https://elescritor.es/

En la cara pólvora | Por José María Enríquez

En la cara pólvora | Por José María Enríquez

En la cara pólvora, en el cuerpo vino y en las manos… En las manos ¡Dios! sangre de los que no he conocido. En la cara pólvora, en el cuerpo vino.

El alma encogida mis manos temblorosas, el fuego enemigo.

En la cara pólvora, en el cuerpo vino y en las manos… En las manos ¡Dios! sangre de los que no he conocido.

Me estallan los oídos, zumbido incesante, olor a quema. Vidas, prados, animales que cargan con nosotros lo sufrido. Todo estalla por momentos en pedazos delante, detrás de mí.

Me encojo y conmigo el alma, es más grande el fusil que mi cuerpo, fetal, asustado, aturdido.

En la cara pólvora, en el cuerpo vino y en las manos, sangre… ¡Madre! Quiero volver contigo.

¡Madre! ¿Qué estoy haciendo?… No, no mires…, me avergüenzo de mí mismo.

En la cara pólvora, en el cuerpo vino y en las manos… En las manos ¡Dios! sangre de los que no he conocido.

Que razón tenías, Madre.

¡Madre, me van a matar!

¡Madre!, que ya estoy muerto en vida y no duermo, como, solo respiro.

En la cara pólvora, en el cuerpo vino y en las manos, sangre… Sangre de los que no conozco ni voy, ni he conocido.

¡Quiero regresar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.