fbpx

Charlamos con la polifacética escritora Eva Robledo, que nos presenta su primera obra «Las escuelas andan con muletas».

Charlamos con la polifacética escritora Eva Robledo, que nos presenta su primera obra «Las escuelas andan con muletas».

Para quién no te conozca: ¿Quién es Eva Robledo?

Eva Robledo es una mujer que pasó por fases muy profundas en su vida. Desde pequeña tuve que esconder mi verdadera identidad de género, mi potencial creativo, el verdadero ser que era. Esta sociedad, la escuela y los entornos en los que me desenvolvía no respondían a mis verdaderas necesidades. Opté por crear un personaje, esconder mi creatividad, meterme en una cueva donde siempre era invierno, y dejarme tragar por el Ogro: El miedo.

En mi infancia me sentía atraída por el ámbito artístico: me gustaba crear, ser actriz, cantar, bailar, diseñar vestidos, construir y decorar casas ( la visita y la estancia en la montaña hizo posible obtener recursos para edificar mis casas. Utilizaba elementos de la naturaleza y de los hogares que habitaban en alrededores). Todo esto lo fui perdiendo en las escuelas. Pasé a ser un cromo más de un álbum.

A medida que fue transcurriendo mi vida, el ámbito artístico me perseguía, pero no tuve posibilidades para desarrollar mis dones de arte.

Llegó el momento de elegir una carrera universitaria. Me gustaba mucho la psicología. En esta rama se pedían muchos requisitos y opté por magisterio en la especialidad de educación infantil. Más adelante pensé, con el curso puente estudio psicología, pero no fue así.

Me quedé en las escuelas y conviví en ellas durante veinte años. Los niños me abrieron los ojos, me despertaron. Ellos me enseñaron a enseñar. Cuando no hay maestros todos somos maestros. Recuperé mi creatividad, me reconstruí a mi misma. Nací de nuevo a quién era realmente.

No tardé mucho en darme cuenta de que el sistema que sostenía a las escuelas era rígido, insípido, manipulador, mecánico, difuso, en una palabra, una habitación vacía sin sentido. A partir de aquí fui aprendiendo a escuchar a los niños. Empecé a respetarlos. Lo dejé ser. El dejar ser significa que tienes que dejar ser al niño en toda su integridad, dejar que todo sea desde su naturaleza. Esto es muy intenso y hay que saber sostenerlo ya que todo ocupa su lugar y necesita su espacio. Dejar ser no es libertinaje como algunos confunden. Es respetar la verdadera expresión del niño. Comprendí su verdadera realidad, su verdadera forma de vivir, sentir, amar, caminar, pensar…Esto es de un gran respeto. Cuando tu respetas a un niño y lo dejas ser, ese niño te amará.

Para dejar que esto ocurriese tuve que luchar mucho por mostrar otro tipo de enseñanza. Tuve enfrentamientos, e incomprensión. Tal defensa me llevó a pronunciarme en muchos desacuerdos, muchos no ya que las pautas que se marcaban no las consideraba en beneficio del verdadero potencial de los niños, y el no rotundo a valorar su valía. Para mi los niños no tienen que ser evaluados y más de la forma que se hace porque no recoge este formato de papel, su integridad grandiosa. Los niños tienen que aprender a buscar la valía en ellos mismos y no en los demás.

Todo este enfoque me ha llevado en dos ocasiones a ser suspendida de empleo. Una hace ya quince años y otra ahora en estos últimos meses.

También soy escenógrafa. Esta modalidad me permitió trabajar con los que “llaman superdotados, discapacitados psíquicos y motrices”( para mi esto es una etiqueta más.  No me gusta llamarlos así ya que son seres que tienen grandes y maravillosos potenciales) en talleres de creatividad, arte, expresión corporal: Exposiciones de obras artísticas, en la Casa de la Cultura Azuqueca de Henares, actuaciones expresión corporal en Teatro Moderno y Casa cultura de Guadalajara.

Talleres de creatividad lingüística y artística: “Superdotados”.

Excelente y original Cuentacuentos. Un gran talento para contar cuentos desde esta modalidad. Los niños disfrutan muchísimo: ríen, se entusiasman y se emocionan con gran intensidad.

Un gran talento para hacer teatro con los niños.

Se me conoce por la gran creatividad que me caracteriza en todos los ámbitos del contexto escolar. Los niños me recordaron quien era.

Se me conoce por el vínculo tan fuerte que tengo con los niños: ellos siempre me han amado con todo su corazón y este acontecimiento ha sido mutuo.

Me dicen, ¿qué tienen tus alumnos? Tienen algo especial. Yo les digo que son niños igual que otros. La diferencia es que los dejé ser. Y esa luz se hace presente y está donde ellos estén.

Conferenciante de temas de educación, crecimiento, creatividad.

Charlas con padres (aprovechabas las reuniones de padres que se ofrecían cada trimestre en la escuela para dar espacios a otros temas de educación, relación con sus hijos, talentos y dones, el verdadero potencial)

Conferencias en La Universidad Complutense y Autónoma de Madrid:  – Temas de Educación Sexual (la transexualidad, estereotipos sexuales), Temas Educación en las escuelas, Educación Emocional.

Se me conoce por mi tesón, mi gran capacidad de improvisación y por hablar desde la experiencia pura.

Lectura de «Las escuelas andan con muletas»

¿Cómo nace tu vena escritora?

Cuando leía a algunos autores se hacía un clic dentro de mí. Era como si cada autor me dijera, tú eres la siguiente, eres una gran escritora. Lo dejaba en esa intuición.

Al iniciar mi andadura con los niños, mi creatividad se fue disparando año tras año. Ellos me inspiraban a escribir desde canciones, cuentos, reflexiones, citas sobre el ser. Empecé a descubrir su mundo y como se relacionaban con sus papás. Esto me ofreció un sinfín de experiencias que desembocaron en conocimiento que desembocó en escritura.

La necesidad de expresar al mundo que los niños son reyes de la creación y que tenemos que respetarlos para que tengan su propia historia de vida. Ellos tienen que ser los verdaderos arquitectos de sus almas. Se necesita otro tipo de enseñanza y la clave la tienen los niños. Hay que educar desde los niños (esto es tenerlos en cuenta) y no para los niños (esto es excluirlos).

También he tenido atracción por los temas de crecimiento, por temas transcendentales. De pequeña viví experiencias muy profundas y transcendentales. Han tenido que pasar muchos años para comprenderlas. Aún así son experiencias que te ofrecen un conocimiento que siempre está vivo y evoluciona a mayor sabiduría. Este contenido es otra pluma que me invita a escribir.

La creatividad y la forma de contar la vida que puedes plasmar en los cuentos hizo que los ilustrase y los escribiese.

¿Cuántos libros has publicado ya?

El conocimiento hasta ahora siempre lo había transmitido de forma oral en conferencias, charlas. Para mi era más directo y me sentía más cercana a las personas con esta modalidad. Escribía artículos, cuentos, reflexiones sobre la educación, citas mías, sobre temas de crecimiento (reflexiones muy profundas), iniciaba libros de crecimiento, pero todo lo dejaba en archivo.

Este es mi primer libro. Estoy empezando a movilizar mis cuentos para que sean publicados y la escritura en poesía que también me defiendo bastante bien.

He colaborado en el libro: Transexualidad, Adolescencia y Educación (Octavio Moreno y Luis Puche) en el apartado: La puerta de atrás de la escuela.

A partir de aquí la pluma ha empezado a despegar y no sé en qué ciudad (libro, cuento), aterrizaré.

¿Qué es lo que más destacarías de «Las Escuelas andan con muletas»?

Es un libro para todos.

El rugido del niño: ¡Déjame ser!

El dejar ser sería la cura de todas las enfermedades, males y represiones de esta sociedad. Represiones que continúan en la familia y en la escuela.

Este sistema educativo es experto en manipular, controlar, deteriorar el verdadero potencial de los niños. Y de los niños hasta adolescentes, y de los adolescentes hasta el adulto y anciano actual. Yo he manteado este tipo de educación para sacudir todo lo que estorba y se pone en medio de la verdadera creación de los niños, su creatividad, su libertad de pensar, ser, sentir, hablar, elegir, que les corresponde a ellos por propio derecho.

Quiero manifestar que el niño tiene que crecer desde él mismo. Ya viene al mundo con todo lo que necesita para desarrollar su potencial. Lo que tiene que hacer y quien tiene que ser. Comprobado desde la experiencia pura.

Destaco que es un sistema enfermizo disfrazado con todo tipo de “trajes” para ser un carnaval de mentiras todos los días.

Eva y el sistema se conocen muy bien.

También es una ayuda para entender todos los condicionantes que obstaculizan para tener un vinculo sano con los niños. Desde familias y todos los que tengan contacto con estos maravillosos y sabios seres.

Este libro se topará contigo.

¿Alguna anécdota que puedas contarnos?

Con los niños puedes vivir muchas anécdotas. Lo curioso de esto es que ellos utilizan las anécdotas para enseñarnos y para mostrarnos lo seres de luz que son.

Yo he trabajado mucho que hablen con su corazón. Y en una ocasión un niño estaba corriendo por la clase jugando al <pilla pilla> y se cayó. Se torció el brazo y se puso a llorar. Yo en ese momento lo primero que se me vino a la mente fue: Piensa en tu corazón: HAS SANADO. Y el niño en poco tiempo dejó de llorar y se incorporó de nuevo a su juego.

Un niño si tiene un conflicto viene otro y le recuerda: Pídele a tu corazón que…

¿Qué puedes provocar en el lector con la lectura de tu obra?

Creo que le va a resultar muy familiar lo que cuento en el libro porque todos, todos vivimos este tipo de enseñanza reprimida y manipuladora, donde nuestro verdadero potencial quedó en tiempos de Maricastaña. Se van a ver reflejados en las palabras.

Un despertar a que hay que empezar desde la infancia a dejar ser, ya que es la clave para etapas posteriores.

El niño: yo soy lo que quiero ser. Es mi libertad y mi derecho.

Quiero ser desde mis talentos, mis dones porque eso es lo que quiero entregar a este mundo.

En los padres va a provocar que sean mas conscientes de lo que depositan en sus hijos y las consecuencias que puede tener en su desarrollo. Evolucionarán desde otro actuar porque se embarcarán en un nuevo aprendizaje que agradecerán. Darse cuenta de los escombros que son las escuelas y que se alzan disfrazadas de respeto en bellos palacios.

¿Qué consejo te gustaría darle como escritor a tu yo de hace unos años?

Creo que mi yo escritor de hace años me ha demostrado que el momento más adecuado para escribir llega y el latido de tu corazón te lo indicará. En este caso, ha sido, al contrario. Mi yo escritor de hace años me ha dado el consejo a mí.

¿Cuál ha sido tu experiencia con Círculo Rojo?

Yo no fui en busca de Círculo Rojo. Círculo Rojo me encontró y me llamó a mí. Me explico:

Yo resido en Guadalajara y todos los días iba a mi trabajo que estaba en Madrid. Cuando me suspendieron en el trabajo, yo seguí yendo a Madrid. Me suelo bajar en la estación de Atocha.

Un día al subir las escaleras al término de estas, me tope con una gigantesca cartelera que anunciaba la editorial Círculo Rojo, y una pregunta decía: ¿Quieres publicar tu libro?. Yo dije si. Pero pasé por su lado sin apenas prestarle atención. Cuando di unos pocos pasos, una llamada interna se apoderó de mí reenviándome de nuevo a la cartelera. Y la cartelera me dijo: Lee todo lo que hay aquí. Lo que hice fue echar una foto para tener todos los datos. Lo dejé archivado en el teléfono. No me volví a acordar. Hasta la mañana siguiente que me encontré con la cartelera. De nuevo me dijo: ¡Tienes que escribir!  ¡Ha llegado el momento!

Lo medité y me di cuenta que realmente era el momento.

Escribí la obra sin ponerme en contacto con Círculo Rojo. Cuando la terminé. Me puse a investigar sobre otras editoriales e incluso envié el manuscrito y estas se pusieron en contacto conmigo. Cada vez que visitaba una editorial que no fuera Círculo rojo, se proyectaba en mi mente un circulo rojo y se me anunciaba que era la editorial con la que tenía que trabajar. Además en mi comedor tengo una replica de un cuadro de Miró y en su obra aparece un circulo rojo bastante llamativo. El cuadro también me habló y me lo decía cada vez que me tendía en mi sofá y lo contemplaba. Yo hasta ahora no sabía nada de Círculo Rojo. Se fue desvaneciendo el ponerme en contacto con otras editoriales y empecé a investigar sobre Círculo Rojo. No sabía como funcionaban las editoriales, cual era su proceso o su seguimiento y lo aprendí a través de todo el equipo. Mi obra fue tenida en cuenta y eso me emocionó mucho. Me ponía en contacto con el equipo para resolver mis dudas y fui atendida. En poco tiempo salió a la luz este manuscrito que estoy segura que va a llegar a las manos de muchísimas personas.

¿Dónde se puede conseguir tu libro?

Se pueden conseguir en Libros c.c, Editorial de Círculo Rojo, Amazon, Casa del libro, Corte Inglés, Fnac.

¿Qué autores te han inspirado más a la hora de escribir?

Siempre que he leído autores y lo he comentado anteriormente. Es como si dijeran, ahora tenemos que leerte a ti. La mayoría de los autores que he leído nadie me los recomendó. Me encontré en mi andadura con ellos. Uno de los que más  me han inspirado a escribir ha sido Neville Goddard.


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.