fbpx

Elvira Rodríguez triunfa en ventas con el lanzamiento de su nueva novela: «El verano que nos cambió».

Elvira Rodríguez triunfa en ventas con el lanzamiento de su nueva novela: «El verano que nos cambió».

Para quién no te conozca, ¿quién es Elvira Rodríguez? ¿Podemos conocerte bajo algún pseudónimo?

Soy una treintañera, vallisoletana de pies a cabeza, pero afincada en Madrid, que se ha hecho un huequito en mi corazón. Amante de la escritura, las croquetas, las causas perdidas y las series de Netflix. La mayoría de mis lectores me conocen por el nombre de mi blog “Compartiendo Macarrones”, que está hecho para despistar porque no, no es de recetas (es una larga historia). Allí llevo compartiendo mis reflexiones y desvaríos desde 2013, aunque en los últimos años estoy más volcada en las redes sociales, por mucho que el algoritmo de Facebook intente desanimarme.

¿Cuántos libros has publicado?

Publiqué mi primer libro a finales de 2018, “La chica de la mesa cuatro”. Reúne las reflexiones más leídas de mi blog y relatos breves inéditos sobre problemas y experiencias cotidianos: amor, amistad, dudas, miedos, expectativas. Es uno de esos libros que te remueven (los lectores se quejan de que se les caen las lagrimillas en los primeros capítulos), pero que nos hacen compañía en momentos difíciles y que nos ayudan a seguir creciendo. Mi segundo libro publicado, apenas en unas semanas, se titula “El verano que nos cambió”.

El verano que nos cambió - Elvira Rodríguez Compartiendo Macarrones
«El verano que nos cambió», novela de Elvira Rodríguez (Compartiendo Macarrones).

Háblanos sobre tu nueva novela “El verano que nos cambió”.

Se trata de una historia contada de manera cercana y sencilla, como si lo hiciera una amiga. Nos sumerge en la vida de Noa, una joven que, cansada de su trabajo de becaria en una empresa donde no cobra un euro y sus jefes no la valoran, decide ir al pueblo a cuidar de su abuela. Allí descubrirá un secreto familiar y vivirá experiencias que la cambiarán para siempre.

El libro es fruto de dos años y medio de trabajo y reúne todas las características de las novelas que no puedo evitar devorar porque en cada capítulo hay un giro en la historia o un suceso inesperado. Es una montaña de emociones, vaya.

¿Cómo podemos adquirir un ejemplar?

Actualmente no se encuentra en librerías y solo se puede comprar a través del link de mi web. Se envía a domicilio (o donde quiera el lector), dedicada y con un marcapáginas de regalo.

¿Qué le dirías a tus lectores?

Gracias, una y mil veces. Este mundo está lleno de escritores muy capaces con obras muy interesantes. Sin embargo, la mayoría se desconocen porque con la autoedición o con una editorial pequeñita, es complicado tener visibilidad más allá de las redes sociales. Al final, lo más sencillo es ir a la librería y escoger una obra conocida. Por eso, que alguien se decante por un libro desconocido, de una pequeña escritora y que además lo recomiende, me llena de ilusión y agradecimiento.

Elvira Rodríguez posando con El verano que nos cambió Compartiendo Macarrones
Elvira Rodríguez posando con su novela «El verano que nos cambió».

Háblanos más de ti. ¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir?

Depende del momento. He tenido etapas de mucho ajetreo en las que tengo poco tiempo y voy justa de inspiración. Aún así, siempre procuro encontrar algún hueco, aunque sea para escribir un par de frases desordenadas que ayuden a colocar mis ideas, y es que la escritura no es solo una afición, también es una terapia (os animo a que lo probéis).

¿Última lectura? ¿Alguna recomendación?

Con el ajetreo de la novela he leído menos de lo que me gustaría. Ahora he empezado “El arte de engañar al Karma”, de Elisabet Benavent. He leído algún libro de esta escritora y me parece muy ligera y cercana su forma de narrar. Leí hace unos meses  “Conversaciones entre amigos”, de Sally Rooney y “El Cartel” (segunda parte de “El poder del perro”), de Don Winslow.

Pero si tengo que recomendar algún libro, no puedo olvidarme de los pequeños escritora como mi amigo Fran, que de pequeño ya tiene poco con más de 22.000 libros vendidos, y su novela “Perdona, ¿tienes fuego?”. Si te gusta la poesía, Irene Cid publicó un libro precioso “Alas y jaula no caben en la misma frase”. Alberto Martín, otro buen amigo, tiene ya bastantes libros a sus espaldas, pero me quedaría con “Cuando sopla el viento de levante”.

¿Qué opinas de las redes sociales y nuevas tecnologías para mostrar tu trabajo?

Creo que las redes sociales nos han abierto un mundo de posibilidades, aunque cada vez es más complicado ganarse un hueco. El algoritmo de Facebook e Instagram no nos pone las cosas fáciles, y hay que dedicar mucho tiempo a crear el contenido suficiente como para que funcione. Cada vez se prioriza más el contenido de pago frente al orgánico, algo que, para los pequeños artistas, supone arriesgar demasiado y, ocasionalmente, perder dinero. ¡Se palpa la frustración en el ambiente!

¿Qué personaje de un libro elegirías para tener una conversación?

Elisabeth Bennet, del libro Orgullo y prejuicio, que para mí tiene cara de Keira Knightley por la película. Me parece un personaje muy interesante y auténtico.

Para terminar, ¿algún consejo a los nuevos escritores?

Que lo disfruten, que una cosa es escribir y otra tener seguidores, y aunque a veces se nos olvide, lo importante es lo primero. Y que cada pasito que den, por pequeño que sea, es una victoria, y hay que valorarlas todas.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.