fbpx

La voluntad | Por Aida Clausell

La voluntad | Por Aida Clausell

Cuando pensamos en éxito, nos viene a la cabeza gente inteligente con estudios, un coeficiente intelectual por encima de la media y muy buenos contactos. La verdad es que la gente que tiene éxito su denominador común no es la inteligencia o sus contactos, es las ganas y entusiasmo con el que ejecutan su trabajo. Una fuerza que impulsa cada mañana a levantarte para trabajar en mejorar y buscar los medios para conseguirlo. Nadie va a tocar tu puerta, te va a dar la solución y la formula para tu éxito. Si lo que quieres es luchar y estar fuerte para llegar a tu objetivo, lo que te hace falta es tener voluntad.

Que es la voluntad? La voluntad es la capacidad de los seres humanos que les mueve a hacer cosas de manera intencionada. Como muy bien dice la definición, hacer las cosas de manera intencionada. Para trabajarla y educarla nos va a hacer falta otras cualidades muy importantes, la disciplina e ilusión. Porque la ilusión nos da la chispa de alegría que necesitamos para llevar a cabo nuestro objetivo y la voluntad junto a la disciplina la fortaleza que necesitamos para enfrentarnos a todo.

Vivimos en una sociedad en la que se ha perdido la ilusión por lo que trabajamos, damos por sentado nuestro trabajo y nos limitamos a ir hacer las horas y marcharnos un día mas a nuestra casa. No nos sentimos felices con lo que hacemos, nos hemos limitado a sacar a trabajar cada día nuestras manos, dejando en un rincón lo primordial para ser el mejor, el cerebro y la pasión del corazón. No nos paramos a pensar en lo afortunados que somos de tener un trabajo y en la gente que hay detrás que sueña con lo que tenemos. Y no estoy hablando solo de empresarios o directivos, también hablo de limpiadores, cajeros, mecánicos, barrenderos, secretarios,…. puedes trabajar en ser el mejor de tu oficio, luchar por llegar a lo mas alto. Porque si eres bueno en lo que haces, destacarás y si eres inconformista puedes llegar a ser tu propio jefe. ¿Acaso alguien monta un taller de coches sin antes haber sido mecánico?

La voluntad junto a la disciplina e ilusión son las responsables de que cumplas tus objetivos y metas. Hacen que te levantes cada mañana, luches, seas fuerte ante las adversidades y llegues agotado por el trabajo que estas realizando. Porque si quieres algo, pones tu corazón, tu mente, tu pasión, buscando y encontrando las circunstancias para conseguir tus objetivos. No hace falta inteligencia, hace falta inquietud por aprender, por querer llegar a lo mas alto, por ser el mejor en lo que haces y siempre viendo los fracasos como una oportunidad de ser mejor. Buscar ser la inspiración de los demás por como haces tu trabajo.

El primer paso es decirte a ti mismo que puedes. Cambia tus palabras, tu forma de pensar, la manera en la que ves tu presente, tu mundo. No puedes comenzar la mañana pensando que vas a hacer mal, tienes que pensar en que vas a trabajar, vas a aprender y te vas a levantar de todas las caídas que te esperan, que no van a ser pocas. Mira tu entorno como algo bueno y si lo que haces no es los que te gustaría ser, cambia y trabaja en poder realizar ese cambio. Trabaja duro, sorprende a todos los que no ven, lo que tu puedes llegar a hacer.

¿Sabes cual es el motivo por el que te levantas cada mañana? ¿Cuál es tu objetivo a perseguir? ¿Qué harías si supieras que sólo tienes el día de hoy?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.