fbpx

Charlamos con Ferran Castellarnau Fort, sobre su obra publicada con Círculo Rojo, “Las cavilaciones de Epimeteo, el primer educador social”.

Charlamos con Ferran Castellarnau Fort, sobre su obra publicada con Círculo Rojo, “Las cavilaciones de Epimeteo, el primer educador social”.
  • Tus relatos ofrecen una mirada profunda sobre la educación social. ¿Qué te inspiró a escribir “Las Cavilaciones de Epimeteo” y explorar este tema desde tu experiencia profesional?

Para mí, escribir es una herramienta de autoconocimento y de consciencia personal. Siempre escribo sobre lo que me pasa o sobre lo que pienso. De esta manera, puedo tener una visión más amplia y me permite estructurar ciertos pensamientos, que surgen de mi práctica diaria como educador social. 

  • Tu libro aborda temas como la precariedad laboral y los obstáculos burocráticos en la educación social. ¿Qué desafíos consideras más urgentes y relevantes en el campo hoy en día?

La precariedad laboral del sector social es ampliamente conocida. No es casualidad ni tampoco un hecho puntual. Nos encargamos de tapar y a veces solucionar, las desigualdades promovidas por un sistema extenuante. Esto hace que nuestra profesión, en ciertos ámbitos sea una profesión molesta o reducida a la beneficencia. Por eso urge, dar el lugar que le pertenece a nuestro oficio. Y entre muchas otras cosas, pasa por un reconocimiento económico, por una conciliación laboral, por una protección en los sitos de trabajo, por evitar el intrusismo, etc. 

  • ¿Cómo crees que tu formación como integrador y educador social ha influido en tu estilo de escritura y en la forma en que abordas estas temáticas en tu libro?

Las formaciones que he hecho a lo largo de mi vida han influido mucho en mi forma de pensar y de vivir. Por lo tanto, también han modificado la manera en la que escribo. Pienso que la formación, es algo vital para las profesiones que atendemos a personas. Porque las prácticas evolucionan y hay que estar atentos a las nuevas necesidades y formas de estar en el mundo. Para eso, hay que formarse continuamente.  

  • Los vínculos y conexiones humanas son un foco importante en tu obra. ¿Podrías compartir alguna experiencia personal que ilustre la importancia de estos vínculos en tu trabajo?

El vínculo es algo imprescindible para la vida. Es la consciencia de saber que la otra persona, en caso de necesidad, podrá sostenerte con seguridad y presencia. Sin vínculo no hay vida. En el caso de las educadoras sociales, tenemos la obligación de crear y fomentar el vínculo, sin crear dependencia, que a veces se entiende mal el concepto.  Se demuestra en muchas ocasiones durante el día, pero se hace más visible cuando alguien necesita ser sostenido. Y si estás plenamente presente y con tranquilidad, generarás una conexión con el otro que te permitirá acercarte a esa persona desde una proximidad que de otra forma sería impensable. 

  • ¿Cuál es el mensaje principal que esperas transmitir a los lectores a través de “Las Cavilaciones de Epimeteo”? ¿Qué te gustaría que se llevaran después de leer tus relatos?

Que sientan el sector social tan cerca como sienten la sanidad o la educación. Porque somos un parte básica del Estado del Bienestar, pero mucho más desconocida y olvidada. El libro recoge relatos y reflexiones diarias que muchas educadoras sociales se pueden plantear en su día a día. Esto hace que sea fácil de leer, nada académico y muy cercano, además al estar redactado en primera persona hace que el lector tenga la sensación de proximidad. Esta recomendado para cualquier persona, no hace falte tener conocimientos de nada ni estar habituado con el sector social.

Ferran Castellarnau Fort posando para Elescritor.es.
  • Mencionas que la escritura es tu método de reflexión. ¿Cómo ha impactado escribir este libro en tu visión o comprensión personal del trabajo socioeducativo?

Como decía antes, la escritura es una herramienta muy potente que me sirve para conocerme mejor y poder ver las cosas con distancia. De esta manera, me permite revisar mis prácticas socioeducativas y poder analizar con calma todo aquello que me pasa en mi trabajo. Es una forma terapéutica de exteriorizar, sin mucho filtro, todo lo que pienso. Luego le puedo dar forma y estructurarlo, pero la función principal de la escritura para mí, es ofrecerme ese espacio de supervisión. 

  • Como director de un CRAE y profesor colaborador, ¿cómo encuentras el equilibrio entre tu labor profesional, la escritura y la enseñanza?

Las dos cosas van de la mano. La distancia entre lo académico y lo práctico genera graves confrontaciones en muchos sectores. Creo que la calve es poder combinar las dos cosas. Si sólo te centras en el ámbito académico, corres el riesgo de perderte entre teorías y te puedes alejar de la realidad que vive el sector. Pero si solo puedes estar en el campo práctico, pero no te actualizas, también puedes caer en el peligro de quedar lejos de los debates y las teorías innovadoras. Por eso creo que conjugar la práctica y la academia, para mí es muy enriquecedor. 

  • ¿Qué papel crees que debería jugar la literatura o la escritura en la concientización y el cambio social, particularmente en el campo de la educación social?

Siempre he defendido que las educadoras sociales tenemos que escribir mucho más. Porque somos un oficio con mucho interés y con mucho potencial, pero escribimos poco sobre lo que hacemos. Otras profesiones con más recorrido, ya tienen un rol bastante claro (en el ámbito sanitario o educativo). Pero nuestra profesión debe escribir para contar aquello que nos pasa, aquello que hacemos y sobre todo, para mostrar lo importante que son los cuidados para la sociedad actual. 

Obra de Ferran Castellarnau Fort.
  • ¿Qué aspecto de tu trabajo como educador social crees que no se comprende lo suficiente o que merece más atención por parte de la sociedad en general?

Todo en general. Como digo, nuestra profesión forma parte de un ámbito bastante marginal y que acontece en submundos poco conocidos. Esto hace que no se sepa mucho que es la educación social, o que se menosprecie o se asimile a la caridad. Necesitamos hablar y escribir sobre nuestro oficio, precisamente para dignificarlo. 

  • ¿Cómo ha sido tu experiencia publicando con la editorial Círculo Rojo? ¿Qué destacarías de esta colaboración en la publicación de “Las Cavilaciones de Epimeteo”?

Ha sido todo muy fácil y rápido. La verdad es que me han acompañado mucho durante el proceso y ha sido todo muy ágil. 


¿Te gustaría conocer las apasionantes historias de escritores modestos, pero no por ello menos buenos?

Únete a nuestro canal de Telegram (es gratis) para ayudarnos a darles voz a esos escritores que necesitan un empujón. Sus vivencias e historias para publicar sus libros, su pelea para hacerse un hueco y su mensaje es igual o mejor que el de cualquier top ventas. Únete a nuestro canal para descubrirlos y apoyarles.

https://t.me/elescritor_es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *