fbpx

Samuel PG nos habla de su novela de ciencia ficción, «Redes entrelazadas. Vol. 1, redes»

Samuel PG nos habla de su novela de ciencia ficción, «Redes entrelazadas. Vol. 1, redes»

Para quién no te conozca, ¿quién es Samuel PG?

Para contestar a la pregunta debéis entender que he tenido que separar quién es Samuel PG de Samuel Papí Gálvez.

Samuel PG es mi personaje, el artista, el creador, el que desprende la magia con cada palabra. Samuel PG, además de mi seudónimo, es una forma de expresión que utilizo cara al público, él no tiene dudas, no se las puede permitir. Es el mismo que escribe durante horas sin ser consciente de lo que ocurre a su alrededor, el que pone buena cara en cada evento y el que vive más en sus propias historias que en el mundo real. Como humano, yo, Samuel Papí Gálvez, sí tengo dudas: Samuel es el curioso, el investigador, el que hace el trabajo tedioso de repasar una y otra vez, un perfeccionista que quiere que todo salga bien. Al igual que un actor o actriz, para interpretar se necesitan anclajes, unos que te lleven de un lado a otro sin perderte. Los anclajes pueden ser objetos, quehaceres, personas o cualquier cosa que te sirva. Lo importante es separar la vida personal de la profesional.

¿Cómo nace tu vena escritora?

No sabría decir una fecha exacta, siempre me ha gustado escribir ficción. Por supuesto, también me gusta leer, aunque pocas veces estoy conforme con los finales que escriben otros autores, puede que, por ello, quisiera crear mis propias historias. Recuerdo una vez, cuando tenía ocho o nueve años, leí un libro del género ciencia ficción que había escrito mi hermano, lo hizo para él, no para publicar, lo importante fue lo que, al terminar le dije: «Tete, un día yo escribiré una novela mejor». También recuerdo los primeros escritos que les mostré a alguien, eran simples descripciones y pequeñas historias de personajes de videojuegos. Personajes que manejaban algunas personas de los que, posteriormente, he considerado buenos amigos. En concreto, uno de ellos que ya conocía del instituto antes de jugar, me comento: «se te da bien esto, podrías escribir un libro». A decir verdad, por esas fechas ni me lo había planteado, pues mi nivel de gramática y ortografía era horrible. Pienso en ello a diario, llegando a la conclusión de que el desafío que le propuse a mi hermano junto a las palabras de mi amigo, pudieron ser los detonantes para que naciera mi verdadera vena escritora.

Lo importante es que desde el principio he disfrutado escribiendo, me encanta, siempre me enamorará contar historias a través de las palabras. Pienso que cualquier cosa que haces por gusto tiendes a perfeccionarla, por ende, a la larga te vuelves un profesional. Es algo que ocurre natural, inconsciente, como el acto de respirar o el propio latido de tu corazón.

Samuel PG

¿Cuántos libros has publicado ya?

Uno, siendo el preludio de una saga completa. No me decidía nunca a publicar, pues una historia que merezca ser leída, necesita de muchos elementos. De hecho, la primera característica y más importante es que al autor le encante. Si una historia no es amada por el propio autor se nota, en cada una de sus descripciones, diálogos, conclusiones, etc. El autor debe disfrutar con lo que hace y, para ello, primero hay que formarse como artista: qué es lo que quieres hacer, cómo quieres hacerlo, cuáles son tus objetivos, y, sobre todo, el sentido que tiene todo esto para ti. Después, todo viene solo, la historia te lleva a ti y no al revés.

¿Qué es lo que más destacarías de “Redes entrelazadas. Vol. 1, redes”?

No puedo elegir, ¿destacarías una cualidad concreta de tu propio hijo? Lo destaco todo, lo bueno y lo malo. La investigación que hay detrás, todas las horas escribiendo borradores con la cronología de los acontecimientos sucedidos entre el presente y la fecha de la novela, dentro de 400 años: los cambios de ideologías ocurridos, los árboles genealógicos de los personajes, la expansión de la humanidad, la tecnología y la ciencia, etc. El estilo inédito, sin narrador en tercera persona, un reto inconmensurable para algunos géneros como el de la ciencia ficción, géneros que tienen implícitas grandes descripciones. La profundidad de los personajes, los quiero como si fueran de mi propia familia. Los mensajes ocultos que hay, exponiendo cuestiones filosóficas y de carácter cultural, tanto del pasado como actuales. Por otra parte, sé de sobra que la novela no es perfecta, ya que los humanos no lo somos, y yo soy un humano, pero, ese mismo hecho, es lo que la hace increíble, algo único, algo inédito; como un hijo.

Samuel PG firmando sus ejemplares

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Por ejemplo, si queréis una de la novela: en el capítulo cinco presento a Elon Jhonson, uno de mis personajes principales. Él está en una torre de energía intentando salvaguardar la integridad de su planeta natal, Marte. Para eso, debe aceptar los parámetros correctos para activar el envío energético a unos satélites en órbita, los cuales, se encargan de generar una magnetosfera artificial. Si queréis saber más, deberías leerlo. Ja, ja. El caso es que, durante unos párrafos, por diferentes circunstancias, describo la posición de los planetas correspondientes a Venus, Tierra y Marte… Pues bien, para darle credibilidad, utilicé un simulador de órbitas, avancé el simulador hasta el año, mes y día que se expone en el propio capítulo, y, haciendo algunos ajustes en la fecha, pude cuadrar las órbitas tal cual están expuestas en la novela.

¿Qué pretendes provocar en el lector con la lectura de tu obra?

Además de ser una novela de ficción entretenida, pretendo que cada lector interprete por sí mismo mis palabras. En la novela existen diferentes debates sobre varias ideologías, tanto reales como imaginadas, sus pros y contras; he intentado no posicionarme al respecto, únicamente, expongo sus diferencias y la función que cumplen según las variadas circunstancias. También es verdad que, al basarme en investigaciones de ciencias novedosas, describo los cambios en la sociedad debidas a tecnologías futuras, al igual que, los cambios ocurridos por la agricultura, máquina de vapor, electricidad o las actuales redes sociales. Todo ello teniendo en cuenta el pasado, la historia, pues las sociedades suelen dar saltos bruscos en sus peores momentos. Por eso utilicé conceptos tan actuales como desigualdad clasista o calentamiento global para desencadenar cambios. Tened en cuenta que, para los personajes de mi novela todas estas cosas se encuentran en su pasado, sin embargo, para los lectores es presente.

Puede que, alguien en alguna parte, al leerme le inspire esperanza, una de un posible futuro más prometedor del que nos suelen presentar en los medios de comunicación actuales. Puede que sea cierto que nos dirigimos hacia el caos, no obstante, las sociedades caen y resurgen como el ave fénix. Yo, humildemente, he intentado visualizar qué mundo nos espera si cae la sociedad actual, y dar esperanza de ello. Soy un fiel soñador del ser humano, de lo que podemos llegar a ser, y nunca perderé la esperanza en nosotros.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Invierte energía en lo que te gusta, no tengas miedo, si disfrutas haciendo vale la pena, estás en el camino correcto.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la Editorial Círculo Rojo?

Como en cualquier buena relación, ya sea personal o laboral, en ocasiones hemos tenido discrepancias. Forma parte de cualquier proceso, siempre y cuando se pretenda perfeccionar un trabajo todo lo posible. Es por eso por lo que no tengo más que buenas palabras para todos los profesionales de la editorial. Hemos trabajado juntos desde el principio, he formado parte del proceso, han tratado la obra como si fuera propia, y, por si fuera poco, me han aconsejado debidamente, siempre respetando mis decisiones finales. La experiencia ha sido tan positiva que decidí añadir al equipo de Círculo Rojo en los agradecimientos. Todas estas grandes virtudes de la editorial sirven para mejorar, pulir y perfeccionar la obra. Al fin y al cabo, el objetivo, y, lo único verdaderamente importante, es ofrecer un producto de calidad para los verdaderos protagonistas: vosotros, los lectores.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Muchos. Por nombrar algunos de los más conocidos: J. R. R. Tolkien, Julio Verne, Isaac Asimov, Frank Herbert, Orson Scott Card, Bradom Q. Morris, George R. R. Martin, Cixin Liu…

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

Bajo demanda: Amazon, El Corte Inglés, Fnac, Casa del Libro, la propia página web de editorial Círculo Rojo, y, en cualquier librería que trabaje con la distribuidora Logista libros.

En formato electrónico: Kindle, Kobo, Google Play y Apple Books.

Expuesto en tiendas: actualmente, estoy trabajando con una distribuidora de autoedición peculiar, llamada Bukmeran. Esta se encargará de darle visualización a mi novela en librerías independientes. Un proyecto novedoso, el cual, me pereció realmente interesante, tanto que no dudé en colaborar con ellos desde el principio.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Además de todos los libros escritos por los autores anteriormente mencionados podría destacar: «Un mundo feliz» de Aldous Huxley y «Mundo anillo» de Larry Niven.

Páginas de contacto:

www.samuelpg.com

https://www.facebook.com/Samuelpapigalvez

https://www.instagram.com/samuel.pg_escritor


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.