fbpx

Descubrimos al fabuloso escritor, Antonio Martínez y su obra «Ecos de Cristal»

Descubrimos al fabuloso escritor, Antonio Martínez y su obra «Ecos de Cristal»

Para quién no te conozca, ¿quién es Antonio Martínez?

Antonio Martínez es esa persona que te sorprende siempre porque nunca sabes por dónde puede salir. Mis estudios me llevaron a acabar el Grado en Turismo de la Universidad de Málaga dedicándome a tal sector desde 2015. No obstante, siempre estaba con la cabeza puesta en mis historias favoritas y en cómo se llevaban a cabo. Desde siempre he tenido un sexto sentido para ver más allá de los diálogos, de la ambientación o de incluso las bandas sonoras. Siempre he tenido una visión muy amplia de todos los aspectos que conforman las buenas historias y aquí me hallo, sorprendiendo a todo un entorno que no se esperaba que un proyecto como el de “Ecos de Cristal” haya salido de mí.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Desde bien pequeño ya crecí rodeado de los libros del Barco de Vapor entre otros, pero no fue hasta que me leí la saga Harry Potter en el año 2000 cuando empecé a soñar en crear un mundo de fantasía como el que tanto me había aportado. Aunque fui creciendo consciente de lo difícil que sería hacer algo así, algo en mi interior me hizo ir recopilando ideas e ir diseñando un mundo de fantasía que fuese diferente a todo lo que iba encontrando. Quizá por ello empecé a fijarme de forma meticulosa en cómo se construían las mejores historias y ha hecho que yo sea así de crítico. Cuando llegó el Covid y me quedé en paro, vi la oportunidad de convertir la pandemia en una oportunidad e intenté aplicar todo lo que sabía a todas las ideas que tenía y a la historia que ya tenía bien consolidada en mi cabeza.

¿Qué ha sido lo más difícil de todo este proyecto?

Pues, a pesar de ser un autor novel, lo más difícil no ha sido ni escribir la historia, ni organizar todas las ideas que tenía ni nada relacionado con el proceso de escritura. Sin duda alguna, lo más difícil ha sido luchar contra las buenas intenciones de todo mi entorno. Cuando te embarcas en un proyecto como el de escribir un libro, nadie lo ve como una opción realista ni sensata. Todos a mi alrededor me preguntaban cómo me iba escribiendo, para acto seguido preguntarme si estaba buscando un trabajo de verdad. Si ya es difícil enfrentarse a las dudas que uno trae consigo cuando la adversidad me había puesto patas arriba toda mi vida, más difícil lo era cuando nadie creía que esto fuese a servirme de algo. Ecos de Cristal es el fruto de nadar contracorriente cuando uno no es capaz siquiera de ver el destino al que se dirige.

Antonio Martínez "Ecos de Cristal"
Foto de Antonio Martínez, escritor del libro: «Ecos de Cristal»

¿Qué es lo que más destacarías de “Ecos de Cristal”?

En primer lugar lo adictiva que es la historia. Si algo hay en común, de entre todos los comentarios que recibo, es que una vez se empieza, no se puede parar de leer. Eso es algo que me enorgullece más que cualquier otra cosa sin dejar a un lado la segunda otra cosa que me destacan del libro, que es la infinidad de detalles que componen el mundo que he creado. Desde las nuevas criaturas mágicas, las ciudades increíbles con su folklore, culturas y religiones, hasta las nuevas formas de ver el mundo y la diversidad donde todo el mundo encuentra su hueco. Cuando llevas casi una década integrando todos estos elementos, el mundo que se crea es increíble.

Hay muchos personajes en “Ecos de Cristal” que aparecen de forma fugaz y a los que se da más importancia de la que se debería para ser personajes puntuales. ¿Esto ocurre por inexperiencia de autor novel o por algún motivo planificado?

Todos y cada uno de los personajes que aparecen cumplen una función determinada. Sin desvelar demasiados detalles de la trama, puedo asegurar con creces que hasta el detallito más insospechado, y del que puede parecer que me he olvidado, volverá a aparecer en un momento y arrancará en el lector una sorpresa en la que podrá apreciar cuánta planificación hay detrás de este proyecto. A primera vista puede parecer que me olvido de algunos personajes, pero volverán para enseñar, cada uno a su manera, una lección muy necesaria a Edward, el protagonista.

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribirlo?

Lo que he tardado en escribir este primer volumen de la saga “Los Mundos de Cristal”, ha sido entre un año y medio y dos años. Si me ha llevado este tiempo es porque ya llevaba mucho tiempo diseñando los elementos que la iban a componer, con lo cual tan solo necesitaba el tiempo suficiente para sentarme a escribir. Una vez leí: «Lo último que hace un escritor es escribir», y creo que jamás he estado tan de acuerdo con ninguna otra cosa. Bueno sí, en que Ecos de Cristal es una novela adictiva que le va a gustar a todo aquel que le dé una oportunidad y sea fan del género.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Muchísimas. Desde inspirarme en la personalidad de Sheldon Cooper de la serie Big Bang Theory para darle personalidad a unos gatos parlantes, o a basarme en mi bar favorito el Le Bistrot de Antequera para ambientar una escena de taberna. Aunque el que más me gusta de todos es cómo, por casualidad y como si alguien me lo hubiese susurrado al oído, me vino un nombre a la cabeza para una troupe itinerante de cantantes y artistas a la que llamé los “Galahorn”, que en realidad tiene su origen en la mitología nórdica y su significado era el de “gritar” o “cantar fuerte”. Hay mucho de casualidades e inspiraciones de no se sabe dónde en este libro.

¿Qué opinas de la sociedad actual para el trabajo del escritor?

Que es muy difícil de compatibilizar un hábito de escritura competente cuando se tiene que trabajar, como es en mi caso, de recepcionista en un hotel. Son muchas horas las que hay que estar delante del ordenador para que todo tenga un nivel de calidad más que aceptable y cuando no puedes sacar ni una hora para respirar al día es imposible dedicarse a este oficio. Todos los que se han leído Ecos de Cristal me preguntan que para cuándo estará lista la siguiente parte porque no pueden quedarse así, y tengo que limitarme a decirles que la segunda parte está totalmente organizada y diseñada.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Que hizo muy bien en no precipitarse. El grueso de la historia lleva en mi mente tantos años que muchas veces me preguntaba a mí mismo que a qué estaba esperando para ponerme a escribir. Sin embargo, otra voz en mi cabeza me advertía que este proyecto era algo a lo que había que dedicarle tiempo, mimo y esperar a que todo estuviese bien atado. Pienso que el libro ha salido en el momento perfecto para tratar todos sus temas con la sensibilidad y madurez que requieren, y con una visión que antes no habría podido tener como autor.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Desde J.K. Rowling a Phillip Pullman, Philip Reeve, Tolkien, George R.R. Martin, Suzanne Collins, Ursula K. Le Guin, Frank Herbert o mi autor favorito por ritmo y forma de escribir Patrick Rothfuss.

Todos me han aportado algo diferente y no solo he tenido referentes en el mundo de la literatura sino que, ¿qué mejor que las películas de Tarantino para escribir unos buenos diálogos, por ejemplo? Hoy en día hay muchas plataformas para inspirarse de buena narrativa, desde el mundo de la literatura, pasando por el cine y el de los videojuegos que son mucho más que matar marcianitos.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

En cualquier plataforma de venta online como Amazon, Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés. Páginas como Agapea, libros.cc, google play store, Apple store o cualquier punto de venta de ebooks.

Si se venden libros, Ecos de Cristal estará en el catálogo.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Debido a la magnitud del proyecto de Los Mundos de Cristal, estoy trabajando en la segunda parte de la saga así como en un pequeño tomo de cuentos y relatos que están relacionados con los cristales mágicos que aparecen en la saga. Va a ser un mundo muy rico plagado de buenas historias y todas con la finalidad de remover el interior del lector para que sienta todo aquello que se nos escapa en nuestro día a día.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

El Nombre del Viento, de Patrick Rothfuss. Esta novela es para leerla un domingo por la tarde cuando se está cargado de nostalgia y te quieres deleitar con una historia bien contada.

Antonio Martínez "Ecos de Cristal"
Foto del escritor Antonio Martínez y su libro «Ecos de Cristal»

¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.