo y siempre se me ha dado bien. Le sacaba rendimiento a esa destreza para dar más lustre a mis ejercicios en el colegio y la universidad, donde estudié Filología (como era de esperar), especialmente en mi etapa como investigadora. Y gané mi primer dinero corrigiendo tesis y tesinas de amigos y conocidos, porque la precisión léxica y el ritmo de la frase son consustanciales a mí misma. Si hay algo de lo que disfrute y que se me dé bien es sacar toda la sustancia a un texto, asimilarlo hasta hacerlo carne de mi carne, y luego expresarlo con claridad y elegancia para poner lo que he aprendido a disposición de otros. Esa fue mi labor mientras trabajé en el departamento de diccionarios y enciclopedias de la editorial Everest. Pero en 2019 decidí sacar partido de esas habilidades, a raíz de ciertos acontecimientos personales, para redactar quincenalmente entradas para el blog de la asociación Dones y Talentos, y a partir de enero de 2020, del Teléfono de la Esperanza de León, como forma de crecer en autoconocimiento y de facilitar temas de reflexión a otras personas con inquietudes.

¿Cuántos libros has publicado ya?

Aparte de la tesis doctoral sobre El hipérbaton en Góngora y varios artículos especializados, intervine junto con el resto del equipo lexicográfico de la editorial Everest en la publicación de atlas, enciclopedias generales y para jóvenes, diccionarios de todo tipo, etc. Me siento especialmente satisfecha del Diccionario Inicial y de Mi primer diccionario de sinónimos y palabras afines, en los que volqué toda mi creatividad e ilusión. Pero el más inesperado regalo que me ha hecho la vida fue la edición anotada de Los Prados de León de Lope de Vega, que tuve la ocasión de realizar en mi época como correctora en la imprenta provincial de la Diputación de León, porque pude hacer uso de lo aprendido gracias a la beca Erasmus en la universidad de Toulouse-Le Mirail, donde tuve como profesores a grandes especialistas en teatro del Siglo de Oro español. Sin embargo, Como la vida misma es el primero de mis libros con una temática personal y, por ello, el más especial para mí.

Ana Cristina López Viñuela “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE"
Foto de la escritora Ana Cristina López Viñuela, autora del libro: “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE»

¿Qué es lo que más destacarías de “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE”?

Se trata de una recopilación de 52 artículos publicados entre enero de 2019 y diciembre de 2020 en los blogs ya citados, que tienen en común partir de sucesos de la vida cotidiana, pero profundizando en el mensaje que vienen a darnos, al menos a mí. Se trata de un libro escrito con frecuencia en primera persona, que establece un diálogo íntimo con el lector, en el que lo más importante no es mi vivencia, mi pensamiento o mi sentir, sino las preguntas que quedan en el aire y que corresponde a cada uno responder para sí. Me mueven a la reflexión y me animan a seguir escribiendo los comentarios de los lectores, que acostumbran a dedicarme palabras amables y me hacen partícipes de sus experiencias, que son una continua fuente de inspiración para mí.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Todo lo que ha rodeado a la publicación de este libro ha sido especial y motivo de gratitud para mí, puesto que me he dado cuenta de hasta qué punto estoy rodeada de personas estupendas, que me aprecian de verdad. Pero tal vez lo que más me ha llegado al corazón es ver una foto de mi hermano en el hospital, leyéndolo, días antes de su tránsito a la otra vida. Sentí su presencia muy cercana en la presentación, que fue un acto muy emotivo. Y lo segundo que más me conmovió fue la foto que me envió una de mis sobrinas, bastante renuente a la lectura, leyendo el libro en la playa, asegurando que le estaba gustando mucho, porque creo que es un motivo para sentirme orgullosa de mi trabajo que lo lean con agrado aquellos a los que no le gusta leer.

¿Qué pretendes provocar en el lector con la lectura de tu obra?

Por si alguien no se había dado cuenta todavía, no soy psicóloga, ni coach, ni maestra espiritual, ni pretendo serlo, ni fingirlo. Simplemente, al participar en varios talleres y retiros de autoconocimiento me he dado cuenta del bien que hace compartir con sinceridad tus experiencias, a mí y a otros, porque comprendes mejor la naturaleza del ser humano y dejas de sentirte raro y excepcional, con lo que se te acaban las excusas para no responsabilizarte de tu vida y hacerte cargo de ti mismo. Me ofrezco simplemente como un espejo donde el lector se vea reflejado, para que tome conciencia de sí y de su poder para pensar por su cuenta, tomar decisiones y producir cambios, si lo desea.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la Editorial Círculo Rojo?

La experiencia de la autoedición ha fomentado la seguridad en mí misma, puesto que la continua toma de decisiones acerca del texto, la corrección, las imágenes, la maquetación, la portada… me ha obligado a tomar las riendas del libro y hacerlo exactamente como yo quería. En ese proceso he contado con una inestimable ayuda por parte de los profesionales de la editorial, que me han orientado en cada uno de los pasos, hasta conseguir juntos un producto final con el que me siento absolutamente satisfecha, muy cuidado y personal, en el que se ha tenido en cuenta hasta el más mínimo detalle. Y también me he sentido apoyada en lo relativo a la distribución y publicidad de la obra. Si hay un segundo libro es más que probable que vuelva a contar con Círculo Rojo.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Como el libro está muy enfocado hacia mí misma, por sus páginas salen a relucir Tolkien, Saint-Exupéry, Jane Austen, Alberti, Sun Tzu, fábulas, cuentos populares, J.K. Rowling, Sabatini y hasta textos egipcios, como consecuencia lógica de mis variadas lecturas e intereses. Sin embargo, por la propia forma que he dado a los capítulos, me he fijado especialmente en articulistas como Arturo Pérez Reverte, Alfonso Ussía, Jaime Campmany o Carmen Posadas. Y en cuanto al estilo, me cautiva la forma de escribir de Gabriel García Márquez e Isabel Allende.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

Aparte de los que había reservado para venta directa, que ya se me están acabando, se puede comprar el libro en cualquier librería a través de la distribuidora Logista, así como por internet en el enlace https://libros.cc/Como-la-vida-misma.htm o en la Casa del Libro, El Corte Inglés, Amazon, Fnac, etc. Que nadie se preocupe por la idea de quedarse sin el libro, que una vez se vendan los ejemplares que quedaron en depósito, se imprimirá a demanda.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Creo, como Plinio el Joven o como el bachiller Sansón Carrasco, que “no hay libro malo que no tenga cosa buena”, así que recomiendo la lectura en sí misma. Pero os puedo confesar que actualmente mi libro de cabecera es Reflexiones para ayudarte a vivir la vida (I) de Juan Fernández Quesada, que recoge además de sus meditaciones personales, el contenido de alguno de los cursos impartidos por él en las asociaciones Dones y Talentos, y Teléfono de la Esperanza, muy claros, concretos, profundos y prácticos, pues están basado en su experiencia clínica como psicólogo. Y que también está editado por Círculo Rojo.

Ana Cristina López Viñuela “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE"
Foto del libro de la escritora Ana Cristina López Viñuela: “COMO LA VIDA MISMA. REFLEXIONES PARA VIVIR CONSCIENTEMENTE»

¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.