Elescritor.es

El periódico digital de los escritores

Entrevista a Nicholas Avedon, autor de novelas de ciencia ficción “11.4 años luz” y “Lágrimas negras de Brin”

Entrevista a Nicholas Avedon, autor de novelas de ciencia ficción “11.4 años luz” y “Lágrimas negras de Brin”

Para quién no te conozca, ¿quién es Nicholas Avedon?

Soy un escritor español, el nombre de Nicholas Avedon lo construí a propósito ya que la ciencia ficción es un género dominado por los anglosajones. Yo crecí leyendo Asimov, Phillip K. Dick y otros muchos clásicos de la ciencia ficción a la vez que leía literatura francesa, rusa y española. Dado que la fotografía es otro de mis aficiones y que me encanta su sonoridad, escogí Avedon por Richard Avedon, uno de los grandes fotógrafos de moda del siglo XX.

Utilizo pseudónimo por la necesidad de separar mi mundo literario de mi yo real, ayuda mucho ser una persona diferente y desconocida, dado que mis obras no son para todos los gustos. En todos estos años (ya van para cinco) que existe Avedon, muy poca gente ha descubierto mi otro yo. Es un juego divertido, la verdad.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Empecé a escribir de pequeño, pero como un hobby totalmente silvestre, sin guía alguna. Tengo todavía relatos y proto-novelas de cuando era un adolescente y me encantaba jugar al rol. No conseguía terminar nada y me evadía inventando historias siempre inconclusas. Al principio era más por desarrollar mi imaginación que por el hecho de escribir, escribir era solo un medio al que no prestaba ninguna atención desde el punto de vista formal.

En mi adolescencia tardía, pasados los veinte, logré terminar dos novelas de ciencia ficción y algunos cuentos cortos, pero sin dedicar verdadero entusiasmo al asunto. Tuve que esperar bastante antes de tomarme las cosas en serio.

¿Cuántos libros has publicados ya?

Hace diez años decidí que si iba a seguir escribir tenía que hacerlo bien, y ahí nació “11,4 sueños luz” la primera novela que publiqué (autopublicada) en 2016. Es una novela que mezcla géneros como el thriller, la ciencia ficción distópica y presta mucha atención a los personajes y al ambiente. Es la historia de una pareja que se embarca en un programa para huir el planeta tierra y colonizar otro mundo, en un viaje que durará toda su vida.

11,4 sueños luz - Cartel copia
“11,4 sueños luz”, obra de Nicholas Avedon.

Quizás tuve suerte, pero la verdad que ha tenido -y tiene todavía- muy buena acogida, sobre todo si tenemos en cuenta que soy un autor totalmente desconocido y fuera de cualquier círculo editorial, fandom o asociativo. Digamos que soy un outsider accidental.

Un año más tarde, en 2017 publiqué un libro muy especial, un libro de relatos cortos titulado “Histerias ficticias”, muy diferente de mi novela y es que a mi me gusta experimentar en lo que escribo. Alguien definió este compendio de relatos como “lo más repugnante que he leído nunca” y para mi es un elogio. Lo cierto es que no es un plato de buen gusto para el público general, tiene varios relatos, en donde el sexo, las obsesiones y la distorsión de la realidad es continua. Mis lectores más fieles sin embargo salieron de aquí, lo cual me sigue fascinando.

En 2018 publiqué otra novela: “Lágrimas negras de Brin” tiene que ver con “11,4 sueños luz” y narra hechos anteriores y posteriores. Se podría decir que es una historia de amores imposibles en un mundo que cambia de manera dramática. Narra los hechos de mi primera novela desde otra perspectiva, se intercalan personajes principales que en la otra eran secundarios y se explora con detalle el mundo virtual de Brin. Tiene escenas muy sensuales, personajes llenos de matices y una historia imposible de explicar de manera sencilla.

Tiene mejores críticas que “11,4 sueños luz” aunque no es para todos los públicos ya que es bastante voluminosa (500 páginas) y mezcla géneros tan dispares como la distopía, el drama, el ciberpunk y la fantasía clásica de espada y brujería.

El mismo año, publiqué un ensayo sobre la paternidad en clave de humor “Cariño, hemos malcriado a los niños” sobre mi experiencia como padre, pues tengo tres hijos.

Banner Tres libros

¿Qué es lo que más destacarías de “11,4 sueños luz”?

Que es una novela para todo el mundo, no solo para “fanáticos” de la ciencia ficción, de hecho es una novela centrada en los personajes y el drama central de un mundo angustiado por una existencia angustiosa. La ciencia ficción es parte del escenario, no es el nudo central. Han dicho de ella que es una novela “de atmósfera y personajes” cosa en la que coincido 100%.

¿Y de “Lágrimas negras de Brin”?

Si en “11,4 sueños luz” me centré en los personajes, aquí lo hice más a fondo. Estoy especialmente orgulloso del trabajo que hice con un personaje extraordinariamente difícil y que es la clave de toda la obra. El equilibrio entre el trabajo de personajes y una trama compleja y cambiante fue todo un reto.

Otra de las cosas que más me gustan es que el ritmo comienza siendo rápido, para luego equilibrarse, y de nuevo, al final es frenético. Me gustan mucho los giros, las sorpresas y que el lector sienta que todo encaja al terminar de leer. Creo que aquí lo logré.

Lágrimas negras de Brin - Cartel - Formato W
“Lágrimas negras de Brin” de Nicholas Avedon.

¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Ahora acabo de terminar de escribir “Un reino feliz”, una novela ambientada en el presente que habla de cómo sería un país gobernado por la empresa más poderosa del planeta. Un país que crea un nuevo tipo de sociedad corporativa, un tributo a una de mis novelas fetiche (Un mundo feliz) y una distopía salvaje que no puede estar más de actualidad. Un libro eso sí, áspero y duro.

Esta vez voy a probar a publicarla en una editorial tradicional, así que es posible que tarde en ver la luz, estoy en búsqueda de editorial y ya he mandado el manuscrito a un puñado de ellas.

Por otro lado, tengo a medias un libro de relatos (aún sin título) que tendrá en su mayoría historias de amor oscuras y otros cuentos.

También trabajo en el cierre de la trilogía que inicié con “11,4 sueños luz”, se titula “Hijos de Brin” y espero terminarla en 2021.

Y bueno, sí, tengo una historia en la cabeza para mi próxima novela cuando termine lo que tengo a medias. No tengo prisa, pero acabo haciendo todo lo que me propongo.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Una vez me encontré a una lectora en el metro, leyendo “11,4 sueños luz” hubiera dado lo que fuera por ser capaz de hablar con ella, pero no tenía ni idea de qué decir. Hablar de mis obras en persona me resulta violento, así que limité a observar a la chica. Estaba muy concentrada y mordiéndose la comisura de los labios. Lo disfruté muchísimo, aunque solo fuera observándola de lejos.

¿Qué opinas del papel del escritor en las redes sociales?

Creo que el autor no se debe sobreexponer, cosa que acaba pasando en las RRSS por desgracia. Las posibilidades de decir una tontería son tan elevadas que pueden destruir todo el trabajo construido con la literatura. Un autor nunca se debería interponer entre la obra y su público, al menos es mi humilde opinión. Sé que hay muchos autores, a los que admiro, como Umbral o Bukowski que eran autores-personaje, pero yo no me veo capaz de hacer semejante rol, no tengo energía suficiente. No obstante, hay que hacer trabajo en internet para darte a conocer, seas autopublicado o no, el equilibrio entre pasarte y quedarte corto es imposible de encontrar, o eso me parece a mí.

Lo que más me gusta es poder hablar con lectores que no he visto en la vida, y que viven en países como México, Argentina o Venezuela.

avedon--1-X

Creo que el autor no se debe sobreexponer, cosa que acaba pasando en las RRSS por desgracia. Las posibilidades de decir una tontería son tan elevadas que pueden destruir todo el trabajo construido con la literatura.

Nicholas Avedon

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Le diría: “deja de leer mierdas, y lee clásicos (le daría una lista, en orden)”, también le diría: “¿Quieres escribir?, ahora mismo te apuntas a esta escuela de escritura creativa y dejas de perder el tiempo en casa”. También le diría que leyera poesía o al menos que le prestara más atención a la letra de las canciones.

Ójala hubiera podido ser parte de un grupo de jóvenes escritores en vez de ir siempre por libre, probablemente hubiera progresado de otra manera. De haber tenido contacto con un grupo de escritores a los 15 años mi vida habría sido totalmente diferente.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

La lista puede ser muy larga. Los autores que más admiro por su calidad literaria son Vargas Llosa, Umbral, Bolaño, Tolstoi o Cortázar pero otros me fascinan más que por cómo escriben por la intensidad de sus textos: Irving, Bukowski, Houllebecq o Welsh. A algunos autores dentro de la ciencia ficción como Frederik Pohl, Silverberg o William Gibson les tengo especial cariño por haberme dejado grabado en la mente el ambiente de sus mundos.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

Solo vendo a través de Amazon, en papel o en digital. A través de mi web puedo gestionar ediciones especiales, firmadas, tanto en electrónico como en papel (https://nicholasavedon.com)

Para terminar, ¿nos recomiendas algún libro?

Esta es la pregunta más difícil de todas con diferencia. No puedo recomendar un libro sin conocer al lector. Os puedo decir que ahora le estoy leyendo “Crónicas de Narnia” a mis hijos que tienen seis y siete años y les está encantando, y a mí también. A veces lo simple y lo auténtico valen más que cualquier otra cosa.

Únete a nuestro canal de Telegram:

https://t.me/elescritor_es

3 thoughts on “Entrevista a Nicholas Avedon, autor de novelas de ciencia ficción “11.4 años luz” y “Lágrimas negras de Brin”

  1. Saludos cordiales desde Venezuela al señor Avedon, por acá hemos leído los artículos en línea sobre “Histerias Ficticias” y nos ha llegado la edición electrónica de “11,4 Añoz Luz” por L e k t u; ¡ “Un reino feliz” pinta escalofriante !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.