Entrevista a María Lucas: “Vivir un cáncer es un proceso muy duro y a mí me salvó escribir”

Entrevista a María Lucas: “Vivir un cáncer es un proceso muy duro y a mí me salvó escribir”

Para quién no te conozca, ¿quién es María Lucas?

María Lucas es una amante de la Literatura y escritora vocacional. Amo a partes iguales tanto la Literatura como escribir, y por eso celebro formar parte de ella, aunque sea en pequeñas dosis. Procuro siempre transmitir mi pasión mediante mis libros, talleres, charlas que me proponen o propongo, así como en actos literarios a los que me invitan.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Mi vena escritora viene de mi infancia. Una de mis facetas de niña era que tenía una imaginación desbordante y me encantaba leer desde que aprendí a hacerlo. También deseaba escribir lo que se me ocurría, y de hecho, gané en el cole un concurso de cuentos con siete años y desde ese momento una vocecita me decía que lo mío era escribir. Para mí ha sido y sigue siendo parte de mi vida y en mi infancia era como un juego más, y… era mi preferido.

¿Cuántos libros has publicado ya?

Publicar, he llegado a publicar cinco. El primero fue mi primera novela Como un mundo aparte y después Fresas en almíbar. Pero… una no deja nunca de aprender con el paso del tiempo, y he evolucionado hasta el punto de no verme reflejada en mis propias creaciones incipientes. Por ello mis dos primeras novelas son para mí hoy libros con los que aprendí. No descarto reeditarlos algún día, pero dándoles una exhaustiva revisión que conecte con la escritora que soy hoy. Con aquellos libros empecé un camino de escritora en el que sigo con los publicados actualmente y con los que estoy de promoción: Solo Eva y Cuentos de luz y de agua. No obstante, no quiero dejar de mencionar que en Solo Eva aparece un personaje que proviene de Fresas en almíbar… El quinto libro que publiqué hace unos años y que por orden cronológico era el tercero fue La otra cara de la realidad. Este libro no es fruto de mi imaginación, sino que es un testimonio real de un voluntariado que hice en el Tercer Mundo, en concreto en Burkina Faso. Como escritora me sentí impulsada a escribirlo viendo y viviendo todo lo que vi. También me sirvió la experiencia mucho a la hora de escribir novela y… mis lectores saben a lo que me refiero…

María Lucas Solo Eva portada
María Lucas, autora de “Solo Eva”.

¿Qué es lo que más destacarías de “Solo Eva”?

Lo que más destacaría de Solo Eva es el deseo de no rendirse por más difícil que se nos ponga la vida. Es el mensaje que hay a lo largo de la novela, puesto que es una novela de vida, de una vida en particular, la de Eva. Los lectores y las lectoras, sobre todo, se van a ver reflejadas por similitud en algún capítulo, pasaje, frase o incluso palabra. Durante la lectura mi pretensión es que el lector meta a Eva en su vida como una amiga más en el caso de las mujeres y en el caso de los hombres quizá como el tipo de mujer a la que en algún momento se quiere seducir. Es una novela profunda dividida en tres partes que corresponden a una introducción en la vida y persona de Eva, la primera, el nudo, la segunda, y una conclusión, la tercera. Respondiendo a esos parámetros la primera y tercera son mucho más breves que la segunda. En la primera parte se dan las piezas que, como en un puzle, el lector va ir construyendo en la segunda, y la tercera no es un desenlace, sino una conclusión.

 No hay un argumento central y es por eso que los acontecimientos son continuos como en cualquier vida. Eva es evidentemente el centro y, de ahí el título, pero hay muchos más personajes que son los que influyen en ella como… nos pasa a todos. La vida es así. No hay personajes más buenos o simpáticos que otros. Son simplemente personas que a los lectores les gustarán unas más que otras. Carlos, su marido y político municipal corrupto, y Sergio, su amante, profesor de una disciplina espiritual oriental son los mejores ejemplos de la influencia del entorno en ella. Por dicha razón Solo Eva pretendo que conecte con los lectores porque… nos pasa lo mismo desde diferentes perspectivas a todas las personas. No me refiero, por supuesto, a los mismos hechos basados en decisiones de Eva, sino la similitud de la vida de cada quien con la de ella. Como Eva, todos hemos de tomar decisiones, unas veces acertadas, otras no, y en ocasiones a partir de una decisión nuestra vida se conduce por un camino u otro que no hubiésemos imaginado…

“Solo Eva es una novela para mujeres, pero… no solo. Eva es soñadora, apasionada, contradictoria… ¿Quieres conocerla?”

¿Qué puedes contarnos de tu obra más reciente “Cuentos de luz y de agua”?

Cuentos… es mi último libro. Se publicó a principios de febrero, un tiempo que no estaba siendo fácil para mí y me sirvió de revulsivo. Es un libro al que le tengo especial cariño. Está formado por diez cuentos, aunque uno, el primero se desmarca y es más bien un relato, basado en un hecho real. Los títulos son Sed y lección de vida, Marina del mar, La verdadera historia dell Sol y la Luna, Sara y Dani o… las palabras perdidas, El origen de la vida, La asamblea de las letras, El club de los Cuatro Elementos, Bichos, La ciudad de las palabras y Don Dinero y la señora Crisis.

 El primero lo escribí dedicado a una mujer cercana a mí que tuvo cáncer de mama y, quién me iba a decir a mí, que pasado un tiempo yo sería víctima también de esa enfermedad. Ahora bien, por dicha razón, he de decir que lo que sabe tanto el narrador como la protagonista aquejada no es ni la mitad de lo que yo sé ahora. No cambié ni una coma porque la editorial me llamó un día después de que me dieran el diagnóstico. No obstante, sí cambié de dedicatoria personal a homenaje a todas las mujeres que pasan por ese trance incluyéndome a mí. El título es Sed y lección de vida.

El resto de los cuentos son todos de fantasía y no tienen ninguna relación unos con otros. Gran parte de ellos explican el origen de ciertos hechos naturales como la salida del Sol por la mañana, la Luna por la noche, el origen de la vida, el color azul del mar. Bichos es un alegato a la vida vista desde los ojos de unas cucarachas. ¿Por qué el mar es azul? Para saberlo hay que leer Marina del mar. En La asamblea de las letras y La ciudad de las palabras personifiqué a las susodichas para que en el primer cuento reivindicasen sus derechos, que los tienen, y en el de las palabras hay un matiz psicológico en vistas a aceptar lo que la vida te depare. Lo veréis a partir de una crisis existencial que sufre el determinante artículo “la”…  Sara y Dani… o las palabras perdidas es una peculiar historia de una chica de letras… En El club de los Cuatro Elementos les doy voz a la tierra, el fuego, el aire y el agua que son los elementos que engloban muchos aspectos de la vida natural como las estaciones del año, y… también de la nuestra propia. En El origen de la vida vais a conocer una versión mucho más divertida del origen que el big ban o cualquier teoría religiosa. En Don Dinero y la señora Crisis personifico a estos dos elementos tan presentes en la vida en general y también en las particulares convirtiéndolos en seres carismáticos. En varios de los cuentos hay un fondo de amor o de humor…

Cuentos de luz y agua portada 1

¿Qué te llevó a escribir “Cuentos de luz y de agua”?

Mis Cuentos… no los escribí como un libro en sí, sino de forma separada, es decir, cada uno tuvo su tiempo de creación con independencia del resto. También cada uno tiene su historia… Una vez que tenía un número me dije o…, casi me pedían ellos, una agrupación con la que los convirtiera en un libro. Para mí fue un trabajo importante en mi carrera literaria porque yo suelo escribir narrativa y siempre bajo un prisma real. Es por ello que mis Cuentos… tienen un papel importante porque no fueron fáciles de escribir. Ahora bien, lo que me llevó a escribirlos fue lo desconocido, lo increíble como puede ser que una niña sea hecha de letras bajo un prisma real y posible. Quería dar respuestas a qué es el dinero en realidad ¿y la crisis? Por otro lado, para mí fue un privilegio exponer mi parecer en cuanto a ciertos usos desordenados y, desde mi punto de vista, incorrectos de la escritura y para eso me serví de La asamblea de las letras donde ellas personalmente exponen sus quejas.  El valor de las palabras dentro de la gramática fue lo que me llevo a escribir La ciudad de las palabras.

De todos los cuentos que hay en el libro, ¿cuál fue el primero que escribiste?

El primero que escribí fue La verdadera historia del Sol y la Luna. Salí una mañana de tantas temprano cuando el Sol ya brilla en lo alto del cielo y la Luna está todavía presente, aunque ya cansada y pálida, después de… trabajar toda la noche. Ese momento fue lo que me motivó escribir ese cuento y fue el primero. Después de leerlo el amanecer y el crepúsculo para el lector ya nunca serán lo mismo porque… sabrán lo que hay detrás y… es una historia de amor…

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Como anécdota, a raíz de que los libros cobran vida y con ellos los personajes, puedo contar que estaba escribiendo Solo Eva y estaba en un momento en el que ella está con su amante, me equivoqué y escribí en boca de ella Carlos y, en lugar de corregir, el personaje me contestó: “yo soy Sergio”. Recordé entonces la novela Niebla de Unamuno, uno de mis grandes maestros, en la que el protagonista sale de la novela y va a Salamanca a pedirle cuentas al autor. Por el momento Eva no ha venido a mí para decirme nada, pero como ya hay lectoras que me han pedido una segunda parte, quién sabe…

Y no sé si es una anécdota, pero sí quiero contar que en la primera parte de Solo Eva su abuela le presta un cuento que un enamorado árabe le escribió en su juventud y ese cuento que Eva lee y ante el que queda fascinada es La verdadera historia del Sol y la Luna. Mis lectores van a leerse el mismo cuento que la protagonista de mi novela, una razón más para conectar con ella, tal y como por el momento mis libros están conectados.

María Lucas 8
María Lucas durante la firma de su novela “Solo Eva”.

¿Qué opinas del papel del escritor en las redes sociales?

Me gusta mucho esta pregunta por dos motivos. Hoy día las redes sociales son esenciales en nuestro oficio de escritores. De hecho, es una toma de contacto directo con los lectores y es un placer inmenso, como también lo es mediante ellas exponer puntos de vista literarios, hacer talleres o simplemente que estemos los escritores en contacto. Gracias a las redes yo tengo lectores tanto en diferentes puntos de España como de Estados Unidos y de Latinoamérica que me escriben sobre los libros o me piden consejo de escritura. Es muy gratificante.

 Por otro lado, mediante las redes sociales das a conocer facetas tuyas que quizá antes o en otras circunstancias no hubieras escrito más que en tu intimidad o es posible que ni lo hubieses hecho. Me refiero en mi caso, por ejemplo, a la poesía. Escribo poesía desde hace muy poco en comparación con la narrativa y lo empecé a hacer en redes, casi como un juego. A mis seguidores les gustan mis poemas y eso me satisface y es gracias a las redes. Existen personas que me han dicho que me lance con un libro de poemas, pero… no me atrevo. La poesía me merece mucho respeto y por el momento seguiré con la narrativa y la poesía la dejaré para mis necesidades personales y las publicaré solo en redes. En el futuro… quién sabe…

El otro motivo por el que esta pregunta tiene un papel importante para mí es porque estoy cursando un master de Estudios Literarios y mi trabajo de fin de máster lo voy a encaminar por la relación de las redes sociales con la Literatura. Es un tema muy latente y me va a gustar abarcarlo.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

A mí yo de hace unos años le aconsejaría que investigue más, que aprenda, que luche y que no se conforme con poco. Básicamente le diría que siga escribiendo por amor al oficio pero que aumente cada día más su exigencia. No basta con la imaginación. Hay mucho trabajo detrás…

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Los autores que más me inspiraron a escribir fueron los autores realistas y naturalista durante mi época universitaria mientras estudiaba ambos movimientos. Ese fue el inicio de mi inspiración con Galdós a la cabeza. A partir de ahí fui bebiendo de todo, desde el inigualable Cervantes hasta hoy Eduardo Mendoza, mi muy estimada Rosa Montero y tantos otros clásicos y actuales. Las fuentes de inspiración son inagotables; lo más difícil es cuando hay que darle forma y para eso están los autores de los que se bebe y aprende.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

Mis libros se pueden conseguir en Amazon, en todostuslibros.com, en las páginas web de las respectivas editoriales (Libros indie para Solo Eva y Ediciones Terraignota para Cuentos…), en Casa del Libro o los puedes encargar en tu librería más cercana.

¿Nos recomiendas algún libro?

Podría recomendar decenas de libros buenos de los autores que he nombrado, por ejemplo, pero… aprovecho para recomendar los míos: Solo Eva y Cuentos de luz y de agua…  que espero que sean la compañía preferida de muchos lectores este verano tanto en la playa como en cualquier hora en la que el verano nos pide leer.

En septiembre te diagnosticaron cáncer, ¿cómo afrontaste la situación?

Sí, me dieron el diagnóstico el tres de septiembre y lo pasé muy mal, a pesar de que ya tenía pistas. La situación la afronté haciendo de tripas corazón. Coincidió con el mismo día en el que iba a empezar la promoción de Solo Eva. Tenía planes y proyectos e ilusión porque iba a continuar con mi máster también y todo se me fue al traste. Fue muy difícil para mí afrontarlo. Además, decidí desde el primer momento que no quería hacerlo público y… no lo hice hasta el final cuando pasó lo peor que es la quimioterapia. No obstante, tuve a las personas imprescindibles a mi lado y me ayudaron, aunque…, repito, fue muy difícil.

¿En qué punto de la recuperación te encuentras actualmente?

Actualmente estoy feliz porque ya me siento recuperada y además soy optimista. La quimioterapia, que es el veneno que empieza a fluir por tu sangre y al mismo tiempo el que te cura, terminó hace mucho. Febrero me queda muy lejos y eso fue lo peor. Todo lo demás ha sido y está siendo llevadero. Hoy, veintitrés de junio, termino mis sesiones de radioterapia que es la última fase. Luego tendré visitas oncológicas rutinarias para controlar que no vuelva, y yo tengo fe absoluta que a mí no volverá. Lo he dejado escrito y así será…

María Lucas 2

Escribir durante mi enfermedad para mí era imprescindible y, además, hacerlo sobre la experiencia que estaba viviendo. Vivir un cáncer es un proceso muy duro y a mí me salvó escribir.

María Lucas

Actualmente estás trabajando en un nuevo libro que se titulará “Entre el cáncer, la pandemia y la esperanza”. ¿Qué te ha llevado a escribir esa obra?

Sí, ese será mi nuevo libro y es el que estoy terminando ahora. No es casualidad que coincida con el final de mi tratamiento, porque lo que me llevo a escribirlo fue precisamente la nefasta experiencia a la que me vi sometida: un cáncer en medio de una pandemia que asoló al mundo. Escribir durante mi enfermedad para mí era imprescindible y, además, hacerlo sobre la experiencia que estaba viviendo. Vivir un cáncer es un proceso muy duro y a mí me salvó escribir. Esa última frase la digo mucho a lo largo del libro porque así lo sentía y lo siento hoy. A la paciente oncológica, además de mi ánimo, cambio en mi alimentación, deporte… la salvó la medicina, pero…, a mí como persona, me salvó escribir…

Empezaste a escribir “Entre el cáncer, pandemia y la esperanza” dos semanas después de que te diagnosticaran el cáncer. ¿De dónde sacaste la fuerza para arrancar esta tarea?

Sí, la primera página la escribí diez días después del diagnóstico y, como ya he dicho, escribir era lo que me daba la fuerza. En la lectura del libro se entenderá lo que quiero decir. Lo que me fue complicado y, no sé de dónde saqué la fuerza, fue empezar de nuevo el máster; no obstante, conseguí sacarme la primera parte a base de mucho esfuerzo, y lo continuaré y concluiré en el siguiente curso. He sabido de una persona que con un tumor cerebral se pudo sacar la carrera de enfermería y es por ello que mi parecer y mi poca resistencia era mía exclusivamente. No tiene que ser algo general, pero sí digo de nuevo que escribir me salvó. Como anécdota contaré que cuando hace unas semanas me pusieron la segunda dosis de Moderna tuve efectos secundarios y me recordaban tanto a los de la quimioterapia que lo pasé peor por el recuerdo que por los efectos en sí y… en lo que pensaba mientras sufría el malestar era solo en escribirlo como revulsivo…

¿Qué mensaje le darías a aquellas personas que están sufriendo esta enfermedad?

Aprovecho para decir que estoy a disposición de cualquier Asociación contra el cáncer para dar charlas y ayuda que es a lo que va destinado mi libro.

Y tomando la última palabra del título de mi libro como mensaje a personas que estén afectadas por un cáncer les hago llegar que desde el minuto uno no pierdan la esperanza porque de esto se sale, que se agarren a quienes más quieren y a lo que más les gusta hacer, que no se exijan nada más que vivir, que mediten, que hagan deporte, que respiren hondo tomando un baño de sol real o mental y se llenen de ganas de vivir por los demás y por ellas sobre todo porque… el mundo sin ellas nunca será igual…

Únete a nuestro canal de Telegram

¿Te gustaría conocer la historia de escritores modestos, pero no por ello menos buenos? Únete a nuestro canal de Telegram para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.