fbpx

El escritor Iván Navarro LLuesma nos presenta su recopilatorio de poemas escritos en «Necesaria subjetividad»

El escritor Iván Navarro LLuesma nos presenta su recopilatorio de poemas escritos en «Necesaria subjetividad»

Para quién no te conozca, ¿quién es Iván Navarro LLuesma?

Creo que empezaré explicando a qué me dedico, ya que aquello a lo que nos dedicamos marca considerablemente nuestra vida, y después intentaré contar más cosas sobre mí. Soy psicólogo y trabajo en el ámbito social. Desde segundo de carrera empecé a interesarme por el psicoanálisis tras leer algunos artículos de Freud, y poco después descubrí a Lacan. De forma paralela empecé a leer a Nietzsche, lo cual me condujo irremediablemente a mirar el mundo de un modo particular. Ante todo, a respetar e intentar entender la subjetividad de cada persona, más allá de lo estandarizado y lo general.

Mi infancia la viví en un pueblo de Valencia, con lo que conlleva vivir hace 34 años en un pueblo y no en una ciudad. Era todo más cercano, las calles eran zonas de juego y las amistades se extendían después del colegio. Si había extraescolares era algo más esporádico. Todo tenía otro ritmo, hoy es muy diferente y sobre todo en las ciudades: siempre con el tiempo justo, hay mucha gente, poco contacto y, sobre todo, parece que ahora el estar “conectado” es sustituto de “estar” con alguien.

Para resumir y terminar, tras dar el salto a la universidad y estudiar la carrera mi vida cambió: siempre me gustó pasar tiempo solo (es lo que tiene para mí ser hijo único), aunque en ese momento se acentuó más. Esto me llevó a aficionarme también a la fotografía y hoy en día tengo un perfil en Instagram donde subo las fotos (@lalentedepathosivannavarro). Eso sí, el tiempo que pasaba con la gente era para saber qué era escuchar, lo que me fue permitiendo conocer a las personas y, sobre todo, en la medida que las escuchaba me conocía a mí mismo.

¿Cómo nace tu vena escritora?

Desde pequeño escribo, aunque no lo hacía de este modo claro. Era una forma de divertirme, aunque también había cierta ignorancia: no sabía en aquel momento lo que suponía escribir. Pero todo empezó a cobrar forma gracias a un familiar que me introdujo en el mundo de la lectura y de la escritura. No me daba cosas sencillas para leer: Salinger, Dos Pasos, Agota Kristof, etc. Creo que eso me influyó bastante, porque al principio no sabía muy bien qué leía, me costaba comprenderlo. Pero creo que ahí radicaba su intención: leer, como aprender, es querer descifrar aquello que se te muestra como enigmático.

Así que puede decirse que es desde ahí que empecé a escribir un poco más: relatos cortos, historietas, reflexiones, etc. Y gracias a su supervisión fui recorriendo un camino que iba de la lectura a la escritura, y viceversa, hasta el día de hoy.

¿Qué tal la experiencia de esta publicación?

La verdad fue una sorpresa. Lo envié a la editorial. No las tenía todas conmigo, aunque para mí haber escrito estos poemas me han servido de manera personal y creo que es de eso de lo que se trata. Materializar aspectos de la propia subjetividad y que ello te vaya cambiando, siendo consciente o no. Así que la experiencia está siendo buena, le estoy muy agradecido a la editorial por confiar en el poemario.

¿Qué es lo que más destacarías de “Necesaria subjetividad”?

Principalmente que es una apuesta por la subjetividad. Hoy en día estamos devorados por las cifras, por lo general, por el objetivismo, por el cientificismo… y se deja de lado la parte más humana, la singularidad de la gente por expresar y transmitir las experiencias de sus vidas. Incluso en las consultas se ve esto: personas que vienen buscando una etiqueta generalizante que le diga qué le ocurre en lugar de preguntarse y buscar la respuesta en él o ella.

Aquí intento plasmar que a través de la singularidad y de dar enfoques diferentes a temas comunes, que no generales, se puede extraer una verdad de la subjetividad. De ahí el título.

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribirlo?

Pues es un recopilatorio de varios poemas escritos a lo largo de varios años. Al final me di cuenta de que todos conducían a lo mismo: poner nombre a lo que ocurre desde mis propias palabras.

Hay poemas que tienen 5 o 6 años y otros unos pocos meses. Así que podría decir que me he tomado mi tiempo para recopilarlos.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

La verdad, solo se me ocurre que cuando me dieron el visto bueno para la publicación hacía 4 días que acababa de ser padre. Así que realmente fue toda una sorpresa. Y que la foto de portada del libro es mía, una pequeña muestra de esa afición que anteriormente mencionaba. Además que representa con claridad el título y el contenido del libro.

Iván Navarro LLuesma con su obra «Necesaria subjetividad»

¿Qué opinas de la sociedad actual para el trabajo del escritor?

Hoy en día es muy complejo hacerse un lugar en el mundo literario. Mucha gente escribe y se publican una cantidad ingente de libros. Creo que la dificultad radica en saber sortear el exceso y distanciarse para encontrar tu propia voz. No dejarse arrastrar por modas o tendencias, hacer algo que sea propio. Puede que al principio no tenga mucho éxito y que cueste arrancar: lleva su proceso y su tiempo.

Escribir para mí es algo serio. No creo que pueda considerarme un escritor, escribir implica una responsabilidad. Me refiero con esto a que el que escribe, sea escritor o esté empezando a escribir, está produciendo. Los autores producen y transforman el mundo en el que viven a través del material que elaboran con sus palabras, desde su interpretación; se nutren de él y a la vez la sociedad consume el resultado material del escritor comprando su libro. Y esto es realmente una responsabilidad: ¿qué es aquello que vas a mostrar a los demás y qué repercusión puede tener?

Además, creo que los tiempos actuales de la inmediatez y la industria son un hándicap para la escritura. Escribir lleva su tiempo, a veces hay que dejar las cosas reposar – lo cual puede llevar un par de meses o años – y es posible que cuando vuelves a leerte borres algunas cosas, pongas alguna coma o sencillamente vuelvas a empezar. Ahora apremian demasiado las cosas y la lectura también se ve afectada por ello.

¿Qué autores te han influido más a la hora de escribir?

Principalmente, aunque ya nombré anteriormente unos pocos, en poesía nombraré a Lorca, Pessoa, Pizarnik, Glück, William Carlos Williams, Cesar Vallejo y Octavio Paz (ante todo). En novela o relatos Pierre Rey, Onetti, Kafka, Camus y Carson McCullers. Y del mundo del pensamiento, teniendo en cuenta los que ya dije, Derrida, Leví-Strauss, Eugenio Trías y Barthes.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

Directamente de la página de la Editorial Cuadranta, pidiéndolo en las librerías o acudiendo a las presentaciones del libro.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto?

Sí. Creo que siempre se tienen proyectos en marcha, aunque muchos no salgan adelante. Estoy escribiendo varias cosas a la vez, sin embargo, ahora lo principal son un conjunto de poemas que voy retocando cuando tengo algo de tiempo: añadiendo, quitando, borrando, rehaciendo, etc.

En estos poemas indago en dos dimensiones que se superponen una con la otra: la realidad que hemos construido y vivimos hoy y los recuerdos (que se mezclan entre lo ocurrido y lo que imaginamos) que nos narramos a nosotros mismos en el presente. ¿De esa conjunción se construye nuestra identidad? Es una cuestión que intento responder, no obstante, no sé si lo lograré.

Para terminar, ¿nos recomiendas alguna lectura?

Bueno, primero invitaría a la gente a leerme, pero si eso no les convence hay tres libros que pueden escoger: Los años extraordinarios de Rodrigo Cortés, es el más reciente, con un humor realmente inteligente y con una escritura maravillosa; Claus y Lucas de Agota Kristof, muestra de una escritura extraordinaria, concisa y directa; y Una temporada con Lacan de Pierre Rey – aunque este será complicado conseguirlo – que te adentra en el mundo del psicoanálisis a través de su propia experiencia con Lacan.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.