Elescritor.es

El periódico digital de los escritores

Conoce a Ocellum, artista de la micropoesía.

Conoce a Ocellum, artista de la micropoesía.

Para quién no te conozca, ¿quién es Javi?

Javi es Javier Martínez, una persona que intenta tener los pies en el suelo y la mente puesta en las ganas de cumplir sueños.
Soy arquitecto de profesión aunque el camino de la vida me ha llevado por desarrollar mi carrera profesional en la rama del marketing, concretamente en una tendencia relativamente nueva en España como es el growth hacking.
Es una figura eminentemente digital que cualquier proyecto debería tener, cualquier empresa, grande o pequeña, debería poner foco. Explicado de una manera sencilla es un perfil profesional que su único objetivo es la optimización y la mejora de procesos y procedimientos en la empresa con un coste relativamente bajo y un impacto alto en el crecimiento de la empresa. Crecer con imaginación.

En el ámbito personal estoy enamorado, tengo dos preciosas gatas, disfruto creando cosas de cualquier índole y me encanta leer y escribir. No puedo dejar de mencionar que me apasiona el
arte, la arquitectura y casi cualquier expresión artística. Mi lado escritor se sustenta bajo el pseudónimo o —quizás — alter ego de Ocellum.

También me he metido en el apasionante mundo de editar libros.

Se me ocurren muchas preguntas, pero la primera sería…¿por qué Ocellum?

«Ocellum» es un homenaje, es un recuerdo de infancia, es un nombre o una inspiración que llevo, desde pequeño, viendo a mi alrededor de manera subconsciente. «Ocellum» quizás también sea mi abuelo.
«Ocellum» es una derivativa de «Oculus» en latín que significa ojo y es un término ligado con la ciudad de Zamora, lugar que considero adoptivo y de donde mi abuelo es oriundo. Zamora hace mucho, mucho tiempo, en época romana se la denominó durante un periodo de tiempo con el término «Ocellum Durii», «Ocelo Durum» que, traducido significa, ojo del Duero. Por
amor a esa tierra, por mi historia, por la herencia genealógica familiar decidí en 2017 empezar a escribir bajo ese pseudónimo, expresar mi literatura y mi pensamiento intentando no perder en ningún momento uno de los orígenes más importantes de mi herencia.

«Ocellum» también es un grito a la vida, una señal de emergencia de una España que día a día se está quedando vacía. Este país es rico y diverso —también culturalmente hablando — y debemos protegerlo.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Quizás desde siempre o quizás sea de ahora, realmente no lo sé cuando nace una corriente.
Puedo intuir que la simiente se encuentra desde siempre y se encontraba en un estado de letargo. Empecé a escribir desde niño, pero en esa época, me obsesionaba todo lo que estuviese relacionado con la acción de construir y, concretamente, con el LEGO. Era mi forma habitual de expresión y fue el impulso para que, desde muy pequeño —con solo 9 años —, dijese a mis padres — y a quien me preguntase — que quería ser arquitecto. Cumplí años después ese sueño, pero puede ser que desde una madurez más marcada, me diese cuenta de que mi vocación y mi sueño no se iban a prolongar en el mundo real, ese que llamamos laboral.

Fue mientras estudiaba arquitectura, en un entorno eminentemente técnico —aunque también artístico — donde comencé a escribir cartas, volviendo a confluir mi vena creadora con las palabras. Esos escritos, esas cartas que posiblemente nunca verán la luz y muchas de ellas estarán perdidas en el fondo de cualquier cajón fueron la vuelta al mundo de la escritura.
Desde los 18 años —y ya voy camino de 37 — nunca he dejado de escribir.
En 2017 me lancé a exponer “mi arte” en Instagram bajo lo que hoy es el perfil de @soyocellum. Desde ese preciso momento, en octubre de aquel año, mi escritura se ha ido transformando, limpiando, purificando quizás y, sobre todo, minimizando.

Ahí es cuando empiezo a interesarme por la micropoesía.

¿Qué nos puedes contar de tu libro y el concepto de micropoesía?

Mi libro «poesía minimal», publicado en diciembre de 2020, es un viaje a mi ser, a mi interior desde cuatro perspectivas u ópticas muy diferentes.

  • Mi mente agrupa todos esos poemas más metafísicos, reflexivos, vitales.
  • Mi corazón es un canto al desamor y al amor, a historias o momentos en los que muchos de nosotros nos hemos sentido alguna vez identificados.
  • Mi subconsciente es la parte más oscuras, más canalla, más reivindicativa, más picante. Es la lucha interna que tengo con las injusticias sociales.
  • Anatómicamente ella, como su nombre indica, es una radiografía a mi amor, al amor, a esa persona que todos y todas tenemos o hemos tenido en algún momento de la vida. Eso sí, visto desde una perspectiva que al lector seguro le va a sorprender.

Todo el libro soy yo y todos esos poemas son «poesía minimal».

El concepto de micropoesía lo llevaba realizando desde hace mucho tiempo sin yo saberlo o, mejor dicho, sin haberle puesto etiqueta. Todo surgió una noche en Malasaña cuando conocí—entre mezcal y altramuces — a una mujer increíble y referente máximo de esta corriente literaria en España como es AJO, una micropoetisa muy especial. Tras una amena charla descubriéndonos nuestras vidas y yo contándole y desnudando mi literatura me dijo:

No lo sabes, pero estás haciendo micropoesía y tú eres micropoeta.
No dejes de escribir así, no dejes de explorar que tienes mucho que decir.

@ajomicropoetisa

Desde ese momento hice un poco mía toda esa corriente literaria que llevaba tiempo practicando en las sombras. Más adelante, un buen amigo y escritor me dijo, tu poesía es concisa, busca la pureza, la reflexión y la realidad y se asemeja a un tipo de literatura que empezó a surgir en los años ochenta y que se implantó en los años 90 que se hace llamar Poesía del Silencio. Indagué y me sentí tremendamente identificado.

No sé qué me deparará el futuro ni si seguiré escribiendo únicamente este estilo literario, pero en el momento de esta entrevista, me siento tremendamente identificado con contar mi interior y mis reflexiones desde una micropoesía del silencio.

ocellum
Ocellum, artista de la micropoesía.

¿Qué sensaciones te gustaría despertar en las personas que te leen?

Creo que el anhelo de todo artista es poder transmitir y conectar con su lector. Universalizar una historia que uno mismo ha vivido para que conecte con la historia de otra persona.
Los seres humanos somos sociales y gran parte de nuestra esencia es sentirnos conectados, pertenecientes a algo, sea lo que sea.
Me encantaría que mis lectores al leerme sintiesen como suyas mis palabras, reflexionasen y se inspirasen.

Escribo sentimientos
desde lo conciso
para que otros creen
historias que florecen
perennes en su interior.

Ocellum

¿Hay algún lugar, persona o cosa que te inspire especialmente?

Me inspira la vida, mis vivencias, el relato de personas de mi alrededor que me cuentan sus historias. Todas las historias son tremendamente interesantes y siempre te hacen reflexionar.
Sentirte identificado con el relato de alguien y hacerlo tuyo es una joya, es el germen de una futura reflexión interna que te puede llevar a millones de caminos inconclusos; senderos interiores que acaban en palabras, en poesía.
Me inspira Madrid, me inspira Zamora, me inspiran mi familia y amigos, pero sobre todo, me inspira ella. Ella es An Mo , luz como persona, poeta y con su segundo libro a punto de salir bajo nuestro nuevo sello editorial que estamos creando con el nombre de Durii Editorial. Ella es mi musa.

Ahora tenemos que saber más de estos proyectos (y si estás preparando más cosas)

Tengo varios retos para este 2021 que espero poder cumplir.
El primero de ellos es seguir contando qué es «poesía minimal» para que muchos lectores que aún no me conocen tengan la oportunidad de poder elegir mi obra como lectura.

En segundo lugar, continuar con un proyecto que está actualmente en fase de lanzamiento y crecimiento como es la editorial que estoy montando en colaboración con An Mo y que nos hace una especial ilusión.
Durii Editorial es su nombre —seguimos con reminiscencias del latín, Zamora y el Duero. Una editorial que queremos construir desde la transparencia y la honestidad. Creemos que editar libros es arte en sí mismo y que hoy en día a muchos pequeños autores no se les escucha ni
tienen la capacidad de poder decidir realmente qué quieren.

Una importante parte del mundo editorial promete a bombo y platillo cosas que nunca van a cumplir o no pueden cumplir. Nosotros seguramente tampoco se lo podamos dar, pero somos honestos y se lo decimos al autor. Queremos establecer una relación de confianza con el autor ya que es fundamental para nosotros.

Es parte de nuestro ADN cuidar la obra de cada autor como si fuese nuestra.
Tenemos un manifiesto que os animo a leer donde explicamos nuestra filosofía y pensamiento de una forma más detallada. Estaremos encantados de poder conversar y conocer los proyectos de los autores que quieran confiar en nosotros.

Por último lugar —si el tiempo lo permite — me encantaría poder publicar mi segundo poemario. Tengo un par de proyectos en mente y espero que, al menos uno, salga a la luz.

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando o quiere ser escritor?

Mi consejo sería para toda persona que comience a escribir que escriba mucho, sin parar, cualquier cosa. Da igual que sea cotidiano o una pequeña historia que le ha pasado en el supermercado. Puede ser de lo que sientes en un determinado momento o de un viaje que has realizado o que sueñas con hacer. Lo importante es escribir porque en el hábito de la escritura está el progreso del autor, la evolución y el encuentro con un estilo propio.

Suelo recomendar tener una libreta y un bolígrafo a mano para escribir todas las mañanas lo que te ha pasado el día anterior. A modo de diario, pero con un propósito y objeto literario. Es una buena forma de comenzar a escribir. Hoy en día se puede sustituir por un programa de notas en el móvil o cualquier herramienta que se os ocurra.
Lo importante es lo que tienes que decir y, también, decirte.

Lo último que le diría a alguien que me hiciese esa pregunta es que no se deje guiar por modas o consejos de cualquier índole. Lo primordial es estar a gusto con uno mismo y escribir lo que de verdad te apetece contar y transmitir. No perder la esencia y no intentar ser quién no eres.
En lo genuino está una de las claves del éxito, entendiendo éxito como realización personal.

¿Qué opinas del papel del escritor en las redes sociales?

Las redes sociales son un escaparate idóneo para visibilizar la obra de cualquier escritor, eso no cabe duda. Ahora bien creo que se está distorsionando el papel que las redes sociales tienen en la escritura y los escritores.
Las redes sociales son un alimento del ego en el cual muchas personas que escriben pierden el foco y se alejan de su esencia con el único objetivo de alimentar su egocentrismo, sus ansias de protagonismo y poder.
Cuando alguien pierde el rumbo y la esencia de lo que escribe deja de ser interesante en pro de una literatura vacía y comercial de baja calidad.
Quizás muchos me puedan catalogar así, no lo sé, pero intento siempre ser fiel a mi estilo, a mi forma de ver la vida y escribir una poesía que sea reconocible por el lector.

No soy de dar consejos porque no me considero relevante para nadie, pero a mí me encantaría, si alguna vez pierdo el rumbo, que alguien me dijese que deje de fijarme en la luz de los focos y ponga foco en ser volver a ser yo mismo.

¿Qué autores han sido fuente de inspiración para ti?

Antonio Machado y Vicente Aleixandre los considero unos maestros a los que siempre podría ir a beber para inspirarme. El poeta zamorano Claudio Rodríguez, toda su obra, pero especialmente su poemario, «Don de la ebriedad» es uno de los poemarios de literatura española más importantes
del siglo XX que os recomiendo leer.

Hablando de jóvenes autores he descubierto a Rupi Kaur —os recomiendo leer sus poemarios sin traducir, directamente en inglés — con una literatura sin florituras, directa, que llega.
AJO, micropoetisa referente en el género de la micropoesía con su ironía mordaz y su constante denuncia.
Si hablo de conectar y sentimientos, es verdad que no soy objetivo, pero me encanta como escribe An Mo.
Irene X me abruma su literatura de la realidad, del dolor, del abismo.
Sencillamente me encanta.

En narrativa me atrae gran parte de la novela negra escandinava. Os recomiendo que indaguéis y busquéis.

Para terminar, ¿nos recomiendas algún libro?

Libros que últimamente he leído y me han gustado especialmente os puedo citar tres (y uno
extra que se publica muy pronto).

  • El camino del artista de Julia Cameron que es una obra maestra para todos aquellos nuevos escritores — o artistas en general — que buscan el camino de la creación.
  • Estado del malestar de Nina Lykke que es una novela de descubrimiento personal, de conocerte a ti mismo a través de diálogos entre una doctora de cabecera y su esqueleto de la consulta.
  • La chica no olvida de Irene X. Poesía sin medias tintas con realidad y dolor, con denuncia social. Poemas de piel.
  • Os recomiendo el nuevo libro de An Mo que sale en Abril y que es un menú degustación de sentimientos que nos os va a dejar indiferentes. Amor Appétit se va a titular.

Únete a nuestro canal de Telegram:

https://t.me/elescritor_es
Cristina Camisón Borrás
Últimas entradas de Cristina Camisón Borrás (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.