https://elescritor.es/

Conocemos a Cristina Gómez Esquius, que nos presenta su última obra de ficción histórica «La Bastarda. El último legado de los Romanov»

Conocemos a Cristina Gómez Esquius, que nos presenta su última obra de ficción histórica «La Bastarda. El último legado de los Romanov»

Para quién no te conozca, ¿quién es Cristina Gómez Esquius?

Soy una licenciada en Psicología, nacida literalmente rodeada de libros. En esas circunstancias, a parte de mi trabajo en Recursos humanos, siempre he estado escribiendo desde bien pequeña.

¿Cómo nace tu vena escritora?

En casa se leía mucho. Y como yo era la pequeña y la menos lectora, mi padre decidió regalarme a los doce años un diario en blanco, para que empezase a anotar mis pensamientos y mi vida. Así que podría decirse que empecé antes a escribir que a leer. Poco a poco descubrí que si leía, podía aumentar mi capacidad para escribir, aprendiendo de los estilos que más me llamaban la atención y abriendo mi mente un mundo en el que yo tenía la cabeza llena de historias, que debían tomar vida.

¿Cuántos libros has publicado ya?

Publicados por editorial, dos. “Secuestro en el tiempo” y “La Bastarda, el último legado de los Romanov”.  Son totalmente diferentes, pero siempre con una base histórica de fondo.

¿Qué es lo que más destacarías de “La Bastarda. El último legado de los Romanov”?

De “La Bastarda”, destacaría la capacidad que posee el ser humano de convertirse en un ser perverso a fuerza de dolor, traición y miseria. Un alma nacida bondadosa e inocente, que, por las circunstancias en las que se ve envuelta, se transforma en un ser maligno. Es un thriller psicológico en un contexto histórico de la Rusia del 1900.

Lo que realmente me ha sorprendido es la enorme reacción que ha provocado en todos sus lectores, de sorpresa, admiración, miedo e incertidumbre.

Obras de Cristina Gómez Esquius

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribirlo?

La bastarda la escribí en algo menos de un año. A finales de Septiembre del 2019 y se presentó en noviembre de 2019 en el Fnac. A los cuatro meses nos confinaron…

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

De mis inicios como “escritora” (lo entrecomillo porque uno no acaba de creerse nunca que puede ser digno de ser llamado escritor), recuerdo que mi madre se pensaba que estaba escribiendo algún escrito de los que luego se quedan en un cajón. Y un día, cuando ya tenía el manuscrito de la primera novela listo y acabado de imprimir, estábamos en el coche y mientras yo fui a un recado, le dije: “venga, para que no te aburras, lee esto mientras vuelvo”, sin ninguna esperanza de que lo abriese siquiera. Cuando llegué, me la encontré sumergida en las primeras páginas del libro y en estado de “coma”. Y me dijo: “¿esto lo has escrito tú?”. Estaba tan sorprendida… se agarró a él durante los siguientes días y no pudo dejarlo hasta el final. Quiero reseñar que mis padres son unos grandes lectores y mayores críticos, por lo que la reacción de mi madre me hizo entender, que mi carrera literaria podría estar empezando.

¿Qué opinas de la sociedad actual para el trabajo del escritor?

Escribir es muy complejo. Ahora todo el mundo quiere escribir, pero sin constancia y tiempo, además de imaginación, es muy complicado. Yo admiro a aquellas personas que conozco, noveles, que con hijos y otro trabajo (para mantenerse), pueden escribir. Ellos son mis mayores referentes. Yo tengo la suerte de poder haber dejado mi carrera de recursos humanos por motivos de varias mudanzas por el trabajo de mi marido y dedicarme a escribir al 90%. El resto, continuo haciendo “coaching” de orientación profesional. Pero si tuviera que tener otro trabajo, o cuidar de hijos (que no tengo), no podría ni escribir una línea. Cuando alguna vez me salen proyectos concretos de selección de personal o planes de RRHH, entonces tengo que dejar completamente de lado la escritura. Es por ese motivo que ya me he alejado todo lo posible de mi profesión inicial para dedicarle todo mi tiempo a mi pasión, escribir. Y eso, es una gran suerte.

Por otra parte, el escritor novel lo tiene bastante mal en la sociedad actual. Todo está hecho para los autores consolidados. Los demás tenemos que ir dándonos de bruces con la realidad de una sociedad que cada vez lee menos y que le cuesta mucho dar “oportunidades” a los muchos autores noveles que, al fin y al cabo, seremos los autores del futuro, como una vez lo fueron los que empezaron.

Cristina Gómez Esquius posando con su obra.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Le diría que comenzase antes a creer en sí misma, porque los sueños, acompañados de constancia, dedicación, buenos contactos, amistades y algo de suerte,  pueden salir adelante. Todas esas características de uno mismo, son lo que dan el éxito. Ahora hay mucha gente que escribe, pero… si les faltan las dos primeras cosas, seguro que no podrá hacer que sus letras lleguen a los lectores.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Noah Gordon

Chufo Llorens

Kenn Follet

Las hermanas Brönte

Y de los más actuales, Luis Zueco

Por otra parte, soy fan de Eduardo Mendoza, me gusta ese punto de humor que he heredado un poco de él para escribir relatos divertidos (Relatos del covid o historias de una pandemia) y un libro a parte que estoy escribiendo que se llama “Nunca viajes con tu madre”.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

Casa del Libro

Fnac

El Corte Inglés (Secuestro en el tiempo)

+Bernat

Librerías de Sant Cugat  y en cualquier librería, a solicitud.

De todas formas, mi editorial cierra en breve, así que cuando se acaben de distribuir los que quedan, a partir de ahí lo haré yo directamente (cgesaura@gmail.com) o a través de Amazon. Para la nueva novela, tendré que buscar una nueva editorial.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Sí, he terminado (últimas correcciones) la continuación de “Secuestro en el tiempo”. Se llama “Diario del año de la Pandemia, por Daniel Defoe”, escritor de Robinson Crusoe y coetáneo a los protagonistas de la novela. Es un homenaje a todos los seres humanos (sanitarios, médicos, celadores, trabajadores de supermercados y limpiadores), que soportaron la mayor pandemia de nuestro siglo, para que los demás pudiéramos quedarnos en casa haciendo repostería.

Es un libro de aventuras, de dos mujeres médicos que fundan el primer hospital de mujeres en Londres. Habla de la inquisición española y de amor. Tiene de todo.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Además de los míos, jeje, os recomiendo el último que estoy leyendo, de Luis Zueco: “El Cirujano de Almas”. Para cualquier chica que quiera divertirse y sentirse totalmente identificada, recomiendo “La cuenta atrás para el verano”, de la Vecina Rubia. ¡No todo han de ser novelas históricas!. Ambos autores han sido un descubrimiento para mí. Los dos son muy cercanos a su público, destacan por su humildad y sobre todo, porque siendo estilos tan diferentes, ambos me han robado el corazón lector. Cuando empecé a escribir, mi sueño era hacerlo como Luis (le descubrí después), sus contextos históricos y su pasión secreta por la medicina (como la tengo yo). Y cuándo descubrí a “mi nueva amiga del Chat”, amante de las letras, no tenía ninguna duda de que su libro iba a ser un completo éxito. Es como si hubiera juntado a millones de mujeres en una, y, explicando su propia historia, hubiera logrado que todas (y hablo de millones), nos hayamos sentido identificadas al 95% en cada una de sus aventuras vitales. ¡Eso no lo consigue cualquiera!. 


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.