fbpx

Conversamos con Ana Fueyo sobre su obra “La música nos habla, el simbolismo sonoro y la escucha desnuda»

Conversamos con Ana Fueyo sobre su obra  “La música nos habla, el simbolismo sonoro y la escucha desnuda»

¿Quién es Ana Fueyo?

Una persona sencilla y algo introspectiva que suele estar pensando en cómo funciona la música, en cómo es su misterio y su juego. Siempre he tenido la música como un hobby al que le he dedicado muchísimas horas y neuronas.

¿Cómo nace tu vena escritora?

En realidad, no me había planteado escribir un libro, simplemente quería compartir de alguna manera un aspecto de la música muy fascinante que descubrí hace años y del que raramente se habla.                                                      

 Un buen día empecé a “traducir” seriamente obras de música clásica descodificando los sonidos y el resultado me pareció interesante y digno de un libro.

¿Y tú pasión por la música?

Empecé a tocar de muy pequeña en la banda de música de mi pueblo y me emocionaba profundamente cuando, desde mi perspectiva de niña, aquélla banda sonaba como una gran orquesta… y en medio de aquéllos fortísimos que aparecían sin más, o en el ligero discurrir del vals, o en mitad de los diálogos instrumentales… siempre resonaba en mí la misma pregunta: ¿qué significa todo esto?

Descubrí el jazz cuando viví en Francia y lo estudié algunos años, me parecía fascinante, pero la misma pregunta insistía dentro mío sin poder responderla.

Un día descubrí a Claudio Naranjo y su universo de sabiduría, comencé a leer un libro suyo sobre música y ahí encontré la respuesta a lo que siempre había intuido: la música funciona a modo de lenguaje, es un contenedor de significado y se podía saber qué era lo que decía!                

Su manera de explicar la teoría musical era muy diferente a lo que siempre había estudiado y empecé a jugar a sacarle el significado analizando el simbolismo sonoro a melodías que me gustaban o a fragmentos de obras… Me apasiona hacer eso y de tanto pensarlo e intentarlo, aprendí a hacerlo.

Foto de Ana Fueyo

¿Qué es lo que más destacarías de “La música nos habla, el simbolismo sonoro y la escucha desnuda”?

El descubrir que la música funciona a modo de lenguaje que cualquier persona puede comprender aunque no tenga conocimientos teóricos.

Al re escuchar la música clásica de siempre desde esta perspectiva, se vuelve divertida y muy reconfortante, al dejarnos llevar por el flujo psíquico del compositor y de sus vivencias…  Cuando nos identificamos plenamente con lo que le va sucediendo, la música nos alivia y reconforta.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Hay una anécdota sobre música que me impactó y me inspiró para este libro. Es la historia de Tótila Albert, un poeta y escultor chileno que vivió el siglo pasado. Le sucedió que un día, al escuchar unos discos de Beethoven, sintió que podía comprender profundamente lo que el compositor estaba contando y se decidió a hacer un trabajo poético-musical al respecto. Pero el día que se dispuso a hacerlo y puso el disco, para su sorpresa, escuchó  claramente salir palabras de la música. Se asustó mucho, llegando a pensar que se había vuelto loco, cambió el disco por otros y lo mismo le seguía sucediendo. Finalmente, dejó a un lado su proyecto creativo para convertirse en el “secretario” de Beethoven, Brahms, Schubert… copiando simplemente las palabras que escuchaba salir de la música.

A mí no me sucede tal cosa, ¡ojalá fuera así!, a día de hoy me tengo que estrujar la cabeza y escuchar cien veces una obra para comprender lo que puede estar contando…

¿Qué pretendes evocar en el lector con la lectura de su obra?

El lector encontrará una “entrada secreta” al mundo interno de la música, que es su verdadero territorio y el de la vida misma… y además, lo hará a través de la escucha de obras de arte sonoro universales. De repente, la música clásica no será aburrida, el lector entrará naturalmente en su juego que es también un juego de espejos, porque para entrar en el mundo interno de la música hay que entrar, a través del reflejo, en el propio. Con este libro se aprende a escuchar música con otros oídos.

¿Cuál ha sido tu experiencia con la Editorial Círculo Rojo?

No me canso de repetir lo bueno que ha sido trabajar con Círculo Rojo. Por la profesionalidad, el buen trato, la fluidez y sencillez del proceso, sin demoras.

Estoy muy contenta de haber elegido esta editorial y sólo tengo palabras de agradecimiento hacia ella.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

La mayor inspiración la he tenido de Claudio Naranjo, de hecho le he dedicado el libro. Su manera de tratar la música con tanta profundidad me emocionó desde el primer momento.

¿Dónde se pueden conseguir tus libros?

En cualquier librería se puede conseguir, a través de internet… su versión digital está en Amazon también.

Libro «La música nos habla, el simbolismo sonoro y la escucha desnuda» del autor Ana Fueyo

¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.