A través de mi flequillo: 7. West Cork.

A través de mi flequillo: 7. West Cork.

Hoy os voy a llevar a un trocito de Irlanda que, a mí en especial, me gusta mucho. Quizá le tenga cariño porque es el lugar donde pase una de esas olas del COVID.

Empecemos por el principio… Yo había decidido pasar las navidades en Cork (no iban a ser unas navidades normales, además de PCRs, cuarentenas…) así que, la nochevieja la pasaría con una amiga y gente nueva que conocería ese día. Mi familia de acogida se había ido a pasar esos días a West Cork.

Recuerdo que empezaron a subir bastante los casos y el 31 de diciembre nos dijeron que ese mismo día entraríamos de nuevo en otro confinamiento (solo podríamos salir a 5km de nuestra casa y no se permitía juntarse con nadie que no fuera nuestro conviviente). Finalmente no pude ir a esa cena y pasé la nochevieja sola en casa (eso sí, no me faltaron buenas croquetas caseras, langostinos y uvas).

Los casos no bajaban, así que parecía que esto se iba a alargar más de la cuenta, además, los colegios no abrirían (darían las clases online) …

Mi familia de acogida opto por pasar el confinamiento en esa otra casa, ya que esta, está en la playa. Tendríamos algo más de libertad, los niños podrían estar con sus primos (estaban todos viviendo en la misma casa) y todo sería más ameno, así que, en cuanto pasaron unos días yo me fui para allí con ellos.

Como ya os he dicho, esta casa está en West Cork (para mí, uno de los sitios más bonitos de Irlanda), así que cuando llegaba el fin de semana yo cogía mi coche y me iba a visitar los lugares más cercanos, entre ellos estos 3 que os voy a enseñar a continuación (os podría poner más, pero no es plan de tirarme aquí hasta mañana).

En el número 1:

“Three Castle Head”

Este lugar lo tiene todo. Aparcas el coche frente a unos acantilados en los que, si el mar está salvaje, sentarte y observarlo es increíble. Un poco de senderismo por unos campos en los que el camino no está realmente marcado, pero acabas encontrando el sitio por donde ir. Después de un rato caminando, nos encontramos con un lago y unos castillos en ruinas, el lugar perfecto (si no hay viento) para un picnic. Si seguimos investigando la zona, podremos disfrutar de unas vistas impresionantes, de más acantilados y de una paz inmejorable.

En el número 2:

“Sheep´s Head Lighthouse”

Para llegar hasta el comienzo del camino, hay que ir en coche por una “carretera” en la que es mejor no encontrarse un coche de frente (aunque he de decir que aquí en Irlanda, la mayoría son así). La ruta, que es fácil (se puede hacer con niños), te lleva directo a un pequeño faro con unas vistas de vértigo. Para volver al aparcamiento, se puede volver por el mismo camino o ir un poco más a la aventura y disfrutar de unas vistas mejores.

Lago Sheep´s Head
Faro Sheep´s Head

Camino Faro Sheep´s Head

Faro Sheep´s Head

En el número 3:

“Crookhaven y sus playas”

Es un pueblo muy pequeño que en invierno está vacío y en verano está que no entra un alfiler. Cuando yo estuve allí, no había nada que hacer ya que por causa del COVID todo estaba cerrado, pero dar un paseo por sus 4 calles y por sus playas es suficiente para pasar un buen rato.

Panorámica Crookhaven
Casas Crookhaven
Vistas desde Crookhaven
Crookhaven

Playa Galley Cove: tiene un color azulado precioso. En está playa se pueden observar focas muy cerca de la orilla.

Galley Cove

Playa Lackenakea Bay: una playa de piedras en la que se puede disfrutar del sonido de las olas.

Playa
Lackenakea

Playa Barleycove: famosa para hacer surf. Yo lo intenté una vez, pero las olas venían de todas las direcciones y demasiado fuertes así que, no lo disfruté.

Playa Barleycove

Este confinamiento duró unos 2 meses, en los que aprendí la mayor parte de mi inglés. Pasar 24 horas con 12 personas hablando solo esta lengua es de mucha ayuda jaja

Le tengo mucho cariño a esta zona. Cada vez que alguien me dice que va a visitar West Cork no puedo evitar acordarme de esos momentos que tanto he disfrutado.

En estos sitios, pasé mis horas muertas, aprendí a valorar esos momentos a solas conmigo misma y supe aprovechar esas cosas que la naturaleza nos ofrece de gratis.

Espero que con estas fotos (que son solo una pequeña parte de este lugar), os entren un poquito de ganas de visitar este país. Esta isla esmeralda a mi me tiene enamorada.

Seguiré subiendo lugares que yo haya visitado y me hayan gustado para que así, podáis haceros una idea de lo que podéis encontrar si venís de visita.

Para más fotos de mis viajes, podéis meteros en mi perfil de Instagram: Carmen Arastey (@carmenarastey93) • Fotos y videos de Instagram, ahí tenéis lugares increíbles en mis historias destacadas, separadas por los diferentes condados que tiene Irlanda.

Nos leemos en el siguiente post 🙂

Carmen Arastey
Últimas entradas de Carmen Arastey (ver todo)

2 thoughts on “A través de mi flequillo: 7. West Cork.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.