A través de mi flequillo: 3. Comienza la aventura.

A través de mi flequillo: 3. Comienza la aventura.

Empiezo a vaciar armarios, a meter todo en cajas y a dejar la maleta casi lista. En Spotify suena “Como si fueras a morir mañana” de Leiva, esa canción que tanto me transmite y que tantas veces me ha empujado a hacerlo.

Tengo una sensación de agobio, también siento pena, miedo, ganas… ¿Se pueden tener estos sentimientos contradictorios a la vez?

Sólo quedan 3 días y estaré de lleno en esta nueva etapa.

Esta idea llevaba tiempo en mi cabeza, pero siempre tenemos algo que nos ata. Unas veces es una pareja, otras un trabajo, otras, simplemente el miedo. Pero ¿Cuándo ya no tienes nada de eso? ¿Cuándo sientes que ya no tienes nada que perder?

A veces, la vida consta de echarle narices y arriesgarse… ¿Qué puede salir mal?

Ahora mismo no me importa. Quiero disfrutar del momento, ver la parte buena de cada cosa que me pase y sobre todo ¡No quedarme con las ganas!

Ilustración personalizada de @lindisima.amapola

Llegó el día. Son las 4 de la mañana. Termino de empaquetar mis cosas y voy de camino al aeropuerto. Hoy cogeré mi primer avión, ese que me llevará directo a una nueva vida. Y como podéis ver en la siguiente foto, el cielo de Bilbao no me podía ofrecer una mejor despedida.

Aeropuerto de Bilbao

Mientras estoy en el avión voy disfrutando de las vistas. Me gusta estar en las alturas. Este momento me transmite paz, serenidad… Ver como los edificios se van haciendo pequeños hasta que dejan de verse y dan paso a una manta blanca de nubes.

El viaje se me hace un poco largo. Tengo que hacer escala en Barcelona y cuando llego a Dublín coger un autobús que me lleva a Cork.

Estamos en mitad de una pandemia, asique cuando llego a mi destino necesito hacer 15 días de cuarentena en un apartamento. No es el mejor comienzo de una aventura, pero me vendrá bien pasar este tiempo sola, pensar en lo que estoy haciendo y en lo que me espera.

Carmen Arastey

Para mi asombro estos días pasan mucho más rápido de lo que yo me esperaba. (Netflix ha sido un buen acompañante).

Por fin conozco a mi familia de acogida en persona. Solo nos habíamos visto una vez por videollamada y el resto lo habíamos hablado vía “whatsapp” así que, realmente no sabía lo que me esperaba.

Ellos me hacen sentir como en casa, como una más de la familia. Veo a los niños por primera vez y solo con verlos ya siento que los quiero. Nada más verme me dan un abrazo y en ese mismo instante sé que he hecho lo correcto. No les entiendo absolutamente nada (detalle importante: mi nivel de inglés es casi nulo. Lo que he podido aprender dando clases con una amiga 2 días a la semana durante un mes).

Sin ni siquiera deshacer la maleta me pongo a jugar con ellos. Empezamos poniéndonos unas capas de superhéroes y corremos por el salón. Nos hacemos cosquillas los unos a los otros y para cuando quiero darme cuenta he superado el primer día con éxito.

Siento que sí, que he acertado en mi decisión. Que estoy donde quiero estar. No será fácil estar lejos de casa, de los míos pero, es más fácil cuando estas en el sitio adecuado y con la gente adecuada.

Ahora sí que sí, ¡Comienza la aventura!

Nos leemos en el siguiente post 🙂

Atardecer desde mi ventana

Carmen Arastey (@carmenarastey93) • Fotos y videos de Instagram

Como si fueras a morir mañana, Leiva
Carmen Arastey
Últimas entradas de Carmen Arastey (ver todo)

3 thoughts on “A través de mi flequillo: 3. Comienza la aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.