Creencias que impiden que el dinero fluya hacia ti | Por Celedonia Ramón

Creencias que impiden que el dinero fluya hacia ti | Por Celedonia Ramón

¿Qué piensas del dinero?

“Primero creas tus creencias y luego tus creencias te crean a ti”.

Celedonia Ramón

En estos días en que se vive una situación sin precedentes nos vemos obligados a salir de nuestra zona de confort por un miedo creciente a la escasez económica.

Tanto si tienes ideas asociadas al dinero negativas como positivas tienes razón, porque primero integras en ti unas creencias, ideas o pensamientos como tu verdad acerca del dinero según tus experiencias vividas (aunque no hayas reflexionado sobre ellas), y luego juzgas y justificas la realidad basándote en esas creencias.

Esto es aplicable a cualquier área de tu vida, hasta a ti mismo. Tus creencias crean el mundo en el que te desenvuelves. Son como una plantilla a seguir que te facilita vivir. De esta manera no tienes que pararte a pensar si cada cosa que haces es bueno o no para ti. Actúas o no, acorde a tus creencias.

Así lo afirma el Principio del Mentalismo: el universo es mental, lo que piensas se manifiesta.

 EL DINERO, como todo, ES ENERGÍA, y lo que sientes por el dinero lo manifestarás en tu vida.

De esta manera, si tienes creencias negativas sobre el dinero, da igual lo que ganes, porque ocurrirá algo para que el dinero no se quede contigo. Te suben el sueldo y tu coche tiene una  avería muy costosa….llega dinero a tu vida y más pronto que tarde se va con facilidad.

Seguro que de pequeño escuchaste: es mejor ser pobre pero honrado, que si eres rico no eres espiritual (que es distinto a ser religioso),  el dinero no crece en los árboles, el dinero no da la felicidad… (te adelanto que no tener dinero tampoco te da felicidad).

Sin embargo, a todo el mundo le gustaría tener la mayor cantidad de dinero posible. Querer y a la vez rechazar lo mismo provoca un gran conflicto interno.

Tal vez has vivido discusiones familiares o entre amigos por dinero o has oído críticar a quien tiene mucho dinero porque parece sospechosa la manera en que lo ha conseguido, que si eres rico es a costa de hacer pobre a otro.

Te enseñaron que el dinero es la raíz de todos los males, porque no hay suficiente para todos, que vivimos en un Universo escaso. Falso.

Vivimos en un universo de abundancia. Ese campo cuántico, energía creadora, naturaleza, como prefieras llamarlo, está hecho de energía y el dinero también lo es. Entonces, como la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

 En el vientre materno estabas abastecido de todo 24 horas al día y al nacer y crecer empiezas a vivir experiencias en contra de esa abundancia, y empiezas a pensar con ideas limitantes.

La sociedad nos ha inculcado que debes trabajar muy duro y muchas horas para tener éxito en la vida y ser feliz, pero eso es sólo una creencia limitante para que te  ajustes a las reglas sociales. Así vives atrapado en la rueda del hámster, persiguiendo unas metas que no son tuyas, no son tu verdad.

Está demostrado científicamente que trabajar más de 50 horas a la semana te hace improductivo, te agota mental y físicamente.

Todas esas creencias han calado en ti, y las que más te limitan las has adquirido de tu entorno o de tu familia.

Además, existe una enorme falta de educación financiera. El sistema educativo no te enseña cómo generar dinero por ti mismo, sólo te enseña a formarte para que seas un asalariado (que no está mal si eres así feliz).

Tienes que aprender por tu cuenta a través de cursos, libros, eventos,  mentores que hayan tenido los resultados que tú quieres ver en tu vida.

Busca la manera de trabajar en lo que amas hacer, en eso que harías aunque no te pagaran, porque de esta manera no lo vivirás como trabajo, estarás en un estado de flujo, en plena consciencia, viviendo tu momento presente, y entonces el dinero vendrá por añadiduría. Es un intercambio de energía, lo que das vuelve a ti en forma de dinero u otro tipo de retribución.

La verdad es que el amor al dinero, no al billete o moneda sino a su significado, te ayuda como incentivo para ser más próspero y feliz al poder elevar el nivel de tu calidad de vida y por extensión la de los demás.

Tener mucho dinero  te da la posibilidad de ser más de lo que ya eres: si eres buena persona lo serás aún más al poder ayudar a los demás, contribuyendo a mejorar al conjunto de la humanidad, y si no eres buena persona también se verá potenciado este lado menos atractivo de ti con acciones no tan deseadas.

Y, ¿qué puedes hacer antes estas creencias limitantes?: Debes hacer un cambio de mentalidad para cambiar tu vida y tu relación con el dinero. Identifica esas creencias que ya no te sirven y te están limitando y cámbialas por otras que te empoderen y te hagan crecer.

La neuroplasticidad ya demostró que cualquiera puede cambiar si así lo decide y actúa en consecuencia. Puedes crear nuevas creencias (pensamientos adecuados a la nueva realidad que quieres), que te harán sentir emociones diferentes y por lo tanto acciones distintas que te lleven en la dirección correcta, la tuya.

¿ESTÁS DISPUESTO A CAMBIAR TU MENTE PARA CAMBIAR TU VIDA?

EMPECEMOS: https://www.celedoniaramon.com/trilogia-y-tu-te-conoces/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.