fbpx

Espejito, espejito… | Por Lourdes Justo Adán

Espejito, espejito… | Por Lourdes Justo Adán

¿Quién es la más bonita de este reino? –preguntaba la malvada bruja.

Blancanieves es un relato muy popular. Su origen es desconocido, pero la versión más difundida es la de los hermanos Grimm. Jacob Grimm nació en enero de 1785 y su hermano Wilhelm Grimm, en febrero del año siguiente.

Cuenta la historia de una princesa y de su malvada madrastra, la Reina. Esta, cada día preguntaba a su espejo mágico quién era la más bella del lugar. Le encantaba oír que era ella. Sin embargo, un día, el espejo le respondió que la más bella era su hijastra… Su ira se desplegó como una tormenta. La historia la conocéis, estoy segura.

          A pesar de las variaciones que pueden existir entre las diferentes versiones, cada personaje simboliza un rasgo particular. Los de la protagonista son considerados buenos, pero al mismo tiempo, son armas de doble filo ya que conllevan una serie de problemas que constituyen la trama del relato. Un ejemplo es su inocencia, manifestada en su interacción con los animales del bosque.  Es amable con ellos, los trata con respeto y los ve como amigos. Estos, a su vez, le responden con afecto y lealtad. Sin embargo, su confianza en los desconocidos la pone a merced del peligro hasta el punto de atentar contra su propia vida. Y a pesar de las dificultades que enfrenta, siempre se comporta de forma bondadosa, amable y educada. Evidentemente, desde una perspectiva moderna, se le aconsejaría más cautela al interactuar con extraños, en aras de una mayor seguridad personal.

El optimismo es otro de sus cualidades. A pesar de estar confinada en el bosque y perseguida por la bruja, ella mantiene una actitud esperanzada, aunque bastante pasiva, pues se deja llevar por los acontecimientos en vez ejercer control sobre ellos.

También la describen como una chica dócil y de gran belleza. Se intuye que tanto la exterior como la interior. No quiero profundizar en el detalle de la juventud, algo tan manido en los cuentos de hadas. Esto se daba, quizá, porque en su momento, iban dirigidos una audiencia infantil y juvenil, depositaria de sus enseñanzas. Ser joven era un valor asociado a la belleza y al vigor, por tanto, enamorarse, casarse, etc a edad temprana era un reflejo de esta creencia. Los cuentos modernos han comenzado a desafiar estas convenciones.

En cuanto a los enanitos, en la versión Disney, cada uno tiene su propio nombre que refleja su personalidad. Sin embargo, en la versión original de los Hermanos Grimm, los enanitos no tienen nombre y se les retrata como una unidad colectiva en lugar de hacerlo como individuos con personalidad propia. En cualquier caso, comparten rasgos comunes. Uno de ellos es la hospitalidad. Además, son trabajadores, leales, protectores y generosos. Ella a cambio, realiza las labores de casa.

En la versión original, a estos mineros que viven en esa pequeña cabaña en el interior de un bosque, no se les atribuye maldad alguna. Sin embargo, las interpretaciones modernas, a veces, han explorado atributos como la posesividad, explotación en las tareas domésticas y la representación de los roles de género estereotipados.

Por su parte, el Príncipe representa la amabilidad, el amor idealizado y la valentía. A pesar de que su amada está sumida en un sueño profundo por efecto de un veneno, él se atreve a darle un beso para despertarla, enfrentándose valerosamente a la muerte y al misterio, sin mostrar signo alguno de arrogancia. Curiosamente, esto soluciona toda la historia, como un Deus ex machina mediante el cual un problema insoluble se resuelve de forma inesperada.

El cazador, leal a la regente, es puesto a prueba cuando se le ordena matar a la princesa. Como eso va en contra de los principios morales, se muestra compasivo hasta el punto de engañar a la soberana, perdonando la vida a la muchacha. Como este, hay otros personajes que aparecen de una manera circunstancial y su contribución a la trama principal es mínima. Podrían describirse como secundarios o periféricos. Su presencia puede añadir profundidad al cuento, pero no son fundamentales en el desarrollo del argumento principal.

He dejado en último lugar el análisis de la madrastra porque es un personaje complejo que representa los antivalores en la historia.  Está tan consumida por la rabia hacia Blancanieves que hasta está dispuesta a acabar con ella. Esta obsesión es la principal motivación de sus acciones. Yo diría que esta necesidad de validación constante (en este caso, ante un espejo) es una característica compatible con el trastorno narcisista de personalidad. Una respuesta que no coincide con sus expectativas desencadena una gran rivalidad contra Blancanieves, quien es inocente de tal sentimiento.

Las mujeres narcisistas mantienen una relación especialmente dañina con sus hijas. Las perciben como una amenaza, sobre todo si poseen cualidades que envidian. Esto provoca un trato injusto hacia ellas con el propósito de minar su autoestima, haciéndolas sentir que nunca son suficientemente válidas, hagan lo que hagan. Carecen de empatía hacia ellas. Suelen criticarlas en su entorno próximo. Invalidan sus opiniones y sus deseos, disfrazan con cordialidad esta falta de afecto hacia ellas y son indiferentes hacia cualquier persona o cosa que tenga que ver con ellas. Suelen someterlas a manipulación emocional. La comparación y la necesidad de afirmación continua de estas madres genera un sentimiento de desprecio hacia sus hijas, que las lleva secretamente a competir con ellas por el afecto familiar, incluso hasta el punto del enfrentamiento. Por otra parte, las madres narcisistas suelen mostrar favoritismo por alguno de sus hijos. Esto altera gravemente la dinámica familiar, ya que mientras uno es sobrevalorado, el otro es menospreciado. Esta disfunción causa tensiones y crea un ambiente de competencia y resentimiento nada saludable.

Y si escandaloso es este trastorno, el doble intento de asesinato, la persecución, o la huida, el odio, etc, no lo es menos esta otra cuestión: el matrimonio se presenta como final feliz. Sin embargo, si nos fijamos bien, este fin tan simplista no tiene nada que ver con los conflictos subyacentes que afectaban a la protagonista. No resuelve nada, simplemente proporciona una salida a la situación en la que se ve envuelta. O sea, se desvía la atención de los problemas mientras se refuerza la idea de que el matrimonio es la única forma de éxito, lo cual es una visión limitada y anticuada de las posibilidades de las mujeres de hoy en día.

Cuesta entender que una heroína que enfrenta tantas adversidades, solucione todo con una boda exprés, aunque sea de alto estatus. De hecho, ni siquiera se cuestiona al candidato ya que se da por sentado que, por el hecho de ser un príncipe, es el indicado. Este “fueron felices y comieron perdices”, sugiere que casarse es requisito sine qua non de la felicidad. Esto no hace más que perpetuar estereotipos de género y coartar las aspiraciones de una mujer. En la sociedad actual, por suerte, existe una amplia variedad de metas personales que no contemplan el matrimonio.

Vemos pues que, aunque los cuentos infantiles pueden parecer simples, a menudo contienen fondos complejos que se prestan a ser interpretados de muchas maneras diferentes. No olvidéis leer estos cuentos desde una perspectiva crítica, comprendiendo los valores de la época en que fueron escritos, pero iluminándolos con la luz de los valores contemporáneos.

………

Lourdes Justo Adán.

Maestra especialista en Educación Infantil, en Educación Primaria y en Pedagogía Terapéutica.

Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación.

Orientadora Escolar.

Escritora.

Columnista.

Coach de víctimas de maltrato psicológico.

Docente desde hace treinta años.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *