Elescritor.es

El periódico digital de los escritores

Conoce a Shaul Nash, autor de la novela “Cada segundo”

Conoce a Shaul Nash, autor de la novela “Cada segundo”

Para quién no te conozca, ¿quién es Shaul Nash?

¿Quién es Shaul Nash?… Pues no lo sé realmente. Te explico. La vida me ha demostrado que nunca llegas a conocerte a ti mismo del todo. Puedes hacerte una idea de lo que eres, de tus objetivos, de tu sentido vital, pero es la experiencia la que te genera la posibilidad de sorprenderte de lo que puedes llegar a ser, a pensar, a sentir. Creo que cada día es una posibilidad de auto descubrirnos y debería ser una tarea de obligado cumplimento aunque sepamos que quizás, nunca averigüemos quienes somos realmente. En un sentido más tangible, en mis charlas y perfiles me defino como periodista, escritor, padre pero, sobre todo, persona. En su máxima expresión. Y es que, muchas veces, se nos olvida que ese es el principal papel que nos ha sido dado y el único realmente importante.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Surge de mi necesidad de expresar todo eso que guardamos dentro y que no atrevemos a contar. Ya desde pequeño entendí que mi mundo interior era bastante intenso, o como algunos me han dicho, complicado. Ordenar y entender todo aquello era imposible para un niño. Decidí entonces enmascararlo por un tiempo ya que comenzaba a hacerme daño. Pero es una fuerza demasiado grande como para contenerla, y cuando sentí que estaba preparado, fue relativamente sencillo ponerme delante de un ordenador y plasmar todo aquello que quería contar. Vocacionalmente, las noches de radio debajo de la almohada en casa de mi abuela y los cuentos inventados de mi padre, también sembraron esa semilla que empieza a dar sus frutos.

shaul nash

Cada día es una posibilidad de auto descubrirnos y debería ser una tarea de obligado cumplimento aunque sepamos que quizás, nunca averigüemos quienes somos realmente.

Shaul Nash

¿Cuántos libros has publicado ya?

Mi aventura como escritor empezó hace ahora justo dos años. En ese tiempo, he publicado mi primera novela “Cada segundo…” y acabo de terminar la segunda bajo el título “Reyes de papel” que está a punto de ver la luz. Entre medias, he escrito algunos relatos breves que han sido premiados y también he colaborado con alguna página web dedicada al desarrollo y proyección de la literatura con una visión crítica de la realidad que vivimos.

¿Sigues un leitmotiv o patrón en tus obras o son totalmente independientes unas de otras?

Parto de la base que no me gustan las sagas. Creo que una historia debe tener su principio y su final y que un libro o una película o una obra de teatro te da el espacio suficiente para contar todo aquello que quieres transmitir. Respeto a quien lo hace y a quien es fan de ellas, pero pienso, sinceramente, que a medida  que intentas exprimir un personaje, una escena o una idea, va perdiendo fuerza paulatinamente y eliminando ese factor sorpresa del inicio. Y muchas veces, ejemplos hay, la continuación de una historia responde más a fines económicos que a la pasión del autor por contar lo que lleva dentro.

Dicho esto, sí. Las dos novelas que he escrito, aún con un argumento diametralmente opuesto, quieren fijar una idea en el lector. Y no es otra que el valor de nuestra propia vida. Bajo la idea “no es cuestión de estar, es cuestión de Ser”, y que he convertido casi en una filosofía de vida, lo que intento transmitir es lo grande que es el Ser humano, cada uno de nosotros, y sin embargo, el continuo desprecio que hacemos de lo que somos. Intentamos esconder, en nuestro día a día, lo más valioso que tenemos porque, alguna vez, alguien entendió que era mejor ocultar lo que nos hace humanos en favor de interpretar un papel que, visto como nos va actualmente, está claro que nos queda grande.

Por un lado, siento la necesidad de mostrar mi decepción hacia la sociedad actual, siendo crítico con todos aquellos actos que nos separan de lo que realmente somos, y por otro, trato de conferir a los lectores en mis novelas, un espacio de reflexión, un germen de duda, que les haga pararse un momento, mirar a su alrededor y entender si la vida que llevan a sus espaldas les define a ellos o si ni siquiera reconocen su propio reflejo. Para ello, utilizo recursos y escenarios que pueden ser cotidianos en la vida de todos nosotros.

¿Qué es lo que más destacarías de “Cada segundo”?

“Cada segundo…” es una novela especial. No solo porque sea la primera, sino por su contenido. De hecho, desde la editorial tuvieron dudas de si catalogarla como novela romántica o de superación personal. Y quien busque en sus páginas algo de ambas, lo va a encontrar. Es decir, quien quiera entretenerse con una historia entre un chico y una chica, no va a sentirse ni muchos menos defraudado. Y el que decida ir un poco más allá y encontrar respuestas a sus propias preguntas, también estoy seguro que no va a  quedarse indiferente, ni mucho menos. Por encima de todo, “Cada segundo” es un homenaje al Amor, pero no solo al amor romántico o de pareja, sino al Amor en general, como sentimiento que debería mover el mundo y prevalecer sobre todas las cosas. Porque donde está presente el Amor, no hay espacio para el miedo, para el dolor, para la ira o para el sufrimiento. Y aunque parezca lo contrario, no hay maquina ni tecnología capaz de generar Amor como lo puede hacer el Ser humano. Lo que se nos ha olvidado es que para poder dar Amor, debes valorarte primero a ti mismo, porque es imposible dar algo que no tienes. Y de ahí, el título de la novela “Cada segundo…” porque no somos consciente del valor que tiene un segundo cuando lo perdemos en otra cosa que no sea generar Amor.

cada segundo shaul nash
“Cada segundo”, de Shaul Nash.

¿Y de tu obra más reciente “Reyes de papel”?

La Verdad. Si alguien no es capaz de lidiar con la verdad, no está preparado para leer esta novela. Y no es que me crea en posesión de la verdad, porque quizás la verdad absoluta no existe, pero “Reyes de papel” es una historia muy gráfica, incluso diría que oscura, de la sombra grotesca en la que nos convertimos cuando nos ponemos la máscara del miedo, de los prejuicios, del egoísmo, y salimos a la calle cada día, olvidando por completo lo que somos y quienes somos. La obra se puede resumir con una frase “la gente dormiría mejor si inventasen almohadas capaces de apagar conciencias”, y es que, por mucho que nos empeñemos en interpretar un papel, somos los únicos que sabemos lo que sentimos cuando estamos a mil kilómetros de lo que somos realmente.

Es difícil enfrentarse a eso, a nuestra propia mentira, pero ese disfraz es tan frágil que solo con el convencimiento de querer cambiar, ya todo empieza a girar. De ahí el título. Todos nos creemos reyes de nuestra vida pero nos caemos a la menor dificultad que nos encontramos porque ese personaje que nos hemos inventado no nos salva de nada. Pero ahí reside la oportunidad de redimirnos y reencontrarnos con nuestra verdadera existencia. La obra refleja el extremo de un hombre poderoso que es condenado a muerte y como esta deja de ser un problema a medida que va abandonando su personaje y acercándose a la persona que es.

reyes de papel shaul nash
“Reyes de papel”, obra más reciente de Shaul Nash.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Pufff… muchas! Si alguien investiga mi buscador de google o una plataforma muy conocida de series y películas, pensará que, al otro lado, hay un psicópata peligroso. Durante la creación de “Reyes de papel” tuve que investigar cómo funcionaba el sistema penitenciario en lo que se refiere a los presos en el corredor de la muerte, como son los últimos momentos en una cámara de gas, en una silla eléctrica o por medio de la inyección letal. Tuve que visionar infinidad de documentales y entrevistas con los asesinos más despiadados que el mundo ha conocido para entender un poco más esas mentes enfermas y dotar de realismo al personaje principal de la novela. Me apunte a un curso de criminología… Pero bueno, eso más que anécdota forma parte de la labor de un escritor que quiera dar realidad a una historia ficticia pero totalmente plausible.

Si me tengo que quedar con alguna anécdota…, me quedo con dos: Una en lo que se refiere a la parte creativa, y otra a lo que ha sido la respuesta del público a la novela “Cada segundo”

La primera, para que la gente entienda lo que es componer o crear, yo entraba en una especie de trance que me desconectaba completamente de la realidad  y solo existía el ordenador, mis folios de anotaciones y mi mente. Y es tal el grado de abstracción en ese sentido que, aun conociendo el devenir de la novela, me he descubierto en momentos pasándolo mal escribiendo un fragmento de la historia, hasta tal punto de llorar a la misma velocidad de la que escribía. He sufrido ataques de ansiedad en “Reyes de papel” que me han obligado a parar de escribir porque no era capaz de soportar lo que yo mismo estaba contando, angustiado por la realidad de un personaje que sientes como tuya.

Y la segunda anécdota es que, después de leer “Cada segundo…”, que yo haya tenido conocimiento, hasta cuatro parejas se han separado al entender que la vida que vivían era una mentira y que era hora de coger las riendas de su futuro, aun entendiendo que la incertidumbre iba a empezar a formar parte de su día a día. Yo no pretendo que nadie se divorcie por leer mi novela, pero para mí ese ejemplo no es ninguna mala noticia. Esas personas necesitaban un empujón para darse cuenta de que lo que tenían no era realmente lo que querían y que el miedo al cambio solo estaba en su cabeza, y si mi historia les ha ayudado a tomar una decisión meditada y valiente, estoy orgulloso de ellos y convencido de la finalidad de una obra que solo muestra la realidad tal y como es, y no como queremos que sea.

¿Qué opinas del papel del escritor en las redes sociales?

Hoy en día, irremediablemente, las redes sociales juegan un papel fundamental en la difusión de la cultura así como de casi todos los movimientos sociales, y nos guste más o menos, estamos condenados a entenderlas y a modificar de algún modo nuestra forma de proceder en aras de una mayor difusión del trabajo que realizamos. Si no estás presente en redes sociales, no existes. Es así. Y eso tiene su parte positiva y su parte negativa. Proporciona al lector muchísimas más oportunidades de conocer la obra de un escritor, pero obliga a un cambio radical en la forma de difusión a la hora de promocionar una novela, por ejemplo.

El público tiene en su mano una cantidad de información tal que le permite elegir, pero a su vez, el mercado se satura con escritos cuya calidad comienza a ser cuestionable en aras de un éxito inmediato. La profesionalidad se ve mermada y esa elección de la que hablamos, muchas veces tiene más que ver con la curiosidad que despierta el autor que hay detrás que la propia calidad literaria. Y a la postre, supone una discriminación indirecta a la hora de las posibilidades de acceso al mundo de las redes sociales.

Estoy convencido que muchas obras se pierden por el desconocimiento de su existencia ya que hay autores que no quieren entrar en ese juego. Y yo lo comprendo. Lo ideal sería un término medio, donde las redes fueran un complemento y no el factor fundamental para que una obra tenga éxito o no. Aunque esto parece ya una quimera porque el sector va en la dirección opuesta.

shaul nash cada segundo
Shaul Nash durante la presentación de su obra, “Cada segundo”.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Sin duda alguna, haber sido más valiente y haberme decidido a dar el paso a escribir mucho antes. Como he dicho antes las circunstancias te van llevando por un camino y abandonas otros, pero sin olvidarlos del todo. Y yo desde hace mucho tiempo tenía en mente escribir un libro, pero nunca encontraba el momento ni el tiempo. Y eso me ha llevado a perderme oportunidades de conocer historias y plasmarlas en un papel que ya nunca volverán. Estoy hablando de la idea de escribir una historia basada en la vida de mis abuelos que vivieron la Guerra Civil de forma muy distinta y que ya no tengo posibilidad de preguntarles. También, he dejado proyectos inacabados que ya no retomaré porque su momento pasó.

En definitiva, la experiencia de la que antes he hablado me ha demostrado que escribir me hace sentirme más vivo si cabe y que nada que realmente te motive o te haga ilusión puede ser pospuesto por otras actividades o circunstancias que no tienen la capacidad de llenarte, de ilusionarte de verdad. No me arrepiento porque la vida me ha traído otras cosas muy buenas, pero mirando atrás, y sintiéndome como me siento ahora, si tuviera la posibilidad de hablar con mi yo pasado, sin duda, le diría: “atrévete” “hazlo”.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente que puedas adelantarnos?

Bueno, como he dicho antes estoy en proceso de edición y publicación de “Reyes de papel” y estaré un tiempo centrado en la promoción del libro, pero a mí, personalmente, me ocurre algo curioso y es que, cuando estoy terminando una novela el agotamiento mental que conlleva, me dificulta una continuidad en el trabajo, pero una vez concluida, las ganas de escribir vuelven con toda su fuerza y mi cerebro ya se pone a funcionar en busca de nuevas ideas. Es como una droga. Mi cuerpo necesita escribir por muy saturado que haya estado días atrás. Lo echa en falta. Pero soy consciente que se necesita un periodo de reposo para desintoxicarse de la historia anterior y que surjan ideas que realmente merezcan la pena. Entre ellas, ahora mismo, tengo dos. Por un lado, una novela puramente negra, ficticia. Y es que una vez descubierto el mundo, por así llamarlo, “criminal”, a través de la posibilidad que me ha dado “Reyes de papel”, me he es imposible abstraerme de la atracción que tienen esas mentes inteligibles, y las grandes oportunidades de escritura que tiene ese espectro, desde un punto de vista totalmente diferente al que se les dan normalmente en las novelas o películas, y cuyas tramas son similares en muchos casos.

Y el segundo proyecto, tiene que ver más con la línea que han llevado mis dos novelas anteriores, centrándome en un tema que todavía genera mucha polémica y que nos índica lo mucho que nos queda por evolucionar individual y socialmente. Esa idea no es otra que la Mujer y el rol que ahora mismo desempeñan en un mundo todavía retrógrado. Eso no significa que vaya a ser una defensa a ultranza del posicionamiento femenino. Más bien al contrario. Lo que me mueve a escribir es precisamente  aportar otro punto de vista del que no se habla ya que, prácticamente, ha quedado reducido a una guerra de sexos. Creo sinceramente que el trasfondo es mucho más complicado y eso es lo que voy a intentar plasmar, a sabiendas, que puede generar voces contrarias. Pero bueno, creo que nuestro papel es mover conciencias, de una manera o de otra.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Mientras escribo o cuando tengo una idea en mi cabeza que la contemplo como posible proyecto, no leo ningún libro. Aparco cualquier tipo de lectura porque somos humanos e influenciables y no quiero que mi obra, inconscientemente, se parezca a nada de lo que he leído ni que pueda plantear opiniones que no sean cien por cien salidas de mi cabeza. Dicho esto, sí que en el transcurso de la creación, investigo, estudio, leo algunos fragmentos relacionados con el tema que trato, pero siempre de manera didáctica y nunca con un fin creativo.

Si tuviera que quedarme con un autor… Me quedaría con dos. Una en la forma, y otra en el fondo. En la forma, sin duda. Truman Capote. Las descripciones milimétricas y la narrativa periodística que emplea en A sangre fría me impactó de tal manera, que yo quería haber escrito ese libro. Casi como una crónica, cuenta un hecho atroz pero de una manera que te hace vivirlo como si estuvieras allí y formases parte de aquella historia sin saber muy bien donde posicionarte, y me encantó.

Y en el fondo, sin mucha duda también, Eckhart Tolle. Es cierto que lo descubrí poco después de empezar a escribir Cada segundo, buscando definiciones de Vida, Amor, Ego…, pero me quedé atrapado en las páginas del El poder del ahora ya que, sin haber leído nada de su obra, reflejaba exactamente lo que yo pensaba y la idea que tenía y tengo sobre la persona y su poder.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

En cualquier plataforma de venta editorial: Amazon, El Corte Inglés, La Casa del Libro, Fnac… Simplemente en el buscador de google pones Shaul Nash y aparece las páginas donde obtenerlo tanto en formato papel como en ebook.

Y en cuanto esté publicado “Reyes de papel” os informare a través de las redes sociales Shaulnash en Instagram y Shaul Nash en Facebook cuando y donde estará disponible.

Para terminar, ¿nos recomiendas algún libro?

Si, lo míos… Jajá. No, en serio. Sin duda, para los pequeños “El Principito” y “El caballero de la armadura oxidada”. Quizás no son libros de compresión fácil para los niños en un principio pero sí que pueden dejar ese poso que les haga volver a leerlos un poco más adelante y creo que son obras maestras en lo que se refiere a enseñanzas vitales.

Y para los adultos, depende. Yo creo que hay un libro para cada momento y a veces quieres pensar menos y entretenerte más. Sin duda, “A sangre fría” por los motivos que he comentado anteriormente. Conversaciones con Dios si queremos una lectura más espiritual, de recogimiento y descubrimiento. “La colmena”, de Camilo José Cela Y más actuales, “La sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón.

Únete a nuestro canal de Telegram

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.